martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Mascotas
24 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

La higiene del gato puede tener algun inconveniente

0
Comentarios


El gato es un animal limpio por naturaleza y por eso se asea lamiéndose el cuerpo varias veces al día. Durante este acto suele tragar bastante pelo, especialmente cuando se encuentra en la época de muda, que es estacional y se produce sobre todo en primavera y otoño, cuando el animal cambia su pelaje por otro nuevo más adecuado al cambio climático que se avecina.

La higiene del gato puede tener algun inconveniente
Foto:


Cuando el gato se higieniza en época de muda, es cuando más pelo muerto suele tragar y cuando hay que prestar especial atención para proporcionarle los medios adecuados y así evitar problemas de salud si la mascota ingiere una excesiva cantidad de pelo. El consejo del médico veterinario resultará fundamental para evitar problemas de salud graves en el animal.

Los gatos más propensos a sufrir estos problemas son los de pelo largo y los más viejos, ya que éstos además de tener menos fuerzas para limpiarse solos, tienen el sistema digestivo más lento y delicado, y la eliminación del pelo por las heces se hace mucho más dificultosa. Conviene considerar que aunque hay que tener especial cuidado en estas dos situaciones, también es importante vigilar a los gatos de pelo corto, porque tampoco están exentos de este problema.

El gato, al asearse, va tragando pelo, y éste va formando bolas más o menos grandes que terminan en las heces del animal siguiendo el proceso normal de la digestión. Pero a veces, el gato siente molestias porque no digiere bien el pelo, y entonces se dedica a mordisquear plantas. Esta conducta, que no es aprobada por muchos dueños, debería ser estimulada, ya que es la mejor manera natural de que esas bolas de pelo atraviesen el intestino del animal sin causarle un daño mayor.

Es conveniente saber que hay dos tipos de plantas que les encantan a los gatos, sobre todo para ayudar a este proceso digestivo. Una es la Nepeta, también conocida como Nébeda o Nepeta cataria, y la otra es la Valeriana. Sin embargo no es imprescindible disponer de estas especies porque cualquier otra planta herbácea cumple el mismo fin. Por ejemplo se puede plantar en una maceta semillas de trigo y cebada, que también les gustarán. Lo importante es que sean hierbas tiernas y jugosas. Si no se les proporciona estas plantas, lo más probable es que los gatos se dediquen a morder el resto de plantas del jardín, con el riesgo de que alguna sea tóxica y genere situaciones más riesgosas para el animal.

En muchos comercios y veterinarias venden semillas conocidas como "hierba gatera", para ser plantadas y ofrecidas a las mascotas. Se trata de semillas de cebada, trigo y avena entre otras, que son efectivas y fáciles de conseguir. Al comer hierbas, el gato regurgitará, expulsando el pelo molesto, acompañado de todo lo que en ese momento tenga en el estómago. Pero no hay que asustarse, porque en forma inmediata el animal se encontrará mucho mejor y comenzará a comer de nuevo, a beber agua y a jugar, ya que se ha liberado de la molestia que sentía.

Además de proporcionarle plantas adecuadas para que el gato se purgue en forma natural, es conveniente tomar otras medidas de prevención, como cepillarlo con cierta frecuencia para liberarlo de los pelos muertos de su pelaje. Lo ideal es pasarle el cepillo a contrapelo, para eliminar los pelos que sobran, y después en el sentido contrario. También se puede añadir más fibra a su dieta en forma de verdura o salvado, para facilitar la digestión, y también se le puede dar malta de vez en cuando, que es una pasta que venden en tubos y que a muchos gatos les agrada, aunque otros no pueden ni olerla. En casos más graves será necesario acudir a los laxantes o medicamentos recetados por el veterinario. De cualquier manera lo mejor siempre es prevenir, ya que si se deja que el problema avance, se puede llegar al extremo de tener que acudir a la intervención quirúrgica, porque se le podría producir una oclusión intestinal, que aunque es rara, es bastante peligrosa.

También es una ayuda el baño regular, aunque la tarea de bañar a un gato es realmente complicada si el animal no está acostumbrado desde cachorro. Como realmente, el gato es un animal que dedica mucho tiempo del día a su propio aseo, el baño sólo debería practicarse cuando sea necesario, si realmente está sucio, en el caso de gatos que salen al jardín o al campo, antes de una exposición, por ejemplo, o en el caso de que algún tratamiento dermatológico lo requiera.

      Embed




Comentarios Facebook