jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Polideportivo
23 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Entre el sueño y el peligro de domar las olas de Hawaii

0
Comentarios


Santiago Muñiz se juega su última carta de ser el primer argentino en entrar a la elite del surf. Lo hará en la meca de su deporte, que tiene exigencia top por lo grande de sus olas, los corales cerca de la superficie y los tiburones que rondan.

Entre el sueño y el peligro de domar las olas de Hawaii
Foto:

Hawaii es la meca. Allí nació el surf y, por tradición, olas y glamour, se trata del lugar que todo surfista, sea amateur o profesional, desea visitar para intentar cabalgar algunas de sus majestuosas olas. Y ni hablar si de competir hablamos. Por estos días este privilegio lo tiene Santiago Muñiz, el mejor argentino de la actualidad, quien aún persigue el sueño de ser el primero en llegar al reducido grupo de 34 que forman el Championship Tour (CT). En estas islas del Pacífico se corre la prestigiosa Triple Corona, un mini circuito de tres torneos que cierra y define el año. Ya pasó el primero en Haleiwa y ahora se viene el segundo en Sunset Beach. Y Santi es pura ilusión. "Amo Hawaii, me ha ido bien antes y me siento cómodo. Sé que es difícil el objetivo, pero sólo pienso en terminar muy bien este 2015", explica el rider de Quiksilver.


Hawaii es un paraíso. "Un lugar bellísimo, con un clima hermoso que hasta llueve con sol. La arena es muy blanquita y se come rico pescado", cuenta el marplatense con una sonrisa. Claro, pero no todo es color de rosa. "También tiene sus peligros", avisa hablando de la exigencia que representan sus olas y los habituales visitantes de sus aguas verdes y azules. "Si querés podés nadar con tiburones", dice, irónico. Santi, junto a su hermano Alejo –ya se metió en el CT para el 2016-, tuvo un encuentro cercano con ellos. "Sí, fue en Haleiwa, una mañana bien temprano, justo a la hora en que los tiburones se acercan para alimentarse. Vino una ola y lo vimos que pasó... Tendría dos metros. Nosotros pusimos los pies sobre la tabla y rezamos (se ríe). Por suerte dio vuelta abajo nuestro y se fue. No tendría hambre", recuerda.

No es el único peligro que tienen esas playas. Las olas de la costa Norte no son para cualquiera y hay días en que superan los 10 metros. "Son grandes, pero a la vez perfectas para competir. Hay que estar preparado. Te puede pasar de todo: te podés cortar, tener grandes golpes y hasta ahogarte. La ola es pesada y, cuando te caés, a veces te puede tener 15 segundos debajo del agua. Pero 15 segundos en ese lavarropa representan tres minutos en una pileta. Y lo otro malo es que, como hay poca profundidad, el fondo está muy cerca de la superficie y debajo hay corales y piedras. Yo me corté muchas veces", admite.

      Santiago Muñiz - Surf

Este 2015 llega a su fin y Santi lo está disfrutando pese a que la eliminación en primera ronda de Haleiwa lo dejó lejos del objetivo de llegar al CT. Esta semana cayó hasta el puesto 46º en el ranking QS (tiene 11.000 puntos), lo que hace que le falten cerca de 8.000 para alcanzar un lugar en la elite (ascienden 12/14 desde el QS). Es decir, Muñiz debería ser finalista en Sunset, pero él evita la presión. "Trato de no pensar en puntos, posiciones y ranking. Quiero salir a cada heat y competir. Yo siento que mi surfing mejora cada mes, lo noto en el agua y me lo dicen otros surfistas y jurados. No me falta tanto. Es cuestión de tiempo, de detalles. Sé que el momento llegará. Cada año me he sentido mejor y vengo avanzando en el ranking", dijo Santi, quien en el 2013 terminó 102º, en el 2014 finalizó 52º y ahora se ubica en el 46º puesto.

Muñiz comenzará a competir este miércoles. Justo un día después de su cumpleaños Nº 23. ¿Qué deseo pedís? "Ser el más grande", dice Santi. Pero primero quiere disfrutar de Hawaii, el paraíso de las olas que siempre soñó con domar.


      Embed





Comentarios Facebook