martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Provincia
27 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Polémica en Pinamar tras denuncias del intendente electo

0
Comentarios


Martín Yeza calificó de “lamentable” el estado del municipio, dijo que se robaron sillas de una oficina, que no hay internet y que el teléfono de larga distancia está cortado.

Polémica en Pinamar tras denuncias del intendente electo
Foto:

El Municipio de Pinamar concentró ayer la atención nacional tras una serie de insólitas denuncias del intendente electo por Cambiemos, Martín Yeza, que también advirtió que tendrá dificultades económicas cuando asuma el poder. El mandatario comunal electo el pasado 25 de octubre, que reemplazará al actual intendente Pedro Elizalde, calificó de "muy lamentable" la situación en la que se encuentra el municipio y consideró que a partir de junio se presentarán problemas de pagos.

"El 10 de diciembre nos haremos cargo y ahora estamos en etapa de transición. La conversación con el intendente incluso durante la campaña es que la Intendencia estaba de pie, que funcionaba todo bárbaro y nosotros cuando recorrimos y empezamos a ver, nos dimos cuenta que no era así", subrayó Yeza, quien este martes denunció que en Pinamar falta Internet, está cortado el servicio de llamadas de larga distancia y también se robaron sillas de una oficina.

En declaraciones radiales, afirmó que "las cuentas de Pinamar no están para nada bien, la recaudación histórica de la municipalidad era de 82% y en el último año y medio está en un 59% y sobre lo recaudado la incidencia salarial es del 91%, se va todo en sueldos".

Se quejó, en este sentido, porque "es una Intendencia donde ha faltado liderazgo y profesionalismo", luego de sucesivas crisis políticas y la salida de sus jefes municipales: en 2008 se destituyó a Roberto Porretti y asumió Rafael De Vito hasta el 2010, año en que se llamó a elecciones y tomó las riendas Blas Altieri, también destituido a mediados de 2012.


      El intendente electo de Pinamar alertó por irregularidades e.mp4


Hernan Muriale, por ser el siguiente concejal en la lista de 2011, asumió entonces como intendente, aunque dio un paso al costado luego de que el Concejo Deliberante hiciera un pedido de interpelación, por lo que tomó la posta Elizalde, del Movimiento Unidos por Pinamar (MUPP), un partido político vecinal con buena relación con el gobierno bonaerense y el FpV.

"Nosotros vimos a una funcionaria tomando cerveza al mediodía con otros funcionarios políticos y no es que fuimos de improviso, fuimos porque nos invitaron ellos, sabían que íbamos a ir a visitar y nos dijeron que esa área andaba bárbaro y no había ni una computadora", subrayó.

En tanto, alertó sobre que "hay 6 millones en la cuenta de la municipalidad para pagar los sueldos", mientras que se necesitan "13 millones".

"Pinamar tiene la particularidad por su estacionalidad que hace al turismo y en los primeros 3 meses Pinamar recauda el 50% de su ingreso total anual así que el aguinaldo de diciembre no es un problema, el problema está en el mes de junio o julio cuando se tiene que pagar el medio aguinaldo", señaló Yeza.

El mandatario electo brindó detalles del estado en que encontró las distintas áreas de la municipalidad, al señalar que en algún sector sobre un total de 27 sillas solo quedaban 2, falta Internet que permita la comunicación y desidia tanto de jefes como de empleados.

"El teléfono de larga distancia está cortado y por eso no se puede hacer llamadas por ejemplo de Pinamar a Cariló, que son parte de la misma ciudad. La falta de Internet hizo que en los últimos seis meses no se pudiera inaugurar la fiscalía de usurpaciones", reveló.

"Cuando llegamos a una de las áreas estaba la responsable del sector con el resto de sus empleados tomando cerveza al mediodía", agregó Yeza, que este martes en su cuenta de la red social Twitter abrió la polémica al contar distintas anécdotas de la transición.


Comentarios Facebook

Polémica en Pinamar
Anterior Siguiente