jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
27 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Escándalo y divisiones del bloque del FpV en Diputados

0
Comentarios


Se paralizó cinco horas la sesión especial que había solicitado el oficialismo por la dificultad para conseguir quórum por ausencia de legisladores propios. No estuvo el grueso de la oposición.

Escándalo y divisiones del bloque del FpV en Diputados
Foto:

El Frente para la Victoria mostró su debilidad interna en la Cámara de Diputados al quedar paralizada durante cinco horas la sesión especial que había solicitado debido a serias dificultades para conseguir quórum, lo que evidenció divisiones de cara a la futura composición del bloque, que a partir del 10 de diciembre será opositor.

En la última sesión especial de la Cámara de Diputados antes de la renovación de autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo, que naufragó cinco horas por falta de quórum, el bloque oficialista finalmente consiguió el número requerido y consiguió aprobar todas las iniciativas de un temario que incluyó casi 90 proyectos, en un debate en el que no estuvo presente en el recinto el grueso de la oposición.

La sesión se inició pasado el mediodía con 130 diputados sentados en sus poltronas, la gran mayoría de ellos del Frente para la Victoria y algunos aliados, y ocho opositores: Nicolás del Caño, Pablo López y Myriam Bregman (Frente de Izquierda); Victoria Donda (Libres del Sur); Alcira Argumedo (Proyecto Sur), y Claudio Lozano, Víctor de Gennaro y Antonio Riestra (Unidad Popular). Con el número requerido para empezar, se inició el debate y se aprobó por unanimidad, con 129 votos afirmativos, la creación de la empresa pública Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado (YCFSE), aunque después de esa votación algunos parlamentarios se retiraron y dejaron sin quórum a la Cámara para seguir el tratamiento del orden del día, que incluía varios proyectos de corte gremial.

Alrededor de las 13.30, la presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, solicitó un cuarto intermedio hasta las 16.00, en el que los diputados aprovecharon para almorzar pero, sobre todo, para convencer a los ausentes de que participaran del debate.

Sin embargo, a las 16.00, cuando debían retomar el tratamiento del orden del día, aún faltaban 15 diputados para el quórum y la sesión estuvo al borde de caerse.

"Este bloque (oficialista), los aliados y bloques la oposición que estamos sentados tenemos voluntad de continuar con la sesión que se inició esta mañana. Le pido un cuarto intermedio hasta que haya quórum en esta sesión", solicitó Di Tullio, cuando se contaban 127 diputados presentes, dos menos de los necesarios para poder retomar la sesión. Minutos antes de las 18.30 el diputado nacional por Tucumán Benjamín Bromberg, del Frente para la Victoria -que había estado presente y aprobó el primer proyecto, pero después se fue a La Plata-, ingresó al recinto, se sentó y se encendió en el tablero el cartel verde que indicaba que había quórum.

"!Hay quórum!", anunció exultante el presidente de la Cámara, el kirchnerista Julián Domínguez, después de lo cual Di Tullio solicitó que se aprobaran todos los proyectos restantes en una sola votación, y así la sesión finalizó a las 18.45. Los diputados que no dieron quórum para iniciar la sesión, por el Frente para la Victoria fueron Andrés Roberto Arregui, Gloria Bidegain, Carlos Enrique Gdansky, Carlos Kunkel, Omar Perotti, Oscar Romero, María Emilia Soria y José Antonio Villa. De ellos, solamente el diputado Kunkel se presentó en el recinto a colaborar con su bloque para conseguir el número y continuar la sesión especial. En tanto, la diputada Dulce Granados, también del Frente para la Victoria, estuvo para el inicio de la sesión, pero se retiró antes de que se tratara el primer proyecto debido a "asuntos personales", y no volvió más.

 

Los riojanos Griselda Herrera, Javier Tineo y Teresita Madera (Frente para la Victoria), en cambio, sí dieron quórum y aprobaron la creación de YCFSE, pero después se ausentaron y tampoco volvieron al recinto.

Por su parte, los aliados del oficialismo que faltaron a la sesión fueron los santiagueños Aída Ruiz, Mirta Pastoriza, Graciela Navarro y José Alberto Herrera, todos del Frente Cívico por Santiago del Estero, y el misionero Oscar Redczuk, del Frente Renovador de la Concordia. Los primeros cuatro responden al senador y ex gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora, histórico aliado del kirchnerismo que la semana pasada anunció que colaborará con el gobierno de Mauricio Macri, mientras que Redczuk es un hombre del mandatario misionero, Maurice Closs. También se ausentaron los ex massistas que ahora integran monobloques Darío Giustozzi y Sandro Guzmán.

Tras la aprobación de todos los temas, emocionado, Domínguez pronunció unas palabras de despedida y junto a la barra oficialista los diputados presentes cantaron la Marcha Peronista.

Precisamente,Julián Domínguez, recibirá este lunes al macrista Emilio Monzó, quien sería su sucesor al frente del cuerpo parlamentario, con el fin de mantener una reunión para "iniciar la transición". "El lunes a las 5 de la tarde viene Emilio Monzó para iniciar la transición", anunció el diputado Domínguez.

Se aprobaron más de noventa proyectos

La Cámara de Diputados aprobó ayer más de 90 proyectos, entre los cuales se destacan al menos cinco de perfil gremial y la creación de la empresa pública Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado (YCFSE).

Los diputados le dieron media sanción a una iniciativa que garantiza la participación de los trabajadores telefónicos y de la televisión en las ganancias de las empresas de las que son empleados. También se aprobaron tres proyectos para la indemnización a los ex trabajadores de las empresas públicas privatizadas Gas del Estado, Servicios Eléctricos del Gran Buenos Aires (SEGBA) y Agua y Energía, que fueron excluidos del programa de propiedad participada durante los años 90.

Asimismo, se le dio media sanción al proyecto de declaración de utilidad pública y sujeto a expropiación al inmueble del hotel Bauen, una de las iniciativas por las cuales los ocho opositores que sí participaron de la sesión -la mayoría se ausentó - se quedaron cuando el oficialismo no reunía el quórum.

"El Bauen es de los laburantes. No se toca y al que no le gusta, que se joda", afirmó la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, tras confirmar que permanecería en el recinto, luego de que el trotskista Pablo López cuestionara al oficialismo por haber convocado a sesiones especiales "para indemnizar a Repsol".

La Cámara baja también aprobó el proyecto del kirchnerista Héctor Recalde para incorporar al Estatuto del Periodista el derecho a la cláusula de conciencia, así como una ley para establecer un cupo femenino para las trabajadoras del sector hidrocarburífero.

      Embed

Comentarios Facebook