viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
General
01 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Día Mundial de la Lucha contra el Sida: 10 mitos para desterrar

0
Comentarios


A pesar de que el número de infectados con el Virus de Inmuno Deficiencia Adquirida (VIH) disminuyó en 15 años en un 35 por ciento, en el mundo, todavía hay más de 35 millones de personas que lo padecen. El primer paso para prevenirlo es informarse y abandonar ciertas fantasías que sólo generan confusión.

Día Mundial de la Lucha contra el Sida: 10 mitos para desterrar
Foto: Efe
Foto:

El avance mundial en la lucha contra el VIH se puede reflejar en los datos que arrojó en su último informe ONUSIDA: en junio de este año, 15,8 millones de personas estaban en tratamiento antirretrovírico. Si se los compara con los de 2010 (7,5 millones) y 2005 (2,2 millones) los datos son contundentes.

A fines de 2014, las nuevas infecciones por el VIH habían disminuido en un 35 por ciento desde el máximo del año 2000 y las muertes relacionadas con el Sida se redujeron en un 42 por ciento desde el máximo de 2004.

"Los beneficios del tratamiento antirretrovírico cambian la vida de quienes viven con el virus, pues les permite vivir más y con más salud, algo que ha contribuido a un aumento del número de personas que viven con el VIH en el mundo", destaca la organización mundial en su último informe. ONUSIDA estima que 36,9 millones de personas vivían con el virus a finales de 2014.

En Argentina, según datos del Ministerio de Salud de la Nación, hay 126 mil personas con VIH, de las cuales el 30 por ciento desconoce su diagnóstico.

A pesar de los enormes esfuerzos y logros a nivel mundial, todavía circulan en el imaginario colectivo ciertos mitos que, por la desinformación que contienen, van en contra de esta lucha.

A desterrarlos, se ha dicho:

Mito 1: A la primera relación sexual sin protección con una persona con VIH no puedo adquirir el virus.

Este mito es similar al que dice que en una primera relación sexual la mujer no puede quedar embarazada. Ambos son falsos.

 

Mito 2: El VIH lo adquieren únicamente las personas homosexuales.

Parece increíble, pero aún hay personas que así lo creen. Y es totalmente falso: todos y todas somos vulnerables ante el VIH sin importar sexo, edad, creencias religiosas, etcétera.

 

Mito 3: Si tienes relaciones orales no contraes el VIH.

El semen y las secreciones vaginales tienen alta concentración de VIH, cualquiera de estos líquidos en contacto con las mucosas, considerando las de la boca o con una herida abierta, son una circunstancia de riesgo.


Mito 4: Si te pica un zancudo o mosquito que antes picó a una persona con VIH te puede transmitir el virus.

El virus del VIH no puede sobrevivir fuera del cuerpo humano. Por lo tanto el zancudo no puede ser un potencial portador.


Mito 5: Si compartes el baño y\o una piscina con una persona con VIH puedes adquirir la infección.

Los únicos modos de trasmisión del VIH son por contacto sexual desprotegido, la vía perinatal (madre a hijo) durante el embarazo, el parto o la lactancia, y a través de transfusiones de sangre.

 

Mito 6: Una persona puede adquirir el VIH al estar en contacto con el sudor de una persona con VIH.

Suena repetitivo, pero vale la aclaración: el sudor NO es una vía de transmisión del VIH. Es importante recordar además que para que el virus pueda ingresar al organismo requiere de una "puerta de entrada" al torrente sanguíneo, como por ejemplo las mucosas al interior del cuerpo, o una herida abierta sangrando profusamente en contacto con fluidos corporales con alta concentración de VIH. El sudor que secretan las palmas de la mano tampoco constituye riesgo.

 

Mito 7: El VIH puede contagiarse por medio del contacto físico (saludos, abrazos, caricias) con una persona que vive con VIH.

NO, el VIH no es un virus o enfermedad contagiosa, es un virus o enfermedad transmisible, es decir, la vía de transmisión de una persona a otra NO es aérea, (por medio de tos, estornudo o contacto de la piel), sino que se transmite de una persona a otra, a través de una acción voluntaria específica (excepto las violaciones sexuales).

 

Mito 8: La manipulación de alimentos por parte de una persona que vive con VIH es de alto riesgo

Una de las particularidades del VIH es que este virus muere al estar en contacto con el aire perdiendo la posibilidad de transmisión. Si una persona con VIH sufriera algún corte, el virus presente en la sangre muere al estar en contacto con el aire.

 

Mito 9: Comer de la misma manzana u otro alimento que previamente fue mordido por una persona viviendo con VIH es una forma de adquirir el VIH.

El único fluido que queda en estos alimentos es la saliva, la cual NO es un fluido con la capacidad de transmitir el VIH.

 

Mito 10: Si una persona muere por causas asociadas al SIDA, su ataúd debe ser sellado para evitar la transmisión del virus.

NO. El VIH solo subsiste al interior de una persona viva, no existiendo proceso alguno de salida o transmisión por medio de un líquido o gas. Tampoco sus ropas o pertenencias son objetos en el cual el VIH pueda subsistir. El virus en la sangre muere después de diez minutos.


Fuentes: ONUSIDA, Ministerio de Salud de la Nación


      Embed

Comentarios Facebook