viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Turismo
29 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El glaciar Torrecillas: verdadera guardián de la naturaleza

0
Comentarios


Nacido hace 24 mil años, durante la última glaciación, el glaciar Torrecillas es una de las experiencias turísticas más memorables a realizar desde Esquel. Estar en este lugar impresiona con un ambiente de ecología y biodiversidad en estado puro. Es un paraíso de turismo sustentable en estos ecosistemas de extrema fragilidad de la cordillera patagónica.

El glaciar Torrecillas: verdadera guardián de la naturaleza
Foto:

Situado en el Parque Nacional Los Alerces, el Glaciar Torrecillas, que parece suspenderse en la montaña, es una de las experiencias turísticas más memorables a realizar desde Esquel. Se accede a él mediante una excursión que combina navegación y trekking. Su nacimiento fue hace unos 24.000 años, durante la última glaciación y desde ese entonces es un majestuoso acompañante de la naturaleza.

Sentarse unos minutos frente al glaciar, es contemplar la inmensidad del hielo en las alturas, e impresiona estar dentro de un ambiente de ecología y biodiversidad en estado puro. Es un paraíso de turismo sustentable en estos ecosistemas de extrema fragilidad de la Cordillera Patagónica.

El Glaciar Torrecillas, no es conocido por muchos, pero es un tesoro que ha legado la última glaciación en la Patagonia Argentina.

Y es una de las bellezas que conforman el Parque Nacional Los Alerces, Esquel, provincia del Chubut.

A diferencia de los más conocidos glaciares de la Argentina, el Torrecillas es de tipo "circo", porque se forma sobre la montaña, dando la impresión que cuelga de la montaña.

Cuenta con una parte superior "limpia" bien blanca y una parte inferior "sucia" producto de los sedimentos que se van depositando.

A los pies del Torrecillas se despliega la Laguna del Antiguo, con un color esmeralda intenso, desde donde se puede apreciar las cuencas que le dieron origen al hielo glaciar hace más de 24.000 años en la última glaciación.

Este lugar es el punto máximo de aproximación al Torrecillas, luego de la navegación y posterior caminata de bajo impacto, con la finalidad de ayudar en la conservación del glaciar, dentro del marco de la sustentabilidad.

El recorrido inicia con una hermosa caminata por un sendero de interpretación de 1,5 km. hasta el Puerto Chucao a orillas del lago Menéndez, cruzando la pasarela colgante que atraviesa el bello Río Arrayanes con aguas de color turquesa, el cual une los lagos Verde y Futalaufquen, rodeado de bosque nativo.

Tras recorrer el pintoresco sendero en el cual se puede interpretar la flora y fauna del lugar mediante cartelería explicativa, apreciar cada árbol señalado, y tomar fotografías desde los miradores y descansos, se llega al Puerto Chucao.

Allí se puede hacer un alto en el camino para hacer tiempo antes de comenzar el trayecto navegable, aunque es recomendable llegarse hasta el mirador desde el cual ya se puede visualizar el Torrecillas a la distancia, para que la ansiedad de la llegada sea aún más intensa.

      Embed

Comentarios Facebook