martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 20° H 49.1%
28 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lo asaltan y le cortan dos dedos por ser penitenciario

0
Comentarios


Delincuentes atacaron a un hombre y descubrieron en su billetera una credencial que lo identificaba como miembro de una fuerza de seguridad. También le gatillaron dos veces en el pecho, pero de milagro no salieron las balas.

Lo asaltan y le cortan dos dedos por ser penitenciario
Foto:

Un agente penitenciario sufrió la amputación de dos dedos de una mano, cuando se dirigía a su trabajo y fue interceptado en Ingeniero Allan por dos delincuentes, que lo agredieron luego de descubrir que era integrante de una fuerza de seguridad.

El violento episodio ocurrió a primera hora de la mañana, en la intersección de las calles 1136 y 1149. En ese lugar, el efectivo -de 36 años- fue interceptado por un dúo de malvivientes, de los cuales uno portaba un arma de fuego y el otro un cuchillo.

Los asaltantes amenazaron a la víctima y la obligaron a arrojarse al suelo. Luego de inmovilizarlo, comenzaron a revisar su mochila y billetera, donde encontraron un carnet que lo identificaba como agente penitenciario de la provincia de Buenos Aires.

Enfurecieron

Al descubrir cuál era su ocupación, los ladrones enfurecieron y se pusieron más violentos. Entre amenazas de muerte y golpes, uno de ellos -el que portaba el arma- le gatilló dos veces en el pecho al efectivo, pero milagrosamente no salieron los disparos.

En ese momento, el otro delincuente tomó su cuchillo y le provocó un profundo corte en el rostro. No conforme con eso, le sujetó la mano y con el arma blanca le amputó la primer falange de dos dedos de la mano izquierda.

Luego, los agresores tomaron los objetos de valor y se dieron a la fuga a la carrera, dejando a la víctima sangrando en el piso.

Graves heridas

Una vez que se alejaron los malvivientes, el penitenciario logró pararse por sus propios medios y se dirigió hasta la Sala de Salud que se encuentra en el barrio La Carolina. Al ver las graves heridas que tenía, los médicos entendieron que necesitaba atención especializada y solicitaron una ambulancia para trasladarlo a un centro de mayor complejidad.

Finalmente, quedó internado en una clínica privada derivado por su obra social. En el caso intervino la Comisaría 6ª (jurisdicción Allan) y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de Florencio Varela.

Tags

Comentarios Facebook