sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Política
29 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rosendo Fraga: “No será un gobierno de coalición, sino un PRO puro”

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El politólogo Rosendo Fraga analizó los nombres que acompañarán la gestión de Mauricio Macri a partir del 10 de diciembre, y destacó el rol de importancia que tendrá el jefe de Gabinete y hombre de su confianza, Marcos Peña.

Rosendo Fraga: “No será un gobierno de coalición, sino un PRO puro”
Foto:

El analista político Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, explicó que el gabinete nacional de la administración que Mauricio Macri comenzará a desandar a partir del 10 de diciembre próximo, confirma que no habrá un gobierno de coalición, que se privilegia la gestión sobre la política y que la designación de Jorge Triaca -luego de varias idas y vueltas en torno al nombre para el cargo- al mando de la cartera laboral busca un acercamiento con el sindicalismo peronista.

-¿Cómo describiría al Gabinete de Mauricio Macri anunciado esta semana?

El gabinete que anunció Macri confirma su intención de no hacer un gobierno de coalición, sino un Pro puro. La participación del radicalismo parece reducida a sólo dos carteras sobre veinte (Defensa y Comunicaciones), ocupadas por diputados nacionales de ese partido (Julio Martínez y Oscar Aguad). También el ministro de Agricultura (Ricardo Buryaile) ha sido legislador de la UCR, pero parece haber sido designado más por su rol de dirigente del sector rural. Los tres representan también la participación del interior, que es reducida: el primero es de La Rioja, el segundo de Córdoba y el tercero de Formosa.

      Alfonso Prat Gay ministro hacienda y finanzas.JPG


-¿Cómo se explica la conformación de un gabinete económico en lugar de la designación de ministro de Economía con peso propio?

La división del área económica tiene sentido: Macri será quien tome las decisiones económicas y (Marcos) Peña será su correa de transmisión. Es que el hombre fuerte de este gobierno será el Jefe de Gabinete (Peña), quien tras ocupar la misma función en el gobierno porteño, la ocupará ahora en el gobierno nacional. Será el hombre a través del cual el Presidente ejercerá el poder sobre su gabinete. El ministro de Hacienda y Finanzas (Alfonso Prat Gay) en el pasado ha militado con Elisa Carrió, pero es designado por su condición de economista, no por su anterior vinculación política.

-Sorprendió la continuidad de un ministro del gobierno saliente.

Del kirchnerismo se mantiene un ministro, el de Ciencia y Tecnología (Lino Barañao). Parece lógico: es un área donde hay políticas de estado que se vienen desarrollando con eficacia desde tiempo atrás y el titular de la cartera siempre ha sido muy prudente en términos políticos. Por otro lado, se registra una participación casi simbólica del peronismo de Juan Manuel De la Sota a través del ministro de Turismo (Gustavo Santos). Hay empresarios, como el ministro de Energía y Minería (Juan José Aranguren) y la Canciller (Susana Malcorra), que es una funcionaria de Naciones Unidas (UN) con dos décadas de gestión empresaria previa.

-Hay en el Gabinete una marcada presencia de funcionarios del PRO.

Así es. El resto de los ministros entran en la categorización de "PRO puro", que se usó para rechazar la posibilidad de alianza con Sergio Massa antes de las PASO. Hay varios ministros del Gabinete de Macri en su gestión como Jefe de Gobierno porteño que pasan a ser ahora ministros de la Nación: Esteban Bullrich (Educación), Francisco Cabrera (Producción), Guillermo Dietrich (Transporte), Carolina Stanley (Desarrollo Social), Jorge Lemus (Salud) e Andrés Ibarra (Modernización). Al mismo tiempo, hay tres diputados nacionales del PRO que pasan a ser ministros: Patricia Bullrich (Seguridad), Sergio Bergman (Medio Ambiente) y Jorge Triaca (Trabajo), quien tendrá a su cargo la decisiva relación con los sindicatos. Hay también funcionarios de la Ciudad que ocuparán ahora ministerios: Germán Garavano (Justicia y Derechos Humanos) y Pablo Avelluto (Cultura). El presidente del Banco Ciudad (Rogelio Frigerio) pasa a ocupar el Ministerio del Interior, desde donde tendrá a su cargo la relación con los gobernadores, decisiva para incidir en un Senado donde el peronismo mantendrá la mayoría.

-¿Hubo negociación con el sindicalismo en la demorada oficialización de Jorge Triaca en el Ministerio de Trabajo?

Fue elegido para la cartera laboral Jorge Triaca, que es otro "PRO-puro" pero que al mismo tiempo por el rol que tuvo su padre (Jorge Triaca, ex ministro de Trabajo durante la gestión de Carlos Menem), es una señal de acercamiento al sindicalismo peronista.

-¿Cree que 2016 va a ser un año conflictivo por las reformas económicas que se esperan?

Una tregua con los sindicatos será necesaria en un año como 2016, que tendrá lugar -tal como dice el actual titular de la CGT Hugo Moyano- un "sinceramiento" de la economía. 

      Embed

"El gran desafío de Macri se llama gobernabilidad"


El presidente norteamericano, Barack Obama, fue uno de los primeros mandatarios extranjeros en saludar a Macri tras su triunfo.

Sí, lo invitó a recomponer la "histórica relación" que ha unido los dos países. Todo parece indicar que el 10 de diciembre va a venir el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y diría que esto tiene un antecedente. Macri hizo definiciones muy claras en política exterior: se mostró a favor de anular el acuerdo con Irán por el atentado a la AMIA, de condenar a Venezuela por los presos políticos en el ámbito del Mercosur y a revisar los acuerdos con China y con Rusia. Esta semana tuvimos una pista de lo que puede pasar en Venezuela. Va a llegar a la cumbre de presidentes del Mercosur con una situación de crisis y Maduro pidiendo que el Mercosur lo respalde y Mauricio Macri en una posición opuesta.

- ¿Cambiemos necesitará llegar a acuerdos para poder gobernar?

El gran desafío político de Macri se llama gobernabilidad. ¿Pero cómo se arman pactos de gobernabilidad? El Congreso pasa a jugar un papel muy importante y el gobierno necesitará armar una especie de coalición parlamentaria para poder avanzar. Cambiemos tiene 91 diputados, la alianza que lidera Massa puede aportar otros 30 y para el quórum (129 diputados) se necesitarían 8 más de partidos provinciales o peronistas independientes. Aquí se va a probar la capacidad del gobierno de armar un pacto de gobernabilidad. Y veremos entonces cómo quedan armadas las presidencias de las comisiones parlamentarias, ya que esas autoridades se votan antes de se inicie el nuevo Congreso. También veremos si Macri prorroga las sesiones extraordinarias ya que tiene que modificar ley de Gabinete dado que la mitad de los nuevos ministerios no existen.

      Embed


 

Comentarios Facebook