viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Historias de vida
28 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Renzo reclama público para todo lo que tiene por cantar

Sergio Tomaro
0
Comentarios
Por Sergio Tomaro


Es un artista comprometido con la música y cultor de un género que él mismo define como inclasificable, pero que brega incansablemente para que su carrera cobre trascendencia.

Renzo reclama público para todo lo que tiene por cantar
Foto:

Renzo es un joven cantautor que honra el ADN heredado de su madre poeta y letrista de tango, y su padre constructor, y que le ha significado una esencia marcada en el compromiso como músico empeñado en edificar una carrera artística iniciada como proyecto hace poco más de nueve años.

Renzo Sinisi, de 27 años, reconoce las influencias familiares por las que ya se destacaba en la escuela cuando se mostraba como un adolescente predispuesto a las manifestaciones artísticas derivadas con el tiempo en los estudios de canto y guitarra.

Hijo de Miguel Sinisi, hombre dedicado a la construcción, y de la poeta tanguera Marta Pizzo, Renzo empezó su derrotero como cantautor en junio de 2007, con un primer show en el Laboratorio del Arte, en Haedo, donde lo acompañó su profesora de canto Romina Cerri.

Desde entonces, sin otro apoyo que no sea el de su familia ya que carece de manager, agente de prensa y productor, se las ingenió desde 2006 para dar 120 shows, tener presencia en 85 escenarios y editar 40 discos amateurs.

      Renzo HDV (3).JPG

"La verdad es que soy inclasificable porque no soy under ni rockero, pero me considero un artista serio, responsable y comprometido con lo que expresa", manifestó Renzo a HISTORIAS DE VIDA.

El estilo que cultiva este empleado del archivo del Registro Civil de la Ciudad, actividad bastante alejada por cierto de la música, se asocia con el folk norteamericano que incorpora influencias rockeras de los 60 y 70, punk, canciones de protesta y géneros contemporáneos como el lo-fi y el indie, con destellos de reggae y psicodelia en algunas de sus composiciones, tal como reza la ficha con información personal que obviamente, él mismo redactó para fomentar su campaña.

"Es que es así. Como me muevo solo, además de escribir las letras de mis canciones, ensayar y buscar lugares para tocar, también tengo que encargarme de los folletos", puntualizó.

Si bien está más que satisfecho por sus logros y la trajinada labor en lo que siente con fuerza movilizadora, Renzo compara su realidad como "un vaso que según como lo vea, está medio vacío o medio lleno".

"La sensación del vaso medio vacío -aseveró- es que después de estos años tocando y presentándome en distintos shows, clubes, bares y municipios, si organizo un recital no va nadie".

En ese punto, Renzo hace hincapié en que no tiene público y si bien admite su esfuerzo y compromiso, "siento -señaló- que tengo algo importante que decir pero no me prestan la atención necesaria".

      Renzo HDV (1).JPG


Con toda la voz


Aquel chico subyugado por los videojuegos hoy apunta a conquistar escenarios y a través de ellos, al público para que le reconozca su rica producción.

Sabe que tesón no le falta y mucho menos audacia porque aquel "caradura" que hacía de todo en el colegio secundario siempre está vigente como cuando la vez que en 2009 se presentó para actuar en un festival solidario organizado por Peteco Carabajal para apoyar la causa de la empresa recuperada IMPA.

"Me acerqué al escenario con mi guitarra y pregunté: 'muchachos ¿me dejan tocar?", recordó Renzo de la situación que incluyó la actuación, el agradecimiento de los trabajadores en lucha y por supuesto lo que tanto valora: el cálido aplauso del público al que tanto anhela.

      Renzo HDV (4).JPG


La canción que sonó a manifiesto

En la búsqueda de nuevas oportunidades, Renzo coincidió un día en los estudios de Radio Nacional con el recientemente fallecido Jorge Alvarez, el creador del mítico sello Mandioca.

Alvarez, que en esa oportunidad representaba a una banda, se caracterizaba por su dureza en el trato y cuando Renzo le dijo si podía hacerle escuchar un tema, le respondió que sí, pero algo que durara tres minutos. Renzo buscó en su MP3 y le hizo escuchar su tema "Las generaciones cambiarán", que le daba título a su tercer disco oficial. "Esto no es una canción, sino un manifiesto" fue tras escucharla la tajante evaluación de Alvarez que encontró la aclaración de Renzo que era una canción, pero sin estribillo.

"En el momento la respuesta me shockeó y me quedé pensando hasta que me dí cuenta que el concepto manifiesto era algo bueno, que valoraba la canción y su contenido", precisó.

      Renzo HDV (6).JPG


El libro de Bob Dylan que lo marcó para siempre

Renzo Sinisi reconoce al músico y cantante estadounidense Bob Dylan como una de las grandes influencias que marcaron su concepción artística cuando a los 18 años leyó una autobiografía del poeta del rock.

El libro "Crónicas vol. 1" le había sido recomendado por un amigo que escuchaba a Guasones pero que le gustaba profundizar sobre las influencias en la banda platense.

Fue Marta, su mamá, la que le compró el libro para el cumpleaños de su hijo y allí empezó a identificarse con Dylan, al punto que lo considera no solo su ídolo sino su máximo referente musical. Y Marta, además, le enseñó a tocar la guitarra cuando Renzo quería sacar los temas del músico estadounidense.

"Como habrá sido lo que me impactó, que empecé a estudiar inglés para profundizar mejor en las letras de Dylan", dijo quien también valora el aporte en su formación musical de Pink Floyd.

En el plano autóctono, Renzo abrevó de otros grandes como Moris, Javier Martínez y Litto Nebbia, pero también reconoce a Los Redondos de Ricota, León Gieco, Los Abuelos de la Nada, Todos tus Muertos y el "Flaco" Spinetta.

Para Renzo, dos grandes amigos suyos también jugaron un rol fundamental en su definición como músico: Julio Murillo, de la banda "La Gente Exacta" y Horacio Juárez, de "Mister Natural".

Comentarios Facebook