domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
General
29 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

La mitad de los jóvenes, con miedo a ser obesos

Natalia Muñiz
0
Comentarios
Por Natalia Muñiz


El 55% de las chicas y el 33% de los varones sin trastornos alimentarios confesaron tener ese temor. El 55% de ellas piensa en la comida; y el 40% cree que se sentiría mejor siendo más delgada.

La mitad de los jóvenes, con miedo a ser obesos
Foto:
La mitad de los jóvenes, con miedo a ser obesos
Foto:

Una investigación de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA) indica que la mitad de los adolescentes sin trastornos alimentarios tienen miedo de ser obesos. Ese temor se da en el 33,93% de los varones y trepa al 55,64% en las chicas.

Asimismo se advierte que entre los jóvenes que tienen un patrón normal de alimentación: el 55,08% de ellas piensa en la comida, cuándo y qué comerá; y entre los varones esa cifra llega al 40,75%.

Estos resultados surgen de un cuestionario de Conducta Alimentaria que ALUBA realizó en 19 colegios de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Participaron más de mil alumnos de entre 12 y 18 años.

Otro dato a tener en consideración es que el 28,25% de los jóvenes sufren desórdenes alimentarios.

Desde la Asociación (www.alu ba.org.ar) se advierte que "las pautas culturales han determinado que la delgadez sea un sinónimo de éxito social", por lo que muchos jóvenes "luchan por lograr 'el físico ideal'", un cuerpo irreal, ficticio, "motivados por modelos, artistas o por la publicidad".

En este marco se remarca que "el culto al cuerpo es el caldo de cultivo" para los trastornos alimenticios. Ante este panorama es importante tomar conciencia y conocer los signos de alerta.

Los detalles

En los resultados de la encuesta, entre las adolescentes con patrón normal de alimentación se detecta:

El 55,64% tiene miedo a ser gorda.

El 51,43% tiene miedo a la posibilidad de subir de peso.

El 55,08% piensa en la comida, cuándo y qué comerá.

El 40,65% cree que se sentiría mejor si fuese más delgada.

El 33,44% dice que se ve gorda aunque los demás afirmen que está normal o con bajo peso.

Entre los varones con patrón normal de alimentación se destaca:

El 33,92% tiene miedo de ser gordo.

El 35,44% tiene miedo a la posibilidad de subir de peso.

El 40,75% piensa en la comida, cuándo y qué comerá.

Al respecto, el psicólogo clínico Marcelo Bregua, uno de los coordinadores generales de ALUBA, manifiesta que "el humor y las conductas" de los adolescentes "pueden estar modificadas por la percepción de su imagen corporal y la opinión del otro"; por lo que "si a esto le agregamos la presión social, tanto de sus pares como del mundo en general, obtenemos un resultados preocupante".

      Embed
banner

Los desórdenes y trastornos

En declaraciones a este diario, Bregua señala que "toda persona con patología alimentaria no busca tener el cuerpo ideal, el de belleza externo, sino busca dar y recibir amor, ser aceptado".

Acerca de los desórdenes en la alimentación que "modifican la conducta y el humor de la persona y son pasos previos al trastorno", el profesional explica: " No es solo no realizar cuatro ingestas diarias o alterar los horarios sino también la combinación de los alimentos, por ejemplo, comer pizza con café cuando se vuelve de bailar. También está el síndrome de comedor nocturno, quienes se levantan a la madrugada y se comen unos fideos, cenan de nuevo y se van a dormir, entre otras situaciones".

Respecto a los signos de alerta de una anorexia nerviosa, destaca: "La persona, al reducir las ingestas, reduce el peso. En marzo la ropa le queda bien, en julio le va a quedar grande y como tiene frío por hipotermia se va a poner tres, cuatro prendas, y a esta altura del año va a llegar con un cuerpo esquelético".

En tanto, en los casos de bulimia, explica que "las personas no cambian de peso, y las familias, si tienen varios chicos, van a que tener cuatro ojos porque no se sabe quién se comió las galletitas, la comida que sobró la noche anterior o por qué en la heladera faltan alimentos".

En este sentido, Bregua remarca: "Tanto en la persona con anorexia como con bulimia su pensamiento, humor y acciones están centradas en el cuerpo,en cuántas calorías tienen las comidas, en cómo le queda la ropa, chequeando todo el tiempo su aspecto en las vidrieras y acomodándose las prendas porque se siente incómoda"

      Embed


 

Comentarios Facebook