miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
02 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Martín Ciccioli y su tribu de mañaneros

0
Comentarios


El periodista conduce todas las mañanas “No se Desesperen”, un magazine informativo que lleva alegría a los oyentes de Mega.

Martín Ciccioli y su tribu de mañaneros
Foto:

Vamos por el cuarto año y hasta nos hemos colado en el podio de los más escuchados. Mega 98.3 ha crecido mucho y en ese contexto embocamos nosotros un programa que sintoniza con el estado de ánimo de unos cuantos", dice Martín Ciccioli, conductor de No se Desesperen (homenaje a Los Abuelos de la Nada y su tema homónimo), programa que va de 6 a 10 en la primera mañana de Mega FM.

Se trata de una franja competitiva, donde abundan -sobre todo en FM- programas del mismo estilo conducidos por periodistas jóvenes, mezclando información de actualidad, buena música y una onda distendida. Por eso no es fácil destacarse.

Para lograrlo, hace falta un trabajo de equipo. Junto al actual panelista de El Diario de Mariana están en la mesa Nicolás Distasio (Deportes), Nilda Sarli (Espectáculos) y la locutora Alejandra Higa. Párrafo aparte para los dos humoristas del ciclo que juegan roles centrales. Darío Frégoli hace de "Milton el boliviano", del chileno "El guatón Rosenthal" que critica cualquier cuestión argentina; al Stone, que critica a las distintas tribus rockeras; a Zelmar, un uruguayo, y da vida a Atilio, un diariero a quien Martín define como "un sexópata reprimido".

La segunda pata humorística del ciclo es Nicolás Sosa, quien hace imitaciones notables de Tevez, Electra (la travesti paraguaya), Mariano Iúdica, Luis Majul, Jorge Corona, etc. "Tratamos de meter todo bajo la lupa del programa, que es como un Show de los Muppets: nos reímos mucho de todo. El programa depende mucho de cómo nos levantamos cada mañana. Hay muchas maneras de abordar la realidad y no somos siempre los mismos. Yo mismo me planteo la duda y a veces termino el programa con una posición sobre un tema distinta a la que tenía cuando empecé.

También le damos mucha bola al rock nacional, que es mi pasión. Soy coleccionista enfermo del rock nacional y la data que junté durante tantos años la pude volcar en este programa. Los martes hago una sección que se llama El Cuarto del Rock, que es una realidad, porque es el cuarto de mi casa, donde recibiría a mis amigos. Hoy (N de R: por ayer) hicimos Los Grandes Discos Dobles del rock nacional. Otros temas que hemos hecho en esa sección son, por ejemplo, Canciones de Divorcio o Las Canciones más Politizadas del rock nacional. Es como si vinieran amigos a casa y yo les pasara música sobre un tema determinado".

"Los viernes está La Guerra del Estribillo y hacemos los antagonismos del rock nacional como Callejeros contra La Berisso", cuenta.

Con respecto al púbico que se engancha con la propuesta Ciccioli dice que "Hay de todo, nos gusta meternos en la vida de la gente y llegamos a distintos públicos. En una radio de rock podés ser políticamente incorrecto, porque el rock es provocación, contracultura. La idea básica es entretenemos con dosis de información, pero sobre todo tratamos de divertirnos".

No obstante, pese a la intención de un clima distendido, "A veces te emocionan las cosas que te dice la gente. Nos hacen sentir que formamos parte de sus vidas. Y es real".

Para muestra basta una anécdota simpática que muestra hasta qué punto de la vida cotidiana puede llegar eso que denominan La Magia de la Radio: "Un flaco dice que se encontró una billetera en la calle, y terminó devolviéndosela al dueño a quien vinculamos en el aire buscando su paradero por Facebook y rastreando su teléfono. Me encanta ser parte de la vida de unos cuantos cada mañana, es una tribu linda la que armamos. Cada mañana arrancamos para donde pinte el programa, y por ahora lo disfrutamos todos".

 
      Embed


Comentarios Facebook