jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
03 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Tomás Ducó lució como en inolvidables jornadas

0
Comentarios


Los hinchas quemeros le pusieron un gran marco a la primera final ante el Santa Fe de Bogotá. Mirá el recibimiento:

El Tomás Ducó lució como en inolvidables jornadas
Foto:

Una multitud acompañó al Globo, como se preveía. El Tomás Adolfo Ducó lució como en sus grandes épocas, como cuando palpitaba el campeonato Metropolitana de 1973 (con el inolvidable equipo que dirigió César Luis Menotti y dejó una huella indeleble en el fútbol argentino), o como cuando se dio en diciembre del año pasado su último ascenso a Primera, la tarde en que el equipo que dirigía Néstor Apuzzo goleó a Atlético de Tucumán.

"Globo, mi buen amigo / Esta campaña volveremo' a estar contigo / Te alentaremos de corazón / Esta es tu hinchada que te quiere ver campeón", sonó atronador cuando el equipo de Eduardo Domínguez saltó al campo de juego para disputar la primera final contra los colombianos.

Una lluvia de papelitos rojos y blancos cayó como catarata sobre el césped, mientras las palmas de los presentes enrojecieron y las banderas se lucían alrededor del campo de juego, muchas de ellas haciendo referencia a alguna peña quemera o ciudad de donde venían los simpatizantes.

"Vamos, vamos los quemeros / Que esta noche, tenemos que ganar", fue un rato después el canto para empujar al Globito para que se le fuera encima al equipo del uruguayo Gerardo Pelusso.

Mirá el recibimiento:
      Recibimiento Huracán Independiente Santa Fe - Final Copa Sudamericana



A meter presión


Los hinchas del Globo trataron de jugar también el partido. Con silbidos cada vez que algún jugador del Santa Fe de Bogotá intentaba algún ataque, o con reclamos airados cuando el árbitro no sancionaba lo que ellos consideraban que era una falta para el equipo de Eduardo Domínguez.

Claro que también el rival jugaba y no faltarían los sustos en la noche. Como cuando a los 17 minutos del primer tiempo Angulo metió un cabezazo en el travesaño, con Marcos Díaz clavado en el centro del arco porque fue una jugada rápida y sorpresiva de los colombianos.

Fue el partido que ningún hincha de Huracán se quiso perder, aunque la definición será el próximo miércoles en Bogotá. Ahí se lo vio, pegado al alambrado y fumando con nerviosismo, al inolvidable René Houseman, integrante del equipo del Globo del 73. Ahora todo Patricios sufrirá por televisión la revancha en Colombia.

      Embed


Comentarios Facebook

Recibimiento Huracán Independiente Santa Fe - Final Copa Sudamericana
Anterior Siguiente