miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Salud
06 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alergias alimentarias, karma para los chicos

Karina Muzzupappa
0
Comentarios
Por Karina Muzzupappa


En Argentina, cada año cerca de 42 mil niños menores de tres años sufren algún tipo de sintomatología de riesgo por malas ingestas. Prestar atención al modo de reemplazo de esos alimentos significa garantizar la cobertura de las necesidades básicas nutricionales, en una etapa indispensable para el crecimiento.

Alergias alimentarias, karma para los chicos
Foto:

Preocupan mucho a los padres, porque súbitamente ven cómo sus hijos se llenan de erupciones cutáneas o tienen síntomas gastrointestinales. Hoy los pediatras conocen mejor y sospechan más los cuadros de alergias alimentarias, por lo que rápidamente puede controlarse esta condición que afecta al 6% de los bebés, lo que representa cerca de 42 mil nuevos casos cada año.

"Cualquier alimento en sí mismo puede ocasionar reacciones alérgicas, pero -en menores de tres años- los alérgenos más frecuentes son leche, huevo, trigo y soja. Son los cuatro más importantes", sostuvo el Dr. Martín Bozzola, médico integrante de la Sección de Alergia e Inmunología Pediátrica del Hospital Británico (MN Nº 75.110)

Según el experto: "en los más grandes, los principales son el maní, pescado, frutos secos y mariscos, los que completan lo que se conoce los como los 'grandes ocho', denominación que agrupa a los que más frecuentemente provocan alergia a cualquier edad".

En menores de un año, las dos presentaciones más frecuentes son a nivel cutáneo y gastrointestinal. Las erupciones en la piel suelen ser urticaria o eczemas, y lo que más preocupa a los padres es la presencia de sangrado en las deposiciones (proctocolitis alérgica). Existen otras reacciones más severas, aunque menos frecuentes, como la anafilaxia, que es el compromiso de la vía aérea, o, yendo un poco más adelante en la edad, complicaciones en el esófago o el intestino, que pueden dar una inflamación importante con algunas consecuencias o en otros casos causar diarrea de tipo crónica.

Prestar atención a las reacciones que los bebés pueden presentar a los primeros alimentos que reciben a partir del sexto mes de vida es de suma importancia, puesto que esta etapa de incorporación de alimentos es crítica en el marco de lo que se conoce como los primeros 1000 días de vida, que van desde la gestación hasta los dos años de edad del niño, y que se ha demostrado que representan una verdadera ventana de oportunidad como condicionantes de la salud futura y del desarrollo integral de una persona en la adultez.

En el marco de alergias alimentarias, el Dr. Bozzola, quien también fue presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), explicó que "el tratamiento inicial es dejar de exponerse al alimento que presuntamente desencadenó la reacción.

Eliminar lo que te hace mal. Uno comienza quitándolo de la dieta y, si dio en la tecla, los síntomas paulatinamente se van retirando, con mayor o menor celeridad, según cuál sea el síntoma."

Cuando se debe quitar determinado alimento, es importante prestar atención a que igualmente la alimentación general sea variada, completa y cubra todos los requerimientos nutricionales para esa etapa. Para los niños con alergia a la proteína de la leche de vaca, por ejemplo, existen leches de fórmula diseñadas específicamente para esos casos. Si uno debe quitar los derivados del trigo, hay papillas de cereales aptas para niños con ésta y otras alergias.

      Embed

Comentarios Facebook