viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 24° H 25.4%
06 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lizy Tagliani: “Detesto y me incomoda la impunidad de los famosos”

Grisel Coyle
0
Comentarios
Por Grisel Coyle


Se maneja con austeridad aunque pertenezca al mundo del espectáculo. Le molestan los privilegios de la farándula. En Carlos Paz va a contar su vida, que combina show con sencillez cotidiana.

Lizy Tagliani: “Detesto y me incomoda la impunidad de los famosos”
Foto:

Su gran desembarco en los medios fue el año pasado. Desde entonces, a base de carisma y trabajo Lizy Tagliani se ganó su lugar. Y en breve desembarcará con su propio espectáculo de monólogos en Villa Carlos Paz. Sin filtro pero con inteligencia, la artista cuenta como es su relación con el dinero y confiesa que sigue atendiendo en su peluquería, tal cual lo hace treinta años.

"Soy re tacaña, muy de ahorrar, soy pensante a la hora de gastar. Mi papá siempre decía: no hay que cag... más alto que lo que te da el cul.. Yo me crié de esa manera. Soy muy austera. Lo que ves, es lo que soy. No es que salgo de un lugar, por ejemplo de un evento, y soy diferente. Soy una chica que trabaja desde siempre. Ahorré para tener mi departamento porque siempre me imaginé de vieja sola... una traba vieja sola que nadie le da bolilla. Por eso, siempre quise tener tres departamentitos para alquilar. Entonces, siempre fui muy de ahorrar. Ahora, lo que quiero, es ir a Carlos Paz y que la gente que decide ir a ver el espectáculo que haré, se vaya contenta, agradezca, disfrute y recomiende. Como soy empresaria de mi peluquería, todo el tiempo pienso en el bolsillo de los productores. A veces, me llaman y me dicen que la corte...".

l ¿En qué no gastás plata ni por casualidad?

-Para los eventos, me niego a tener que comprarme algo, usarlo una vez y después dejarlo pendiente. Por más que me sobre en algún momento porque una la pasa bien, insisto que no me gusta gastar en comprar algo que use una sola vez. Que me critiquen, no me importa. De hecho, uso prendas repetidas y miles de veces. Por ejemplo, para este invierno me compré cuatro pares de botas, hice la inversión, y las gasté para todo. Y además, no me gusta vestirme para los demás. Yo creo que estoy linda como me produzco para los programas y la gente, pero no estar pendiente. Viste que hay gente que analiza la moda, como estás lookeada, a mí la verdad no me gusta. Está bien hacer un puntaje como lo hace Matilda pero no peyorativamente porque es mi ropa, yo me la elegí, a mí me gustó y punto.

l ¿En qué invertís lo que ahorrás?

-En casas, en ladrillo. Trabajando con la peluquería más un poco de ahorro, me he comprado dos departamentos. Tengo treinta años ya casi trabajando. Y ahora, si Dios quiere, me gustaría comprarme otro. Trato de hacer las cosas bien pensando en un futuro.

l Y a la hora de darte un gusto, en que gastás?

-En perfumes... Mi filosofía es la siguiente: si gano menos de cien pesos por día, hasta noventa y nueve, me gasto todo lo que hice. Y si gano ciento dos, vivo con dos, y cien guardo. Si se me terminaron los dos pesos, no como, voy caminando hasta donde sea, te camino una hora y media si es necesario, pero no te toco lo ahorro.

l ¿Seguís movilizándote en colectivo?

-Si, muchas veces si, sobre todo en el centro. Y para ir a Adrogué, mi barrio, en auto pero por una cuestión de que si no demoro un montón.

l ¿Y qué te pasa cuando subís al transporte público y te encontrás con la reacción de la gente?

-Pasa de todo... A veces, se sacan muchas fotos y se arma un bolonqui. Y, otras veces, no me dan ni bolilla.

l Entonces, a veces pagás el boleto y otras, no...


-¡No, siempre pago! Soy cuidadosa con eso. Porque la pobre mina que estuvo laburando cuatro horas limpiando una casa, pago su boleto, por qué no lo voy a pagar yo. Tengo la tarjeta Sube que se puede usar también para los peajes, para todo. A veces, subo a un taxi, el conductor no me quiere cobrar el viaje pero yo no lo dejo. A veces, está el prejuicio que los famosos, vivís de canje o que cometés un delito y vas a zafar porque es joven.

l ¿No compartís la impunidad del "ser famoso", entonces?

-¡No, no, la detesto! Me incomoda.

      Embed



Comentarios Facebook