jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
06 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Buscan acuerdo razonable por la coparticipación

0
Comentarios


La estrategia que utilizaría el gobierno de Mauricio Macri es negociar con los gobernadores de provincias no kirchneristas, ante la imposibilidad de devolver el 15% que se descontara desde 2006.

Buscan acuerdo razonable por la coparticipación
Macri, en una conferencia de 2012 para hablar del juicio por las escuchas ilegales
Foto:

El presidente de la Nación electo, Mauricio Macri, se apoyará en los gobernadores no kirchneristas para intentar un "acuerdo razonable" con las provincias ante la imposibilidad de devolver en el arranque de su gestión el 15 por ciento de coparticipación que la actual mandataria nacional, Cristina Fernández de Kirchner, mantenía descontando y que había comenzado a partir del año 2006.

Rogelio Frigerio, designado ministro del Interior, viene convocando a los mandatarios provinciales a una cita para el sábado 12 de diciembre en dependencias de la Casa Rosada, con el objetivo de madurar el acuerdo con el apoyo anticipado de algunos de los mandatarios no kirchneristas.

En el equipo económico de Cambiemos confían en que primará la razón de los gobernadores para consensuar que las arcas nacionales no se encuentran en condiciones de relegar ahora fondos que comprometan su estabilidad, debido a un déficit fiscal de 263.000 millones de pesos.

Según dijeron fuentes del equipo que encabeza el designado ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay, se le mostrará los números a los gobernadores para que comprendan que si no fuera por el financiamiento que llevan adelante desde el Banco Central y la ANSeS el rojo fiscal superaría los 355.000 millones de pesos durante el año en curso.

En el nuevo Gobierno nacional sostienen que Cristina Fernández de Kirchner le dio cuerda al reloj de "una bomba" antes de irse, al firmar el Decreto de Necesidad y Urgencia 2635 con el que dispuso el cese del descuento del 15% de la Coparticipación a todas las provincias, que estaba destinado a financiar la ANSeS.

Si bien Macri analiza anular ni bien asuma el DNU -idea sugerida, incluso, por los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, ya que su fallo sólo contempla a las tres provincias que efectuaron el correspondiente reclamo ante la justicia-, la idea del equipo de Prat Gay es consensuar con los mandatarios provinciales que la devolución de las retenciones que venía haciendo la Nación se de progresivamente a medida que se corrijan las variables económicas que provocaron el hueco fiscal.

Frigerio está convencido de que los reclamos por coparticipación no se van a generalizar y que incluso las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis, a las que benefició directamente el fallo de la Corte Suprema para la devolución de fondos, se abrirán a negociar una salida, pero la preocupación está en que algunas jurisdicciones tienen sus cuentas corrientes en cero y están ávidas del dinero que les correspondería por el DNU.

El Poder Ejecutivo nacional mantiene créditos activos con las provincias, por el uso discrecional de los excedentes por sobre el Presupuesto en los últimos años, los cuales podrían convertirse en herramientas clave para el futuro gobierno de Mauricio Macri a la hora de sentarse a negociar y compensar.

El plan económico que Macri pondrá en marcha el 10 de diciembre prevé la reducción de subsidios a la energía, lo que estrechará parcialmente el gasto público, además de la unificación del tipo de cambio con una devaluación para dar competitividad a las empresas y reactivar la economía, estancada hace cuatro años.

Los gobernadores no kirchneristas como Ricardo Colombi (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza) coinciden en buscar una salida consensuada para atender las urgencias e incluso ya lo están hablando con los intendentes, quienes también apoyarán siempre y cuando puedan pagar los salarios y aguinaldos.

La misión más áspera es con los gobernadores kichneristas como Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos) dado que sus estructuras partidarias lideradas en los hechos por los antecesores José Alperovich, Jorge Capitanich y Sergio Urribarri, respectivamente, son más reacias a negociar con el futuro presidente.

Consultado sobre la situación, el intendente de Mendoza, el radical Rodolfo Suárez, dijo que "es de mala calaña lo que firmó la Presidenta" a diez días de dejar el Poder Ejecutivo, porque desfinanciará al Estado nacional, pero admitió la fuerte necesidad financiera de su provincia.

El ministro de Hacienda de Corrientes, Enrique Vaz Torres, anticipó que por orden de Colombi se buscará cómo resolver "de forma razonable" la llegada más recursos a la provincia litoraleña con la administración Macri y también cuestionó el DNU.

"O mentía la Presidenta cuando decía que no le alcanzaba y que se iba a desfinanciar la ANSeS o es cierto que lo que realmente quiere hacer es generar un problema al gobierno que viene", dijo Vaz Torres, tras conocerse la decisión adoptada por el todavía gobierno nacional que encabeza Cristina Fernández de Kirchner.

Vaz Torres aclaró que la devolución de esos fondos a satisfará a los gobernadores porque era un reclamo que llevaba muchos años, pero admitió que la devolución automática y total ahora no es posible debido a que se desfinanciarían programas sociales de fuerte impacto y que el futuro gobierno de Mauricio Macri anunció que seguirá manteniendo a partir de su asunción el próximo 10 de diciembre.


      Embed


Comentarios Facebook