domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Salud
07 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

La mala audición del bebé se puede evitar

0
Comentarios


Tres de cada mil recién nacidos tienen problemas auditivos por predisposición genética y las madres pueden tomar ciertas precauciones durante la gestación para que esto no ocurra.

La mala audición del bebé se puede evitar
Foto:

La audición de un bebé es vulnerable a muchos factores, lo que hace que la pérdida de audición sea una de las deficiencias de nacimiento más comunes. Tres recién nacidos de cada mil tienen problemas auditivos y cerca de la mitad de estos casos se deben a una predisposición genética, pero los restantes pueden ser evitados a partir del cuidado de la madre sobre su embarazo.

 Las futuras madres pueden tomar ciertas precauciones para disminuir el riesgo de la pérdida de audición no genética durante la gestación.

"A partir de la semana 14 de gestación, el bebé ya ha desarrollado su sentido auditivo y puede diferenciar los sonidos provenientes del cuerpo materno y aquellos ruidos provenientes del exterior como voces, música, entre otros", aseguró Sergio J. Paikovsky, Subdirector Médico de la Fundación Hospitalaria y asesor de Gaes Centros Auditivos. Asimismo, el bebé recibe la voz materna a más decibeles que las voces del resto de las personas por eso la puede reconocer.

Para que este proceso de desarrollo auditivo se lleve adelante de manera adecuada, es necesario que la madre durante su embarazo tenga ciertos cuidados e indicaciones en cuenta ya que hay diferentes factores que pueden influir en la capacidad auditiva del niño.

Entre ellos hay que tener en cuenta: la vacunación, el asesoramiento genético (por posibles indicios familiares), controles frecuentes con médicos especialistas, estimulación intrauterina y evitar exponer al bebé a ruidos excesivos.

También es importante evitar la exposición a medicamentos en el primer trimestre del embarazo y suspender el uso de tabaco y alcohol. Al momento del nacimiento del bebé tiene vital importancia la realización del screening auditivo ya que la intervención temprana es fundamental para el desarrollo del habla del niño, además del desarrollo educativo, social y emocional.

"Es importante que al bebé se le realice, al momento de nacer, el screening auditivo, para determinar cuál es su capacidad auditiva. Cuanto antes se realice, más posibilidades tendrá de un tratamiento", afirmó Mónica Matti, Gerente de Formación de GAES Centros Auditivos.

Gracias a la promulgación y reglamentación de la Ley 25.415 (Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia), todo niño nacido en nuestro país, debe ser evaluado en el momento de su nacimiento para descartar hipoacusia. El estudio lo realiza un profesional fonoaudiólogo y quien lo indica es un médico pediatra y/o el otorrinolaringólogo.

"Los estudios más recomendados en etapas muy tempranas son tanto las otoemisiones acústicas, como los potenciales evocados auditivos, que son estudios objetivos y no invasivos" explica Mónica Matti, fonoaudióloga y Gerente de Formación y Calidad de Gaes Argentina.


      Embed

Comentarios Facebook