sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Opinión
09 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cambio de imperio

Gustavo Nigrelli
0
Comentarios
Por Gustavo Nigrelli


¿Quiénes son las verdaderas potencias mundiales del boxeo hoy en día? Profesionalismo y amateurismo han perdido la brújula y parecen destinados a cambiar sus paradigmas históricos, con los cambios de reglas, sociales y económicos que se vienen dando. ¿Crisis general, o revolución?

Cambio de imperio
Tyson Fury
Foto:

Si alguien preguntara cuál es la potencia mundial del boxeo actual, todos dirían que los Estados Unidos.

Históricamente lo fue. Es la Meca, donde están las figuras y donde está la plata, los grandes hoteles y las poderosas cadenas de TV.

Actualización más, actualización menos, USA tiene 9 campeones mundiales en vigencia, contando las 4 entidades principales del boxeo mundial (AMB, CMB, FIB y OMB) en las 17 categorías.

Es decir, 9 campeones de 68 posibles. Algo así como el 15 %. Uno menos que Gran Bretaña, que tiene 10, los mismos que Japón con 9, y apenas arriba de México, que junta 8. Y ahí nomás vienen tailandeses, rusos, boricuas, filipinos y demás.

Retirado ya Floyd Mayweather, ¿quién es el Nº 1 libra por libra del momento? Ese abstracto lauro hoy está desierto, pero se lo disputan un mexicano, un kazajo, un nicaragüense...  ¿y algún yanqui? No.

¿Quién domina la categoría pesado, la más emblemática del pugilismo mundial? Básicamente, los "rusos".

Comparten sus títulos un yanqui (Deontay Wilder, CMB), un británico (Tyson Fury, OMB/FIB) y un uzbeko (Ruslan Chagaev, AMB). Pero la dominaron por años dos ucranianos como los hermanos Klitschko, hasta que uno se retiró y el otro acaba de perder con Fury.

¿Dominan los yanquis la mediano? Estando allí Golovkin el resto mira de atrás, aunque está Daniel Jacobs expectante, como rey AMB. (Golovkin es supercampeón).

¿La welter? Sí. Con Tim Bradley y Keith Thurman, dos de sus monarcas actuales más conocidos. Los otros campeones yanquis son Adrien Broner, Terence Crawford, Jermell Charlo, Gary Russell Jr y Randy Caballero. (NdeR: André Ward era el 10º, pero renunció a la supermediano para pasar a mediopesado).

Unos más conocidos, otros menos. Algunos aún no dieron el salto y cuando lo den quizás sean figuras. Otros directamente son ignotos.

Pero la división yanqui por excelencia hoy es la welter. Sólo la welter. 

¿Qué más? ¿Eso es todo? ¿Sin la hegemonía de campeones mundiales, sin dominar las divisiones más tradicionales, y sin tener siquiera en la discusión al mejor libra por libra, alcanza para ser potencia mundial?

La respuesta sería: ¿qué otro país lo es?

Estados Unidos históricamente dominó todos o casi todos estos ítems, pero hoy en día no sobresale en ninguno y sigue considerándose potencia. ¿Por qué?

En las divisiones pesadas lo invadieron los "rusos" (kazajos, ucranios, uzbekos, polacos), en las chicas los orientales (japoneses, tailandeses, filipinos, chinos) y en las livianas los centroamericanos y mexicanos.

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué la potencia ha decaído? ¿Se fortalecieron los demás, o se debilitó el imperio USA?

Sencillamente, el boxeo ha cambiado. La sociedad ha cambiado. 

Y así como muchos antes boxeaban, ahora se dedican a las MMA, al básquet, o al beisbol. No obstante, el centro pugilístico mundial aún sigue siendo USA.

Pero hay algo más: en la columna "El Cepo", se hablaba de cómo influía en el boxeo argentino la retención de las figuras amateurs en la orbe de la AIBA.

Pues bien; en el contexto mundial pasa algo similar, pero al revés.

Se han liberado muchos púgiles de los que otrora sólo quedaban compitiendo en el amateurismo, porque la mayoría de los países se han profesionalizado y volcado al capitalismo.

Y ya sea en sus reductos del área del Este, como emigrando hacia Occidente -caso Alemania, Gran Bretaña, o incluso la misma USA-, han nutrido las bases y se han mezclado en la competencia con éxito, demostrando que el boxeo no era solo de americanos.

Hoy enfrentar a un "ruso", y más aún en Europa, de visitante, es ir prácticamente a perder como sucedía antes contra un yanqui en el Norte.

Pero además del poderío boxístico, uno se encuentra con el económico, que es donde radica la diferencia de plataforma.

Cuesta creer lo que son esos estadios inmensos, repletos y luminosos, porque el boxeo allí está en auge, a la vez que aquí en decadencia, o quedado en el tiempo.

Los vestuarios allí son prácticamente un hotel 5 estrellas, cuando aquí, en casi toda América (exceptuando la Meca, por supuesto), gracias si hay un baño más o menos limpio, con inodoro. El resto aún está como en la Edad Media, a la que te criaste, modelo Rocky Balboa, con la creencia de que cuanto más pobre, mejor.

Se supone que porque la materia prima proviene de la pobreza, la infraestructura también tiene que ser así, con los estadios cayéndose a pedazos, los vestuarios sin comodidades ni lujos y el espectáculo humilde, con choris y gaseosas como en la cancha, excepto que haya TV, en que mejora un poco, pero  tampoco mucho.

América tradicionalmente fue boxística y superior a Europa y Asia, cambiando con éstos figuritas en las divisiones chicas. Pero hoy es al revés, y se ve en el amateurismo, donde todos los clasificados a Río hasta el momento son en su mayoría de países del Este, más algún que otro cubano. Y luego en el profesionalismo, donde se ha desplazado y/o eclipsado a USA en todo, con tendencia creciente.

Pese a ello, el boxeo olímpico no alcanza a ser el boom que es en el terreno rentado, casi con las mismas figuras. ¿Qué falla entonces en la AIBA? ¿No es hora de que la fusión entre ambos universos se complete y todos peleen en todos lados? ¿No sería el camino para salvar al boxeo globalmente?

Porque tarde o temprano llegará el momento en que Macao sea la Meca y las estrellas todas "rusas" ex soviéticas como Lomachenko, Golovkin, Inoue, Ioka, Kovalev, o Troyanovsky. O quizás ya llegó, y todavía no nos dimos cuenta.


      Embed


 

Tags

Te puede interesar

.

Comentarios Facebook