martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Música
09 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

NOFX dio cátedra de punk melódico y desparpajo en Paternal

Camilo de Cabo
0
Comentarios
Por Camilo de Cabo


Los californianos demostraron en el Malvinas Argentinas que tras 32 años de carrera siguen siendo una de las bandas del estilo con más chispa del mundo. Lo que se vivió el martes por la noche, en esta nota

NOFX dio cátedra de punk melódico y desparpajo en Paternal
Fotos: Pablo Astudillo
Foto:

La lluvia no logró mermar ni una pizca la fiesta que se vivía en los alrededores del miscroestadio Malvinas Argentinas. ¡Ni hablar de adentro! Es que el martes no sólo fue feriado. También, y sobre todas las cosas, NOFX volvió a tocar en nuestro país.

Pasando entre cientos de adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes visiblemente alegres y ansiosos por lo que habían ido a ver, ingresamos al recinto de La Paternal a las 20:00, casi en el momento exacto en que Shaila salía a escena. Sucediendo a Asphix, banda soporte inicial, uno de los principales baluartes del punk melódico nacional dio un show a la altura de las circunstancias, aunque un tanto desprolijo por momentos. Emocionados y agradecidos por tocar antes de uno de sus grupos de referencia, fueron festejados por gran parte del público presente.

Poco tiempo después de lo que indica su nombre, una de las bandas más importantes del punk vernáculo se encargó de calentar el ambiente para el acto principal: 2 Minutos. Enérgicos, afilados y en muy buena forma, el grupo made in Valentín Alsina se despachó con una catarata de clásicos que cantó todo el estadio. “Canción de Amor”, “Otra Mujer”, “Todo lo Miro”, “Tema de Adrián”, “Valentín Alsina” (con dos Jauría como invitados), “Amor Suicida”, “Caramelo de Limón”, “Piñas Van, Piñas Vienen” y, claro, el himno punk del conurbano por excelencia “Ya No Sos Igual” (con el Mono de Kapanga como invitado) fueron sólo algunos de los hitazos que sonaron. Realmente, un show muy bueno.

Y finalmente, y casi a las 22:00 en punto, los cuatro californianos más esperados de la fecha aparecieron en escena… ¡bailando! De excelente humor, verborrágicos como siempre y con el desparpajo que los caracteriza, los NOFX empezaron su recital charlando con el público y con tan sólo un mínimo cartel de fondo (otra muestra de su personalidad y sentido del humor), bien arriba suyo. Hasta que en un momento, casi de golpe, la cháchara se terminó y el punk rock se encendió de la mano de “Backstage Passport” y “Seeing Double At The Triple Rock”. Y terminó estallando con el hit “Stickin’ In My Eye”.

      nofx 1.jpg

Ya con el respetable en el bolsillo, le siguieron “72 Hookers”, “Quart in Session” y el segundo clásico total de la noche: el máximo hit de Punk In Drublic (probablemente su disco más emblemático), “Leave It Alone”. Si los hubieran permitido, los skates hubieran volado por los aires.

Entre chistes, diálogos en intercambios con la gente, se sucedieron “Murder the Government” y “Eat the Meek” hasta llegar al que quizás fue el mejor y más relevante momento de toda la noche. Tras recalcar varias veces que la estaban pasando muy bien y que estaban haciendo un buen show, Fat Mike anunció una que no hacían hace mucho. Y lo que pocos imaginaron que podía pasar, pasó: tocaron “The Decline”, su “épica” canción ¡de más de 18 minutos! Y sí, los más fanáticos babearon.

Después de este momento bisagra en el concierto, más comentarios, monerías y canciones nos deleitaron. Así sonaron “Monosyllabic Girl”, “I´m Telling Tim”, “Louis”, “IQ23” (cover de Necros), “We March to the Beat of Indifferent Drum”, “The Moon Brothers”, “The Shortest Pier” (otro cover, esta vez de Tony Sly) y “I Believe in Godess”.

El gran final estuvo a cargo de tres clásicos “noefexianos”: la polítizada y excelente “Perfect Government”, “Fuck the Kids” y “Linoleum”, la más coreada de toda la jornada.

Pero claro, ¡faltaban los bises! Y los elegidos fueron cinco temazos: “Dinosaurs Will Die”, “Bob”, “Franco Un-American”, “The Brews” y “Kill All the White Man”.

Y ahora sí, chau. Bueno, más o menos, porque a pesar de que las luces se prendieron y la gente empezó a salir del Malvinas, Mike, El Hefe, Eric Melvin y Erik Sandin seguían arriba del escenario, bailando, riendo, saludando, hueveando. En fin, demostrando que la alegría con la que se vivió un nuevo recital de NOFX en Argentina no fue sólo debajo de las tablas. Que vuelvan pronto.

      nofx 2.jpg



      Embed



Comentarios Facebook