martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 19° H 45.6%
13 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Spielberg: "No todos seguimos las mismas reglas"

Jack Tewkbury
0
Comentarios
Por Jack Tewkbury


Conmovido por la violencia del mundo actual, el director afirma que hay que tener la perspectiva que da el tiempo para filmar sucesos políticos. Pero el realizador que vuelve a temas históricos dice que en Hollywood algunos no lo hacen.

Spielberg: No todos seguimos las mismas reglas
Foto:

Posiblemente el más famoso creador fílmico actual del mundo occidental, Steven Spielberg sucedió en combinar la intimidad de su visión personal, con los extraordinarios requerimientos para realizar los más sensacionales films comerciales de esta época moderna. No obstante, su impresionante éxito demoró en ser aceptado durante varios años como un artista serio, pero fueron pocos los que negaron que el trabajo de Spielberg influenció decididamente durante el Siglo XX por su potente imaginación visual y su universalmente reconocida emoción. Además, sus películas fueron señeras en efectos especiales en lo visual y en el sonido, y que obtuvieron la respuesta positiva de la audiencia. El suceso también le permitió apoyar muchos proyectos filantrópicos y culturales como ningún otro productor de su generación.

Activo sostenedor de proyectos que afectan la vida moderna de la colectividad judía, Spielberg sirvió como presidente del Survivors Visual History Foundation, un proyecto ambicioso dedicado a filmar entrevistas con sobrevivientes del Holocausto.

Además fue el mayor vocero de los derechos de los artistas y de las libertades creativas, mientras continuaba produciendo recordadas películas que impresionaron a sus espectadores por todo el mundo.

Steven Spielberg nació en Cincinnati, Ohio, el 18 de diciembre de 1946.

El estreno de "Bridges of Spies", producción dirigida por él mismo y cuya figura estelar fue su gran amigo Tom Hanks, motivó el pedido de una entrevista exclusiva de DIARIO POPULAR y que se realizó en un salón del Ritz Carlton Hotel en New York.

l ¿Por qué le atrae dirigir a Tom Hanks en sus películas?

-Lo que me atrae de trabajar con Tom es que él es uno de los mejores actores del mundo. Y el poder permitirme dos de los más grandes actores del mundo, Mark Rylance y Tom Hanks, fue para mí una bendición para realizar este esfuerzo. Vea, hemos trabajado juntos y este es nuestro cuarto film juntos, y hemos producido un buen número de miniseries, "Band of Brothers" y "The Pacific", y hay una familiaridad real, porque fuimos amigos antes de ser colegas. Y nos conocíamos como amigos y socios y él es el padrino de uno de mis chicos, y así que todo esto fue antes que comenzáramos a trabajar juntos. Así que el placer fue, el experimento fue, ¿podíamos trabajar juntos y pasar de ser buenos amigos a ser buenos colegas, y luego volver a ser amigos íntimos? Ese fue el temor que tuvimos ambos, porque hubo momentos que no estuvimos de acuerdo y chocamos en la interpretación de un momento, o en todo el guión, y eso nunca pasó. Compartimos el cerebro.

l ¿Por qué le llevó tres años hacer esta película, y de pronto usted ya está listo para filmar la próxima y ahora está editando y filmando otro proyecto?

-¡Cómo sigue mi carrera! Le diré lo que pasó: antes leí el material de "Bridge of Spies", cuando lo leí y me dispuse hacer "The Big Friendly Giant", el libro de Ronald Dahl y que iba a ser mi próxima película. Yo no tenía la intención de hacer un film de espías. Aunque me encanta ese tema, ese género de películas, no tenía ninguna intención de hacer una, pero cuando Matt Shaman vino y me relató la historia detrás de la historia todo cambió. Sabía lo de Gary Powers, ya que mi padre fue a Rusia en 1960 y fotografió el avión espía que estaba en exhibición. Me contó que había ido como ingeniero de la General Electric como intercambio con ingenieros rusos , que fueron a la GE en Arizona. Mi padre pudo ver el U2 (el avión espía estadounidense derribado por los rusos). Me interesó la historia. Tuve más detalles que me contó el fiscal James Donovan, que tuvo gran actuación en los juicios de Nüremberg. Por eso dejé momentáneamente "The Big Friendly Giant", y me metí en medio de la Guerra Fría, haciendo la odisea de Gary Powers, que la comenzaré a filmar en junio de 2016.

l ¿Qué importancia le da a filmar en Berlín?

-Quiero estar en los lugares que en realidad fueron usados para el intercambio de Abel por Gary Powers. Así que filmamos en el Puente Glienicke, conseguimos el permiso del gobierno de Andrew Murkel para cerrar el puente durante tres noches seguidas, y filmamos en Berlín del Este, muy cerca de Checkpoint Charlie. Tuvimos que recrear, pero esencialmente, hice lo mismo con "Schindler's List" (1993). Traté de estar en los lugares que en realidad sucedieron las cosas. Sentí lo mismo cuando hicimos "Lincoln" (2012). El filmar en los lugares verdaderos hace que los actores sientan la verdad de la acción y eso los habilita para su mejor actuación.

l ¿Cómo ve las películas en el futuro relatando estas historias?

-Bueno, lo que se necesita es distancia. ¿Cuánto tenemos que esperar? Desde 1960 al día de hoy para relatar esta historia de cambiar espías y toda su historia, necesita distancia. Es algo muy difícil ver lo que pasa en este mundo el día de hoy e inmediatamente querer hacer una película sobre lo sucedido. Pienso que necesitamos una perspectiva para ser justos, razonables. Se necesita algo así como una zona intermedia entre el incidente y la recreación de ese incidente.

l ¿Piensa que esa regla se respeta en Hollywood?

-Pienso que sí y que todavía se respeta porque representa el valor central para nosotros los norteamericanos. También pienso que no todos trabajamos con el mismo libro de reglas.

      Embed




Comentarios Facebook