sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Participación

"Un camino intermedio y prudente"

Señor director:


Hacemos un racconto de lo que nos ha sucedido en el pasado, no muy lejano y no lo podemos creer. Nuestra vida ha transcurrido entre la euforia y la miseria. Un profeta llegó, nos inflamó la mente y nos engañó. Nos mostró lo que no éramos y pasamos a considerarlo una certeza. Regaló casas, máquinas de coser, pan dulce y sidras para todos. Y durante un tiempo, todos fuimos felices. No vimos que la puerta de atrás la dejaban abierta para escapar. Nos mintieron, nos falsearon y traicionaron nuestra confianza. Sólo pensamos en la cantidad de generaciones que han pasado a otra vida en la ilusión de ver que las siguientes tendrían lo mismo que ellos. Pero desde cierto momento, comenzamos a pagar por lo que unos pocos disfrutaron. Pero nadie nos mostró un camino intermedio y sobre todo prudente. Hemos prepoteado a nuestros amigos y enemigos. Fuimos, desde la derecha a la izquierda, casi sin cesar y lo hemos aceptado, con indiferencia. Sabemos que las cosas, no son gratis. Si alguien pierde, alguien gana, pero ¡cómo ganaron! Hoy estamos llegando a un punto crucial, ver la realidad.

Carlos J. Delacroix

DNI 12.877.831

Comentarios Facebook