domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
General
14 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nueve de cada 10 mujeres sufrieron acoso machista en el trabajo

0
Comentarios


l informe revela que 9 de cada 10 empleadas padecieron acoso sexual o psicológico, golpes y también abusos. En el “repertorio” machista hay chistes obscenos, miradas lascivas, invitaciones sexuales y amenazas.

Nueve de cada 10 mujeres sufrieron acoso machista en el trabajo
Foto:

Un tipo de violencia "machista" aún invisibilizada es la sufrida por las mujeres en sus ambientes de trabajo. Allí, un informe revela que 9 de cada 10 empleadas padecieron en algún momento acoso sexual o psicológico, que incluyen denuncias por golpes y también abusos. En el repertorio de los acosadores aparecen "chistes" obscenos, miradas lascivas, invitaciones sexuales y amenazas, acompañadas por promesas de ascenso o despido.

Las víctimas más castigadas son aquellas mujeres que cumplen funciones en hogares, empresas o instituciones realizando tareas de limpieza. Se trata de un informe realizado por la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral, que fue presentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde se afirma que el "este acoso puede ser ejercido por pares o subordinados, y la sexualidad se constituye en un fin en sí mismo y un medio que si bien tiene siempre impacto en la víctima posee dispar suerte a nivel laboral".

 "Cuando el acoso es llevado a cabo por un superior jerárquico se instrumenta en todos los casos como chantaje sexual implementado bajo la promesa de prebendas tales como ascensos, categorías más importantes o salarios más elevados, chantaje que al no ser aceptado genera una escalada de mayor agresión y la incorporación de otras modalidades de violencia que acorralan a la víctima a través del mensaje explícito o implícito de "a aceptación de la propuesta o las penurias laborales cuando no el desempleo", explica el trabajo.

Asimismo, se sostiene que "el impacto sobre la salud de la víctima depende de la duración del acoso, la intensidad de la agresión y de su propia estructuración psíquica y fortaleza del yo al momento de enfrentar la situación", agregando que "cuando el acoso en cualquiera de sus formas es reciente y persiste en la víctima la ilusión de resolución, los síntomas son similares a los del estrés: insomnio, migrañas, cansancio, pero a medida que la situación persiste en el tiempo surge el sentimiento de culpabilidad en tanto al no poder tramitar en el afuera dicha situación, la interpretación del hecho traumático está ausente y la persona se repliega sobre sí misma intentando buscar en si misma las razones del atropello, proceso reforzado por la falta de palabra, dada la incomunicación generada por vergüenza o temor a la falta de credibilidad".

El estudio de la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral indica, también, que "este panorama genera un estado de depresión con pérdida de interés por todas las actividades que la persona realizaba hasta ese momento y la ausencia de todo deseo". "Con la prolongación de la situación -se explica en el informe-, los trastornos psicosomáticos están en primer plano, lo que es silenciado reaparece en el cuerpo como síntoma y el gran abanico de patologías físicas se despliega: desde problemas digestivos (ulceras, gastralgias) hasta problemas endocrinos, siendo sumamente común las enfermedades de la piel como alopecia y la psoriasis, del mismo modo que disfunciones vasculares o desequilibrios de la presión arterial". Otra derivación es la afectación "en la esfera social, donde los efectos tienen como corolario el aislamiento de la víctima, así como conductas de evitación".

"El sentimiento de alienación surge por un lado por la actitud de su entorno, que al no saber como actuar frente a una persona que ha cambiado su forma de ser, se distancia de ella y por otra parte por el retraimiento de la víctima para no tener que dar explicaciones respecto de lo ocurrido", dice el trabajo

      Embed




Comentarios Facebook