martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
15 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

“A este Barsa hay que jugarle a un trescientos por ciento”

Carlos Siffredi
0
Comentarios
Por Carlos Siffredi


Antonio Alzamendi, autor del gol que le dio a River la Copa Intercontinental de 1986, se come las uñas y hace fuerza por el Millonario en este Mundial de Clubes. Y palpita una posible final con el equipo de Lionel Messi.

“A este Barsa hay que jugarle  a un trescientos por ciento”
Foto:
“A este Barsa hay que jugarle  a un trescientos por ciento”
Foto:

Ayer se cumplieron 29 años de una página histórica de River en donde el equipo, dirigido por "El Bambino" Veira, levantó la por aquel entonces llamada Copa Intercontinental tras derrotar por la mínima diferencia al Steaua Bucarest rumano.

Si bien el tiempo pasó, e incluso la competencia cambió de nombre a Mundial de Clubes, esos momentos quedan grabados en la retina de los hinchas y especialmente en la memoria emotiva del delantero uruguayo Antonio Alzamendi.

Desde Cardona, en su Uruguay natal, el ex atacante que está cerca de cumplir las seis década recordó con DIARIO POPULAR aquel momento de gloria vivió con el Millonario y, entre tantas declaraciones interesantes que demuestran que "come fútbol", ante la posibilidad de una hipotética final ante el Barcelona confesó: "El Barsa es un equipo letal y River tiene que estar al trescientos por ciento".


-¿Cómo ve a River de cara a comenzar su participación en el Mundial de Clubes?

-Sigo mucho al equipo de Gallardo, que marcó un estilo acorde a la historia del club. El bajón mostrado es normal. Se da después de haber ganado todo. Uno se desinfla futbolísticamente pero en los momentos difíciles recupera la memoria.

-Muchos piensan en esa posible final ante el Barsa.

-El de afuera siempre se adelanta, pero desde nuestra época los jugadores suelen ir partido a partido. Porque el mundo del fútbol tiene muchas sorpresa, sino mirá lo que pasó con el América y el equipo Guangzhou chino. Se supone los candidatos son River y Barcelona, pero los partidos hay que jugarlos.

-¿De qué manera tendría que jugarle River al Barcelona?

-Eso sólo el Muñeco lo sabe. Acá en Uruguay se sigue hablando de él. Esa clase de técnicos que deja su marca nunca dejan detalles sueltos. Lo que sí, como el Barsa es un equipo letal, River tiene que estar al trescientos por ciento para cortarle los circuitos futbolísticos porque el sector del medio va a ser muy importante.

-El uruguayo Mora dijo que quiere anotar un gol en la final como usted.

-Me genera mucha alegría que un chico como Mora piense en cosas importantes para el club. Yo decía que no le convenía irse al fútbol de Arabia. Influye la parte económica, pero la gloria es muchísimo más importante.

-Y Carlos Sánchez, quien tiene todo listo para irse a México.

-Sánchez es el "Negro" Héctor Enrique dos. Tiene fuerza, buen juego. El típico ocho que pocos equipos tienen y nosotros, gracias a Dios, tenemos a un uruguayo que la está rompiendo y es importantísimo.

-¿Se prepara para ver la final?

-Pensá que yo vivo, respiro y como fútbol. De Argentina, de Uruguay, de todas partes del mundo. Voy a madrugar sí o sí. Más si en la final están River y Barcelona, que prometen un partido histórico.


      River festejo Japon 1986



Recuerdos de aquel equipo extraordinario


Antonio Alzamendi prefiere la vida calma en la ciudad uruguaya de Cardona. Allí el ex futbolista de River tiene unas canchitas de fútbol y un salón de fiestas, señal de que sí o sí tiene que estar ligado de alguna manera al deporte. Y pese a que pasen los años, el recuerdo del Millonario del año 1986, que ganó cómodamente el torneo argentino, levantó su primera Libertadores e hizo lo mismo con la Intercontinental, sigue vivo en su cabeza.

“Aquel gol me acuerdo que fue pura viveza criolla. El Beto Alonso se apuró para sacar un tiro libre, gané en velocidad y mano a mano con el arquero me salió un tiro que si bien el arquero dio rebote, en la segunda oportunidad con la cabeza la metí”, recordó Alzamendi.

Además, del once dirigido por “El Bambino” Veira recordó: “Estábamos muy unidos y cuando hay un buen vestuario se ve reflejado en la cancha. Imponíamos autoridad”.

Asimismo, siempre instalado en tierra uruguaya a menos que el fútbol lo haya llevado hacia otros destinos, sobre su vida fuera de las canchas Antonio Alzamendi dijo: “La gente me reconoce por la calle acá. Será porque siempre llevé la bandera de Uruguay a todas partes. Hay hinchas de River y, cuando me los cruzo, me agradecen. Como los hinchas de Independiente, ya que por ahí tuve un paso del 78 al 81 y pude ser parte de un equipo que logró el Nacional de 1978”.


      Embed


Comentarios Facebook