sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
15 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los duendes de la suerte: Murzoho, gran maestro

Liliana Chelli
0
Comentarios
Por Liliana Chelli


La búsqueda de la suerte es una constante en los seres humanos que la obtienen si los dueños de las poderosas fuerzas mágicas están convencidos que esa ayuda será para bien, por eso al momento de invocarla no deben perder de vista este aspecto.

Los duendes de la suerte: Murzoho, gran maestro
Foto:

Entre los gnomos denominados maestros o guías se destaca el Gran Gnomo Murzoho quien difunde los poderes y actitudes de un mago ya que el mago desarrolla sus aptitudes gracias a la purificación de sus centros energéticos, el entrenamiento y el aprendizaje. Es así como logra incursionar en los Grandes Misterios de los Gnomo y actuar en todos los planos de la manifestación universal. Su dominio de la naturaleza abarca el plano del Más Allá, pudiendo incluso hace realidad sus deseos

Al comienzo de su trayectoria todo mago realiza rituales bastante sencillos que lo conectan con otros planos de la realidad y los seres que los habitan los ayudantes mágicos dan una posibilidad que nos otorga la magia es la de entrar en contacto con los cuatro elementos básicos de la naturaleza, a través de los Seres Elementales. El hombre no es sino una síntesis de estos elementos y la meta del mago es conseguir su equilibrio. Para ello estudia cómo actúan los defectos y virtudes propios de estos elementos dentro de sí mismo y desarrolla técnicas para armonizarlos.

El primer secreto a conocer por un mago, recién comenzaba la iniciación, es aquel que le permite invocar a los diferentes seres elementales para que le presten ayuda como en el caso de llamar a Murzoho el gnomo.

Los magos, desde todas las épocas tuvieron el poder tanto sobre reyes como sobre el pueblo que miraba con asombro como estos eran capaces de lograr verdaderos hechos prodigiosos que llenaban de asombro a propios y extraños. Ellos se comunicaban con las entidades superiores para traer sus mensajes o cumplir las misiones mágicas que sus Amos Mayores le designaban a cada uno. Como proteger los sembrados, las lluvias, el dinero y los valores, la suerte y los deseos, tal el caso de Murzoho.

En el Alto Egipto originariamente se concentraban los primeros magos, gnomos y elfos, que se comunicaban con las Grandes Entidades del Poder Divino y Mágico que gobernaban el Universo e iban ocupando los lugares donde permanecerían eternamente, es decir los mismos lugares invisibles que siguen ocupando hoy y desde donde ejercen su mandato de bondad y solidaridad ayudando a quienes se lo piden. Los gnomos se ocupan de los problemas puntuales, por ejemplo están los que nos ayudarán a solucionar problemas de dinero cuando se lo pidamos, están los que se ocupan en proteger y favorecer la suerte en el juego, son los gnomos de la diversión y el placer, también están aquellos que protegen y proveen la abundancia y así todos los aspectos de la vida. Hay grupos de Seres Elementales a los cuales se puede invocar a través de la magia como en este caso al Gran Gnomo Murzoho.

Como apertura hoy Murzoho difundirá un hechizo para salir de las trabas económicas, se confeccionara un amuleto con 5 monedas plateadas y una bolsita anaranjada, limpiamos cada moneda con un algodón embebido en vinagre y dejarlas al sol por cinco días seguidos, una vez todo listo, un día al amanecer, pase las monedas por el filo de un cuchillo y pronuncie:

'Con este cuchillo podré cortar todas las trabas económicas que afectan mi vida y la de mi familia y estas monedas serán las que atraerán hacia mí el dinero que necesito'. Por la noche de ese mismo día, guarde cada moneda en la bolsita naranja y todos los viernes encienda ante la misma una vela dorada en honor al Gnomo Murzoho para que energice su pedido. También este Gran Maestro dará la enseñanza de otro rito efectivo: se necesita porotos crudos, 7 monedas doradas, 1 cabeza de ajo, un bol pequeño y 10 hojas de laurel.

Procedimiento, ponga los porotos crudos en el bol y encima las 7 monedas doradas, arriba coloque la cabeza de ajo entera y finalmente las 7 hojas de laurel alrededor coronando todo esto. Mantenga este hechizo en su hogar o negocio y jamás faltara el dinero si siempre nombre al Gnomo Murzoho cuando lo haga, y cambie el ajo cada vez que envejezca. Este es un encantamiento que dura mucho tiempo.

Para quienes deseen intentar suerte en el juego Los números preferidos de Murzoho son el 02 y el 88 y los simpáticos son el 15, el 56 y el 166.

      Embed


Comentarios Facebook