sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Vienen Sonando
18 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Bob Dylan y el “disco pirata” más esperado

Ziggy Savasta
0
Comentarios
Por Ziggy Savasta


El legendario músico edita “The Best Of The Cutting Edge” en su línea “Bootleg Series” con material que había atesorado durante años.

Bob Dylan y el “disco pirata” más esperado
Foto:

Todo lo que sus adoradores coleccionistas consiguieron con sangre, sudor y lágrimas durante años a través de los incontables y costosos piratas que iban apareciendo en la trastienda del mercado, Bob Dylan lo transformó finalmente en material obsoleto y sin ningún interés cuando empezó a editarlos oficialmente bajo el rótulo irónico de Bootleg Series.

Tanto, que actualmente cada aparición de un nuevo volumen de esta colección se asemeja a un acontecimiento mundial comparable a la primera vez que el hombre pisó la Luna. Este flamante Bob Dylan 1965-1966/The Best Of The Cutting Edge (Sony Music), el número 12 de estos piratas "oficiales", contiene las mejores grabaciones de estudio jamás editadas, tomadas de las sesiones de tres de los más resonantes discos de su carrera: Bringing It All Back Home, Highway 61 Revisited y Blonde On Blonde.

Grabados entre enero de 1965 y febrero de 1966, cada uno de estos discos torció definitivamente el destino de la música. Este Cutting Edge colecta muchos de los grandes momentos de la historia musical contemporánea. Canciones que hasta ahora no habían visto la luz, además de ensayos y versiones distintas de las conocidas, que brindan un insight más profundo del proceso creativo del padre de Mr. Tambourine Man.

Desde las primeras pinceladas acústicas de "She Belongs To Me", a un "Just Like A Woman" embriagado de rumba. Esta edición doméstica, de 2 cd's, también contiene dos versiones de "Like A Rolling Stone", el circense anfetamínico "Leopard-Skin Pill Box Hat"; un fantasmal demo al piano de "Desolation Row" y un delicioso acústico de "Love Minus Zero/No Limit", fugado de las maratónicas sesiones de aquellos años en flor.

En general, como lo apunta Ben Rollins en el soberbio folleto del disco, "un testimonio revitalizador de una época en que la música, los ritmos, las letras y las ideas llegaban tan rápido que el viaje en sí mismo proporcionaba riquezas espectaculares.

Cowboys eran los de antes

Este Man In Black/Live In Denmark 1971 resucita a Johnny Cash, el más oscuro de los cowboys parlantes del country, en un periodo no tan fructífero de su accidentada carrera. Y aunque la voz y la personalidad de Cash reverberan aquí tan doloridas como inspiradas, es el repertorio de este disco el que obliga a revalorizar lo que todos creían devaluado.

A sus clásicos "I Walk The Line", "Folsom Prison Blues" y "Man In Black", hay que sumarles una electrizante versión del "Matchbox" de Carl Perkins y media docena de canciones interpretadas junto a su esposa June Carter y la Carter Family, una prole de próceres del género que trascendió holgadamente las paredes del Grand Ole Opry, un exigente téster de talentos donde retumbaron desde el "Kow-liga" de Hank Williams hasta "Rose Garden", de la recientemente desaparecida Lynn Anderson.


      Embed


Comentarios Facebook