jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Piden 11 años de prisión para marineros que abusaron de compañero

0
Comentarios


Se trata de cinco hombres acusados de abuso agravado en perjuicio de un compañero, que perpetuaron mientras navegaban por el Mar Argentino, a la altura de Santa Cruz.

Piden 11 años de prisión para marineros que abusaron de compañero
Foto:

Penas de hasta 11 años de cárcel fueron solicitadas contra cinco marineros acusados de abuso agravado en perjuicio de un compañero mientras navegaban por el Mar Argentino a la altura de Santa Cruz.
 
Durante el juicio que se lleva adelante en la capital santacruceña, el fiscal general ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal local, Gonzalo Miranda, solicitó la pena de 11 años de prisión para dos marineros, de 9 para otros dos y de 8 años y seis meses para el quinto.
 
El caso se conoció en marzo de 2014 y desde el jueves se realiza el juicio contra los acusados en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Cruz en Río Gallegos.
 
Los hechos que les imputan habrían ocurrido entre el 9 y 11 de marzo de 2014 en el camarote N 10 del buque pesquero "Luca Mario", donde dormían los cinco imputados y la víctima.
 
La causa se instruyó en el Juzgado Federal de Río Gallegos, ya que el barco navegaba por el Mar Argentino a la altura de Santa Cruz.
 
Según indicó el matutino La Opinión Austral, el tripulante abusado en reiteradas oportunidades por sus compañeros fue quien comentó lo sucedido al capitán, quien denunció el delito ante Prefectura Naval Argentina (PNA).
 
El hombre no habría denunciado los primeros ataques sexuales al capitán por vergüenza, pero ante los comentarios de sus agresores de que lo iban a seguir sometiendo y las amenazas para que no comentara nada de lo sucedido, decidió revelar lo que padecía tras largas jornadas laborales en el camarote que compartía con los acusados, de edades entre los 24 a los 44 años.
 
Dos de ellos son hermanos y la mayoría es oriunda de la ciudad correntina de Empedrado.
 
Cuando el personal de la PNA arribó al barco que se encontraba en alta mar, demoró a los sospechosos y secuestró equipos electrónicos, en especial teléfonos celulares, ya que se había indicado que los abusos podrían haberse registrado en videos.
 
Luego que el buque arribara al puerto Punta Loyola, se realizaron los peritajes en el camarote donde se habrían producido los abusos, donde hay seis cuchetas, con cortinas en cada una, un sitio que -según los acusados- es de pequeñas dimensiones y es imposible que dos o tres hombres puedan caber en una cucheta.
 
El joven abusado regresó el martes a Río Gallegos en colectivo desde Corrientes y brindó su testimonio a través de Cámara Gesell a una psicóloga.
 
Detrás del vidrio lo escucharon atentamente los tres jueces, el fiscal, la defensa y otra psicóloga. Aseguran que fue conmovedor y valiente al volver a explicar con palabras y gestos el padecimiento que pasó en el barco.
 
El muchacho de 24 años, padre de un pequeño niño, arribó allí junto a su progenitor y regresó horas después a su provincia. También a través de videoconferencia, prestaron testimonio testigos y profesionales médicos desde Corrientes, Capital Federal (Comodoro Py), Mar del Plata y Puerto Madryn. Los cinco marineros que se encuentran alojados en la Unidad Penitenciaria Federal N 15 desde que se realizó la denuncia prestaron declaración indagatoria ante el tribunal que los juzga.
 
Todos coincidieron en que los hechos descriptos y ratificados por la víctima nunca sucedieron y que se trata todo de una "falsa denuncia".

      Embed


Comentarios Facebook