sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Opinión
18 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Imagine

Gustavo Nigrelli
0
Comentarios
Por Gustavo Nigrelli


¿El boxeo amateur y el profesional se unirían? La AIBA está dando serios indicios de acercamiento al profesionalismo, impensadas hasta hace poco. Existen signos de fusión, con padrinos y delegados identificados con ambos mundos que ofician de intermediarios, como los Klitschko, Amir Khan y Manny Pacquiao. ¿Será AIBA la 5ª organización mundial?

Imagine
AIBA nutre al profesionalismo así como las divisiones inferiores al fútbol
Foto:

Ahora que el cambio está de moda, ningún deporte está sufriendo más cambios que el boxeo. No sólo a nivel nacional, sino mundial.

Y tampoco sólo en el profesionalismo, sino también –y muy especialmente- en el amateurismo (término cada vez más en desuso, al punto que la AIBA ya lo denomina boxeo olímpico).

Resulta tedioso reiterar que –salvo excepciones- las grandes figuras a nivel internacional, históricamente salieron de la AIBA, donde a veces fueron estrellas en ese campo, otras después,  pero surgieron de allí.

Muhammad Alí, Joe Frazier, Leonard, Foreman, De la Hoya, Holyfield, Lennox Lewis, Klitschko, Kostya Tszyu, Roy Jones, Floyd Mayweather, Cotto, Khan, Golovkin, etc, fueron y son algunos ejemplos de púgiles que pasaron de un terreno a otro siendo estrellas, o transformándose después, como el caso de la mayoría de los argentinos (Narvaes, Maidana, Matthysse, Maravilla, Reveco, Cuellar, Diego Chaves, Chacón).

Salvo casos como Mike Tyson, JC Chávez, o Mano de Piedra Durán, prácticamente  sin recorrido amateur, en general éste nutre al profesionalismo así como las divisiones inferiores al fútbol, por lo cual la AIBA de pronto decidió retenerlos para aprovecharlos más económicamente, en actitud por muchos cuestionada.

Sin embargo, por alguna razón, lo que en el profesionalismo reluce, brilla y se traduce en millones de dólares, estadios llenos, cadenas de TV, pay per view, rating, emoción y explosión, en el olimpismo ni mueve la aguja. ¿Qué falla?

Las peleas son aburridas, sin público, casi sin KO y sin pasión, al punto que el boxeo es considerado deporte "C", fuera y lejos de los de elite, que son los que llenan estadios y concitan rating televisivo.

De allí que ante la posibilidad de entrar en el grupo de los prescindibles, la AIBA se movió y lo profesionalizó lo más posible con el fin de matar dos pájaros de un tiro –salvarlo de la prescindibilidad y hacerlo rentable-, inventando la APB y la WSB, dos torneos de corte mixto y profesional, pero dentro de la esfera AIBA, es decir, del terreno olímpico.

Pero curiosamente, la BMA (Boxing Marketing Arm), empresa de marketing de la AIBA, no consigue siquiera vender sus torneos a cadena de TV alguna, especialmente el profesional (APB), que hasta ahora ha resultado un fracaso organizativo y deportivo.

Por eso llamó la atención que tanto la semana pasada como hace dos findes, mezclados en veladas profesionales, hubo dos peleas de la APB.

Sí. Una en Dusseldorf, Alemania, nada menos que en la de Tyson Fury vs Wladimir Klitschko, donde el kazajo Antón Pinchuk GP 8 al alemán David Graf.

Y otra en Kiev, Ucrania, donde el local Oleksandr Usyk (manejado por los hermanos Klitschko) encabezó el festival venciendo por KOT 7 al cubano Pedro Rodríguez. Allí hubo dos de APB, de nombres ilegibles qataríes y ucranianos, además del ecuatoriano Marlo Delgado, que se denominaron "exhibition match", o sea, fuera del formato de ránkings APB.

¿Qué está pasando? ¿No era que la AIBA no quería mezclarse con veladas profesionales, y menos donde hubiera injerencia de algún organismo mundial?

Sin ir más lejos, AIBA tiene amenazadas a todas las Federaciones Nacionales con desafiliarlas de los JJOO si éstas no se desligan deportiva, dirigencial y políticamente de tales organismos, al punto de que la propia FAB se vio obligada a dividirse en dos ramas (profesional y amateur), para estar en regla.

Es más; las veladas de Los Cóndores (WSB), que en su momento, como locales, iban colgadas a las profesionales que organizaban los promotores -una dentro de otra-debieron separarse y hacerse independientemente por imposición del organismo, resintiendo a ambas, en fracaso rotundo desde lo comercial, televisivo y deportivo.

¿Se está aliando ahora la AIBA a las entidades mundialistas, al ver que su proyecto se desinfla económicamente?

Las estrellas que luego explotan en el profesionalismo, en AIBA brillan por su ausencia. ¿O quién es hoy por hoy la estrella del boxeo amateur?

¿Quién es hoy el Leonard, el de la Hoya o el Alí olímpico?

¿Qué púgil amateur es hoy por hoy mínimamente conocido por la gente, o atractivo de ver, pagar una entrada, o encender un monitor?

De cientos a nivel mundial, ninguno.

De allí que entonces el proyecto AIBA comenzó a desembarcar en el profesionalismo, pero de la mano de promotores profesionales, no de organismos.

Y el plan secreto a mediano plazo es convertirse en la 5ª organización mundial, sumándose a la AMB, CMB, FIB y OMB, con el sueño de que alguna vez un campeón de la APB (AIBA) se enfrente con alguno de los otros.

No por nada en el ámbito de la AIBA están siempre los hermanos Klitschko, Manny Pacquiao y Amir Khan, como nexos entre la entidad amateur y los organismos rentados –de hecho, los Klitschko son promotores de púgiles AIBA, como el mencionado Usyk-.

Y no sólo eso: dicen las malas lenguas –aún muy extraoficialmente- que se maneja la idea de que a los JJOO -ya sea de Río, o los venideros- puedan ser invitados a participar púgiles profesionales que alguna vez hayan intervenido en algún JJOO, siempre que se clasifiquen por su país en las instancias correspondientes.

Es decir, en Argentina, por ejemplo, podría intervenir en 52 kg Omar Narvaes, si así lo desea.

Incluso aún sin clasificarse por derecha, se corre la bolilla de que hasta podría haber alguna invitación especial a profesionales para jerarquizar el evento, por ejemplo, Amir Khan. ¿Qué tal?

Caen las barreras, como cayó la Cortina de Hierro, el Muro de Berlín, y el bloqueo a Cuba. Llegará un día el momento en que el mundo sea uno sólo, y el boxeo también.


      Embed

 

Tags

Te puede interesar

.

Comentarios Facebook