sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Política
18 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Macri llamó a Francisco para entibiar la relación

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El contacto, según fuentes confiables, rompió el hielo que existe entre ambos desde que Bergoglio, cuando era arzobispo, criticaba los talleres clandestinos, la prostitución y la falta de urbanización en las villas de la Ciudad.

Macri llamó a Francisco para entibiar la relación
Foto:

En lo que se interpreta como un claro gesto de distensión en su vínculo con El Vaticano, el presidente Mauricio Macri llamó ayer al Papa Francisco para felicitarlo por su cumpleaños.

El sorpresivo llamado se produjo antes que el mandatario recibiera a las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) en la Casa Rosada.

La comunicación presidencial, de alguna manera, rompió con el hielo que caracterizó la relación Macri y Bergoglio desde que el candidato de Cambiemos fuera consagrado el último 22 de noviembre: desde entonces no hubo saludo formal desde Roma.

Esta semana la vicepresidenta Gabriela Michetti confirmó a DIARIO POPULAR que no estaba previsto el viaje de una comitiva oficial a la Santa Sede y que probablemente sí lo haga ella pero de manera particular en los próximos meses dada la vieja relación que la une con Francisco.

Pasado el mediodía de ayer un escueto comunicado oficial informaba que el presidente "llamó hoy desde la Casa Rosada al Papa Francisco para felicitarlo en el día de su cumpleaños 79". No hacía mención sobre el contenido de la comunicación ni si el Sumo Pontífice había invitado al mandatario a visitar la Santa Sede.

"Fue un saludo protocolar, similar al que el Papa le dispensó cuando lo recibió junto a Juliana Awada y a Antonia en El Vaticano. Pero el dato político es que Macri tuvo que dar el primer gesto de acercamiento hacia Francisco", explicó ayer un allegado a Bergoglio durante su largo mandato al frente del Arzobispado porteño. Aquella reunión en Roma se había celebrado en setiembre de 2013 cuando Macri aún era jefe de gobierno porteño.

"Hay una relación distante que viene de la gestión en la Ciudad de Buenos Aires. Las denuncias que hacía Bergoglio sobre los talleres clandestinos, los prostíbulos y la falta de urbanización de las villas marcaron ese vínculo. Y después el violento desalojo de la villa Papa Francisco fue cuestionado por el mismo Papa. Ayer hubo un acercamiento pero habrá que ver como evoluciona", amplió la fuente consultada.

"Sí, podría presentarse como un gesto de distensión" entre ambos jefes de Estado, fue por su parte el sucinto análisis de un vocero gubernamental consultado por este medio. Es que en las últimas horas algunas fuentes eclesiásticos habían deslizado que en El Vaticano esperaban que el flamante mandatario diera un primer paso para hacer fluir la relación.

Esta semana Gabriela Michetti anunció que a partir de enero encabezará giras a países latinoamericanos y del Sudeste asiático en representación del gobierno. Pero al ser consultada por este diario si tenía planificado viajar en forma oficial a la Santa Sede, la vicepresidenta sostuvo que "no me lo ha pedido Mauricio pero en algún momento a mí personalmente me gustaría ir. Es que tengo una relación previa (de amistad) con Jorge Bergoglio. Seguramente en algún momento iré pero bastante más adelante. De todos modos, será algo más personal igual".

Los dichos de la titular del Senado nacional expusieron la falta de interés, por lo menos en el corto plazo, del gobierno en solicitar audiencia con Francisco. Una decisión un tanto sorpresiva en momentos que la administración de Cambiemos convoca a los diferentes actores sociales a suscribir un Pacto Social que permita sanear la economía e impida que se desboque la inflación. Es que una foto con Macri y un llamado a la unidad del Sumo Pontífice podría ayudar a esta estrategia de gobierno.

Por otro lado, Macri recibió ayer en Casa de Gobierno al Episcopado argentino y los obispos, encabezados por José María Arancedo, lo saludaron especialmente por el inicio de la nueva gestión de gobierno. "Fue una visita de cortesía. No hablaron del Papa", detalló una vocera de la CEA.


      Embed


Comentarios Facebook