miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Vida
20 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Regalar: algo que no es facil

0
Comentarios


Llega una época del año donde los regalos son algo más que común y muchas veces se nos apodera la duda de ¿qué regalar? Existen distintos tipos de obsequios: empresariales, para los chicos, los amigos, para un familiar y en todos los casos siempre es bueno pensar bien qué darle al otro para que sea algo que lo emocione. El valor del regalo está en todo lo previo, es el hecho de haber pensado en el otro, en haberle dedicado aunque sea un momento.

Regalar: algo que no es facil
Foto:

La Navidad es una época en la que abundan los regalos: en el arbolito, de los amigos, los que trae Papá Noel, los que satisfacen deseos propios y, claro, los empresariales. ¿Cómo destacarse con el regalo? ¿Es posible promover nuevas costumbres gracias a un objeto? Así, ya sea como acción de una firma o un detalle bien personal en la familia, es bueno pensar bien qué darle al otro para que sea algo que lo emocione.

El valor del regalo está en todo lo previo. Es el hecho de haber pensado en el otro, en haberle dedicado aunque sea un momento. Si se va a un nivel bien personalizado es demostrarle a la persona que nos interesa, que sabemos lo que le gusta.

Cada vez que le damos un regalo a un niño le ofrecemos nuestra valorización de la cultura, las costumbres que desarrollamos en el cotidiano. Cada vez que le damos a un niño una pelota le estamos diciendo de manera indirecta que el deporte es bueno; lo mismo sucede cuando a una niña le damos un set de maquillaje, le señalamos que arreglarse y estar linda es algo que aprobamos. Los presentes son dados desde la mirada del adulto que elige de un gran universo que considera valioso para los pequeños.

Cuando a un niño, y a un adulto también, le damos un presente le estamos diciendo: "Me importás, te conozco y por eso elijo esto para vos". Es haberle dedicado tiempo; por eso, muchas veces, en épocas en la que los paquetes abundan, hay otras opciones que incluyen compartir, como una tarde de dice, salir a tomar un café, ir a pasear, salir a remontar un barrilete. Hay muchas maneras de estar juntos y compartir.

En el otro extremo de la vida, en la tercera edad, también esperan regalos y en este sentido, para regalarle a un adulto mayor es importante conocer su historia ocupacional, sus hobbies, pasiones y deseos, así como también tener en cuenta la subjetividad e interés de cada persona atendiendo y conociendo sus posibilidades y limitaciones. Hay obsequios que pueden acompañar desde el punto de vida terapéutico, pueden estimular la salud, pero no serán de utilidad si no se tiene en cuenta la particularidad de la persona.

También hay momentos en la vida en que el dolor está muy presente. En esos días no hay que dejar de regalar. Es justamente "en estos momentos" en los que los chicos necesitan más afecto, cariño y comprensión y, sobre todo, continuar con una vida "lo más normal" posible, manteniendo las costumbres y rutinas de su vida antes del diagnóstico.

A la hora de hacer un regalo a un niño que atraviesa una enfermedad, es importante tener en cuenta su estado general y síntomas que pueda estar atravesando, producto de la enfermedad y/o el tratamiento que está recibiendo. En estos casos, el sentido común nos permitirá hacer la elección adecuada. Si un niño se encuentra muy decaído, cansado o en cama, buscaremos un regalo que no requiera esfuerzo físico.

En esos casos es aconsejable pensar en un juego de mesa que le permitirá al niño jugar junto con su familia, pasando momento entretenidos, aún si tiene que permanecer largos períodos en reposo.

Asimismo, si un niño tiene dificultades motrices o cognitivas se requiere pensar en un regalo que no comprometa esas habilidades. Por suerte, existe una amplia gama de posibilidades y los niños, aún durante su enfermedad, tienen siempre muchísimos intereses y potencialidades para desplegar, por lo que siempre será posible encontrar el regalo adecuado para que pueda disfrutar desde su condición de niño que, seguramente, se mantendrá intacta a lo largo de este proceso.

También hay regalos que son personales, pero que tienen como destino decorar ciertos espacios de la casa; así hay comercios que se dedican a fabricar y diseñar figuras con nombres propios y quien no se sorprende cuando ve algo con ese detalle, ni más ni menos, que su nombre; es recibir parte de su identidad, lo que los identifica y los hace únicos.

Otro aspecto también a tener en cuenta y que cambió en los últimos años, es el hecho de que las mujeres que reciben pequeños electrodomésticos para la casa y también de cuidado personal,, ya no se ofenden como en años anteriores. Sucede que estos productos les facilitan la vida y algunos hasta son símbolos de status y comodidad, por eso los reciben con una sonrisa en la cara.

Claro está que los que son de entretenimiento son más elegidos, como las cámaras de foto, las consolas de juego, las tablets, los celulares y las notebooks. Estos son regalos que se hacen ya pensando en tener una gran presencia en el día del agasajado.

Por último, los regalos empresariales son una atención de la firma a sus empleados, sus proveedores o clientes especiales. Tienen la particularidad de tener que sorprender a una persona que generalmente está bombardeada por presentes y, al mismo tiempo, dejarle un mensaje que lo ligue en su recuerdo con el quehacer de la compañía. El consejo es que se elijan objetos prácticos y cotidianos, que formen parte del día a día de las personas; se incorpora el objeto a la rutina diaria, lo que le da presencia e imagen a la marca en lo cotidiano, pues los regalos corporativos siempre tienen el logo de la empresa impreso.

      Embed

Tags

Te puede interesar

Comentarios Facebook