martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
19 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El mundo futbolístico espera este choque entre gigantes

0
Comentarios


La cuenta regresiva avanza en medio de una gran expectativa. Mañana a las 7.30 de nuestro país, el River de Marcelo Gallardo buscará hacer realidad el sueño de ganarle la final al poderoso Barcelona.

El mundo futbolístico espera este choque entre gigantes
Foto:

Faltan pocas horas, pero todo el planeta futbolístico ya palpita la gran final del Mundial de Clubes entre River y el poderoso Barcelona, el campeón de la Copa Libertadores de América y el campeón de la Champions League respectivamente. La cita será muy temprano en el domingo de la Argentina, allá por las 7.30 cuando quizá muchos pibes o no tan pibes vuelvan a casa luego de una noche de baile o diversión.

El International Yokohama Stadium será el escenario de este duelo de titanes, que en la previa promete mucho por la calidad de futbolistas que habrá en uno y otro bando. Y lógicamente con la expectativa de saber si Lionel Messi, el astro argentino que es el mejor jugador del mundo, podrá jugar esta gran final otra vez ante un equipo argentino, como lo hizo en 2009 contra el Estudiantes de Alejandro Sabella.

En caso de culminar igualado el cotejo al término del tiempo reglamentario, se recurrirá a 30 minutos suplementarios y de subsistir el empate se dirimirá el título con remates ejecutados desde el punto penal.

River, que ya ganó también en Japón la Copa Intercontinental en 1986 ante Steaua Bucarest de Rumania (era un sólo partido y fue 1-0), tiene una especial motivación en esta ocasión además de poder ser rey mundial nuevamente. Es que llega a esta definición (luego de ganarle al Sanfrecce Hiroshima 1-0 con gol de Alario) ante un equipo que es considerado hace rato como el mejor del mundo, por funcionamiento y sus fantásticas individualidades.

Porque además de Messi y Neymar, tiene a un asesino del gol como el uruguayo Luis Suárez (hizo los tres goles en el triunfo 3-0 en semifinales ante el Guangzhou Evergrande de China), a Andrés Iniesta, un cerebro en la mitad de cancha capaz de meter pases magistrales. Estas figuras eclipsan, por ejemplo, a cracks del nivel del argentino Javier Mascherano, Piqué, Busquets o el brasileño Dani Alves, entre otros.

A jugarle friccionado

Pero River ofrecerá lo suyo para contradecir a la 'cátedra' que lo da como víctima en la final. El equipo de Marcelo Gallardo tendrá que jugar con un notable grado de concentración, sin cometer errores y es probable que apueste a un desarrollo ligado al roce para que el elenco catalán sufra físicamente el juego. Algunos allegados al entrenador millonario graficaban que la idea podría ser jugar con la intensidad con la que River lo hizo ante Boca en los choques de Sudamericana del año pasado y Libertadores de este año. Con una gran motivación, porque es el partido de sus vidas. Y con el apoyo en el estadio de unos 20 mil hinchas, River quiere hacer realidad un gran sueño.

      Embed


Comentarios Facebook