martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
23 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nacha: “Por Bailando no podía ni ir al baño tranquila en un cine”

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


Tras finalizar el reality más famoso de la TV criolla, donde supo generar polémica, se apresta a hacer temporada en Carlos Paz de la mano de Flavio Mendoza y su nuevo elenco de Stravaganza-Sin Reglas para el Amor.

Nacha: “Por Bailando no podía ni ir al baño tranquila en un cine”
Foto:

El lunes pasado culminó la temporada 2015 de Bailando por un Sueño y la despedida de un nuevo año del certamen de Marcelo Tinelli también marcó el final de su labor en el show. Nacha Guevara, la jurado más incisiva, exigente y hasta temida de la pista, decidió terminar una etapa, o al menos ponerle un paréntesis a su participación en 2016, para retomar el hilo de sus talentosas propuestas teatrales.

Mientras tanto, se entusiasma por encabezar Stravaganza-Sin Reglas para el Amor en la cartelera veraniega de Carlos Paz y se anima a contar los pormenores del reality show más aclamado de la televisión y su adaptación a la masividad.

 "Primero quiero tomarme un descanso después de esta temporada porque me van a juntar con una cuchara", sonríe Nacha tan terminante y dura en su manera de decir las cosas como franca. "Son dos funciones por día y vengo de un año de trabajar mucho, entonces no voy a hacer otro Bailando", confiesa esta dúctil artista.

"Pero además quiero hacer otras cosas y este show televisivo lleva mucho tiempo. No son sólo las dos horas que la gente ve. Lleva mucho tiempo de preparación, hay que tener total disponibilidad porque cambian mucho los horarios de grabación y yo quiero hacer cosas que tengo que preparar que me llevan mucho tiempo y necesito estar de nuevo un poco más en la intimidad", argumenta respecto a lo que será su próximo año, luego de la tarea que emprenderá en el verano junto a Eleonora Cassano y Fernando Dente convocada por FA, la productora que acaba de inaugurar Flavio Mendoza.

En los dos períodos que se sostuvo como jurado de Bailando por un Sueño al lado de Moria Casán, Soledad Silveyra, Marcelo Polino y la incorporación de Angel de Brito, su mundo externo cambió sustancialmente. De ser considerada celebridad en un selecto universo teatral, a la gran popularidad y el juzgamiento público.

"Yo hice teatro muy poquito durante el año pasado así que no sé cómo es estar en el teatro después del Bailando", comenta Nacha Guevara, que experimentará los vericuetos de la agitada temporada en Villa Carlos Paz. "Lo que sí sé es que no puedo ni ir al baño tranquila cuando voy a un cine por ejemplo. O sea que mi nivel de popularidad creció tanto que no puedo entrar a un baño de un cine sin que me estén escuchando qué es lo que estoy haciendo detrás de la puerta. Y cuando abro la puerta están con el teléfono: 'A ver, una foto' en el inodoro", se ríe con fuerza.

"Entonces en ese sentido hay una enorme popularidad. Ahora tengo un público que me sigue por otros motivos. Y ésa es una adaptación que he tenido que hacer", retrata la mujer de armas tomar.

"Te siguen por otras razones: te siguen porque te ven en la pantalla pero no conocen.
 profundamente quién sos y lo que hacés verdaderamente. Es una relación muy diferente entre el público de teatro y el público de televisión. Yo diría que es una relación un poco más superficial el de la televisión porque conocen solamente un plano de uno. En el teatro como te da a conocer por completo con tu público, la relación es más profunda.

Ese público trae esa profundidad y el otro público otra popularidad. Es bueno tener las dos cosas", asegura ella. Contestataria y aguerrida, Nacha fue muy funcional al esquema ShowMatch de Marcelo Tinelli. Su forma de inferir en las devoluciones y de aportar su sabiduría le trajo más de un cuestionamiento y algún que otro trago amargo. Sin embargo, fiel a su estilo, esta artista integral afirma que nunca representó ningún papel y sólo se dejó llevar por su profunda convicción. "He tratado de ser yo todo el tiempo. No soy tan buena actriz como para fingir", desliza Guevara.

"Debo aclarar que la libertad dentro de ese show es total. Nadie te viene a pedir que actúes de determinada manera o que hagas de quien no sos o quien sos. No trabajo de esa manera; si no, tendría una tienda. Hay gente que sí lo hace y lo hace muy bien, pero yo no podría. Si quisiera hacer eso, lo haría pésimo porque no lo sé hacer. Yo veo lo que veo y digo lo que digo y pienso lo que pienso. A veces acierto, a veces me equivoco, pero he tratado de ser fiel a mí misma", resalta. Lo que no indica que el revuelo y la crítica que genera el show no sea menos dolorosa y se deba aprender a sortear las olas para que el conflicto mediático resbale. En ese sentido el show te ejercita la sartén de teflón", apunta la polémica jurado.

"Y no está mal, porque vivimos en un mundo que se ha vuelto terrible. A partir de las redes y todo lo demás, que no las leo ni nada, el anonimato hace que la gente se haya vuelto tremendamente agresiva y el periodismo también. En ese sentido está bueno porque te hace como un training que en el teatro no estamos acostumbrados", remata asegurando que en la convivencia entre algunos integrantes del programa "me voy con amigos" y tras negarse a hablar de su supuesta enemistad con Soledad Silveyra.

Un personaje de musa que no había hecho antes

Ilusionada con el personaje que emprenderá durante el verano en Stravaganza-Sin Reglas para el Amor, Nacha Guevara se prepara para encarnar una composición como nunca antes, en tantísima trayectoria, realizó.

"Siento que estoy en buenas manos", dice con fuerza de la propuesta que produce Flavio Mendoza. "Con el éxito que él ha tenido ha podido mutar en alguno de los productores que todos conocemos. Sin embargo trabaja como un amateur. Él no está perdiendo el espíritu amateur de todo esto a pesar de que lo hace muy profesionalmente. Es una felicidad que Flavio abriera su productora", asegura de FA Producciones, a la vez que invita a una reflexión.

"Si los productores tradicionales se dieran cuenta de que el artista rinde más cuando más le soltás la soga, serían muy diferentes los espectáculos y los productos artísticos. No desde la teatralidad, porque los espectáculos de Flavio son muy teatrales, sino desde la dramaturgia, de ver realmente la esencia de cada escena, de cada cuadro y cómo hacer que eso brille cada día más. Ese tal vez sea mi aporte además de mi personaje, que es algo que nunca había hecho antes. Es el de una musa", sostiene su protagonista.

"Un amigo mío me dijo que lo que hacía tenía algo que ver con el personaje de la película de Subiela El Lado Oscuro del corazón, porque está como en otra dimensión", cuenta Nacha.

"Es un personaje un poco más etéreo, más suave, más irreal que me divierte hacerlo. Y hay que cantar también desde ese lugar, así que es un desafío para mí también. Canto tangos pero están orquestados de una manera que la musa pueda cantar", devela.

"A Dente le exigía porque sabía que podía"

Durante buen tramo del Bailando 2015, Nacha Guevara pareció ensañarse con un algo tímido Fer Dente. Desde que supo que iba a ser su compañero en Stravaganza Sin reglas para el amor, la tensión aflojó y empezó a brotar el reconocimiento. La genial intérprete de Eva Perón, a la distancia, da su versión.

"Conocía a Dente y sabia de su potencial y sé lo que había visto. No es algo que yo imaginaba. Ya lo había visto. Entonces claro que le exigía más", vocifera Nacha.

"El escenario es un templo y nos permite a todos llegar a unas profundidades expresivas que otros medios no lo permiten. Tiene otras virtudes pero el modo de expresarse en el teatro es muy diferente al modo en que uno puede expresarse en la televisión", explica.

"Eso lo fui entendiendo en el tiempo. Entendí que en la tele no se podía ver eso que yo había visto. Eso no podía estar presente en la pantalla. Allí hay mucha urgencia, hay poco tiempo, poco tiempo de ensayo, hay mucha presión, es una competencia. Tiene una cantidad de elementos que hace que uno no pueda llegar tan profundo como en el teatro. Esa es la magia del teatro", garantiza por último.



      Embed




Comentarios Facebook