jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
23 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

José Curbelo: noticias payadas en la Folklórica

Wilmar Merino
0
Comentarios
Por Wilmar Merino


De las Radio Nacional Folklórica, todas las mañana ameniza el oído de la audiencia con sus payadas y en esta nota cuenta cómo es el proceso creativo que utiliza para componer.

José Curbelo: noticias payadas en la Folklórica
Foto:

La radio tiene personajes únicos. Pero el más "único" de todos es José Curbelo, el payador que todas las mañanas nos canta las noticias en payada en Radio Nacional Folklórica, la 98.7 mhz.

Puesto a comentarnos cómo es su proceso creativo para poner en palabras decidoras la noticia pura y dura, nos dice que "esto es una cuestión que viene de tiempos antiguos: los payadores llevaban las noticias de un lado al otro, como crónicas versificadas, así que esto es retomar esa antigua tradición".

"La idea de que lo hiciera en Radio Nacional Folklórica pertenece a Marcelo Simón, director de la radio. En un principio me daban las noticias, pero hoy las recojo de la agencia Télam. Las voy pergeñando, las escribo y las canto. Me pongo a primera hora de la mañana, grabo las décimas y se emiten luego a las 9, a las 10, 11 y 12. Para hacerlo variadito elijo alguna noticia de Política, otra de Sociedad, otra de Mundo y alguna efeméride del folklore".

Puesto a hablar sobre la payada como manifestación cultural, este querido payador uruguayo (heredero de sus coterráneos Carlos Molina y Luis Alberto Martínez), afincado en nuestros pagos, comenta que "ésta es una tradición viva, siempre se ha hablado casi de la extinción de este arte, pero yo recorro el país y veo muchos muchachitos de 20 improvisando".

-Incluso muchos jóvenes lo hacen desde el rap.

-Claro. Los raperos son primos hermanos nuestros: ellos tienen un arte que no es originario de aquí pero lo adaptaron y es improvisación pura, con otra métrica. A veces es contrapunto, controversia. Me gusta el contrapunto, además he escrito muchas cosas, pero cuando escribo poemas que intento que queden, siempre acudo a cosas que he dicho en el calor de la improvisación. La vena creativa mía, si es que la tengo, se despierta en el calor de la espontaneidad del canto. Eso luego se pule, pero el concepto nace espontáneamente". "¿Mi mayor desafío como payador?, pues ha sido ir a otros países, como Italia, y tratar de vencer las barreras del idioma. También viajé 24 veces a Puerto Rico, donde hay una rica tradición de trova".

Curbelo cuenta que la payada tiene "una liturgia: el que empieza es el de la derecha, usualmente el más veterano, o el de más nombre cuando la edad es pareja".

Y puesto a contarnos anécdotas memorables nos cuenta: "Una que voy a contar por primera vez en mi vida: Ernesto Sábato me dijo tras escucharme payar que 'así soñaba yo al payador de las pampas'. Ese día se presentaba un libro de fotografías de Sara Facio. Estaba María Elena Walsh. Ella me hizo un halago hermoso porque me invitó a su cumpleaños. Y el regalo me lo hizo ella a mí. Me dijo: 'Ahí le regalé una cuarteta', y cuando abro el sobre que me dio, veo que me hizo una dedicatoria y había dinero adentro".

-Curioso. De una poeta uno podía esperar otra cosa...

-¡Era poeta pero conocía la vida! Y sabía que no sólo del pan vive el hombre.

Roberto Ayrala, su amigo, le heredó su viola payadora

"Las guitarras de los payadores pasan de una mano a otra, son como un legado. Yo hice 20 años de camino con Roberto Ayrala un gran payador argentino. El spi pulsaba bien la guitarra. Por desgracia decidió irse (N de R: se suicidó) y me dejó una carta heredándome la guitarra. yo tengo las mías, claro, pero uso la de Roberto cuando voy a algún lugar donde hubiese querido ir Ayrala. Por ejemplo, cuando fui al País Vasco, donde practican mucho la improvisación. Hacen los versolari, en su idioma, el euskera, claro. Grabe discos con Ayrala, en Philips. Fue muy bien recibido ese trabajo. A tal punto que fuimos por un solo disco y grabamos tres"

Uno queda medio rengo cuando le falta el compañero. Por eso la primera ve que canté con su guitarra en una radio llamada El Sol, dije 'No es buen final el silencio para una huella sonora'. Me pareció justo decir eso porque todo el camino en la vida de Ayrala fue cantar".


      Embed

Comentarios Facebook