martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
23 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un Macri relajado despidió el año con los periodistas

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


A pesar del asueto administrativo, el mandatario encabezará hoy la segunda reunión de gabinete y, como desde hace varios años, visitará el comedor comunitario de Margarita Barrientos.

Un Macri relajado despidió el año con los periodistas
Foto:

Antes de viajar a la Patagonia para pasar las Fiestas de Fin de Año y compartir unos días de descanso en familia, el presidente Mauricio Macri visitará hoy el comedor comunitario de Margarita Barrientos en el barrio porteño de Villa Soldati, una costumbre que repite desde hace ocho años durante las vísperas navideñas.

Por la tarde, en tanto, pasó por la Sala de Periodistas de Casa Rosada, su segunda visita en dos semanas, para participar del brindis navideño de los acreditados al que había sido invitado unas horas antes. Pero cuando el mandatario arribó al convite la mesa estaba casi vacía. Sólo quedaba una sidra y unos vasos descartables que él ayudo a distribuir entre los presentes. 'Si me invitan a brindar ustedes tienen que tener algo para brindar. Por eso digo que hay que recuperar el valor de la palabra', se permitió bromear.

Durante el brindis con los acreditados, Macri elevó su vaso de plástico con sidra -'prefiero la sidra', fue su respuesta de ocasión cuando se le preguntó si la prefería al champagne- y así pidió por los argentinos, por nuestro futuro, porque tengamos una Navidad con mucho amor, un momento de familia, tan importante y lindo, y podamos cargar energías para que el 4 de enero podamos reencontrarnos todos acá para reconstruir la Argentina que soñamos'.

Luego se prestó a una breve requisitoria periodistas. 'Por ahora no hay llamado a (sesiones) extraordinarias', fue su declaración más destacada en momentos en que el gobierno negocia con los bloques legislativos de la oposición la posible convocatoria del Parlamento antes del 1º de marzo.

Al trazar un balance de sus primeras dos semanas de gobierno, Macri sostuvo: 'Estoy contento, siento que hemos hecho una gran parte de lo que nos habíamos comprometido en la campaña que tiene que ver con empezar a liberar a la Argentina para que pueda volver a crecer, tantos pronósticos que había que no se podía. ¿Y se pudo no?'. Sobre el fin del cepo cambiario, indicó que 'salió bien, está todo tranquilo'. Y luego dio esa escueta contestación sobre el llamado a sesiones extraordinarias del Congreso y prefirió no hacer mención sobre el futuro de la ley de Medios horas después de la intervención del AFSCA. Luego se despidió: 'Me voy a la Patagonia hasta el 4 de enero, no me extrañen mucho'.

Sin embargo, hoy le espera un largo día de trabajo. Aunque habrá asueto administrativo en Casa de Gobierno, a las 7.45 el presidente encabezará su segunda reunión de Gabinete.

A las 10 el mandatario visitará el comedor 'Los Piletones', de la referente barrial Margarita Barrientos, junto con su mujer Juliana Awada. Se trata de una visita que durante sus años como jefe de Gobierno porteño repitió religiosamente cada 24 de diciembre.

Más tarde regresará a la Casa Rosada donde tendrá distintas audiencias hasta bien entrada la tarde. Pasará la Nochebuena junto a su familia en su departamento de Palermo.

En tanto, viajará junto a su mujer y sus hijas en un avión privado -la flota presidencial de los 'Tango' se encuentra en pleno proceso de revisión- rumbo a Villa La Angostura, el paraíso neuquino ubicado a orillas de lago Nahuel Huapi.

Se hospedará con su mujer, la pequeña Antonia, y las otras dos hijas en una residencia del complejo Cumelen, el mismo que utiliza para vacacionar todos los años. Según voceros consultados por este medio, la única actividad confirmada por la que interrumpirá su descanso tendrá lugar el próximo martes en la localidad rionegrina de Cipolletti.

Ese día el presidente de la Nación se reunirá con el gobernador Alberto Weretilnek y productores del Alto Valle de Río Negro, que resultaron beneficiados con las primeras medidas del gobierno: la quita de retenciones y la devaluación del peso que imprimió mayor competitividad a la exportación de peras y manzanas.


      Embed


Comentarios Facebook