lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Viva la pesca
24 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Claves para no fallar en la pesca de las esquivas lisas

Wilmar Merino
0
Comentarios
Por Wilmar Merino


Pequeños detalles hacen grandes diferencias a la hora de buscar y capturar esta especie tan popular entre los pescadores. Un repaso por elementos y consejos que debemos tener en cuenta más allá de elegir un buen pesquero.

Claves para no fallar en la pesca de las esquivas lisas
Foto:

Son muchos los pescadores que se vuelven fanáticos de las lisas tras lograr la primera. Y otros, aún no lo han intentado. Para los que están dando sus primeros pasos -o piensan darlos- con esta esquiva especie, van dirigido estos consejos.

Puntos débiles en la línea: podemos perder un trofeo por corte en una pesca de fuerza donde peleamos con peces muy potentes. Por eso recomendamos boyas especialmente diseñadas para la especie como las Doble-T de lisas, que tienen el resorte reforzado. El tamaño ideal: de 18 a 25 mm. Los que no opten por yo-yo deben apuntar a micro esmerillones de máxima calidad para colgar las brazoladas. Usar nudos corredizos en las líneas en lugar de nudos simples, evita que tengamos mas puntos débiles en el aparejo.

Carnadas y conservación: Es vital que los dos cebos principales para esta pesca -la lombriz de tierra y la pancita de lisa- sean protegidos del sol. Lombrices abombadas o moribundas no pescan. Llevar una heladerita con bloques de hielo o ladrillos de agua congelados en embaces de tetra brick con tapa a rosca (que de paso serán nuestras fuentes de líquido durante la pesca).

Si no hay heladerita, envolver tierra y lombrices en una bolsa de tela y cada tanto humedecerla en la base y mantener a la sombra. Para lisas lombrices blancas son las mejores porque hacen bulto en el anzuelo y eso las atrae. En cuanto a la pancita de lisa (o en su defecto corazón vacuno si carecemos de ella), la podemos mejorar coloreándola de rojo, agregándole algunas gotas de esencia de vainilla y en algunos casos como la albufera de Mar Chiquita, bait mate. Para los canales y lagunas, si no hay pancita de lisa, la panza de pollo (que viene con los menudos) es muy buena y de carne firme (ideal si hay descarnadores). Se la puede aditivar con purpurina y vainillín. En Albufera de Mar Chiquita se usa mucho el peceto vacuno, coloreado con purpurina y aditivado con vainillín y anís estrellado.

Elección de anzuelos: el anzuelo siempre es un punto clave. Para pescas orilleras comunes en desbordes, anda muy bien el Owner nro 1 estilo SS cutting point modelo 5111-101 o bien el Owner Seigo número 1. Si pescamos en barrancas del Salado o los canales, es vital que el anzuelo se clave en el labio de arriba para poder izarlas fácilmente por las barrancas sin que se produzcan cortes de labio. Allí los anzuelos curvados tipo 142 N, ya sean Eagle Claw o Waterdog, nos darán esa posibilidad. Tip: colocar anzuelos "locos" entre boya y boya, cuando pescamos en desbordes, suele ser muy eficaz.

Líneas: Un set básico de líneas debe incluir una línea aérea (símil paternóster pero con boyas esféricas) corta de no más de 2 metros, una larga de hasta 3, y tres líneas de boyas esféricas de distinto color (verde limón, blanca y negra) con distintos punteros de remate: algunos para pescar sueltos y otros para anclar la línea como ocurre con las boyas volcadoras o Mandale. En zonas muy bajas de desbordes, podemos terminar la línea con una boya zanahoria a la que adicionaremos 80 cm de nailon y una plomada. En albufera de Mar Chiquita, se usan boyas de formato aceitunado, con el anzuelo pendiendo directamente de un esmerillón con mosquetón (sin nailon), y entre boya y boya grande colocaremos una esférica pequeña (no yo- yo) a la que sumaremos brazoladas con microesmerillones con mosquetón, entre perlas y nudos corredizos.

¿Multi o monofilamento? Por lo general ya el multifilamento se ha impuesto para ésta pesca por su mayor resistencia a menor diámetro y flotabilidad.


      Embed

Te puede interesar

Comentarios Facebook