martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
28 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Rojo apuesta todas las fichas en el torneo local

Luis Stocik
0
Comentarios
Por Luis Stocik


Independiente necesita ponerle fin a la sequía de títulos a nivel local, ya que acumula trece años sin festejos. Mauricio Pellegrino y sus muchachos deberán aprovechar que muchos se enfocarán en la Libertadores.

El Rojo apuesta todas las fichas en el torneo local
Foto:

El primer semestre de 2016 que encarará Independiente estará plagado de responsabilidades. Por un lado el Rojo siempre es candidato y tiene la obligación de pelear el título. Eso no es novedad. El agregado que sufrirá en el nuevo año es la necesidad de título que alberga todo el pueblo del Diablo y contemplando que los grandes estarán con la mente en la Libertadores y que el torneo será corto los dirigidos por Mauricio Pellegrino saben bien que tendrán una chance inmejorable para quedarse con el campeonato.

La imagen del gol de Lucas Pusineri a Boca, el festejo en la goleada ante San Lorenzo que coronó la vuelta de Independiente en el 2002 fueron postales que quedaron lejanas. La alegría por la obtención del Torneo Apertura marcó, si saberlo, el último logro a nivel local de Independiente que viene postergando la vuelta desde entonces y que entre tantos años también debió sufrir el único descenso de su enorme historia. Por eso toda la dirigencia entiende que las cosas están dadas como para que este sea el semestre del Diablo.

      Embed

Es que el trabajo realizado por Mauricio Pellegrino dio sus frutos logrando un repunte impresionante aunque no pudo capitalizarlo con el ingreso a la Libertadores. Más allá del traspié se sabe que si no sumaba la cantidad de puntos que sumó, tampoco hubiera alcanzado la liguilla. Pero el trabajo de base, lo más complejo, lo realizó en tiempo récord y ahora podrá sostener una pretemporada con todos sus muchachos en condiciones (salvo Lucas Albertengo que se recupera de la operación de ligamentos cruzados y peroné) e imprimirle mayor trabajo a su idea de juego.

Además los equipos grandes estarán con la mente puesta en la Copa Libertadores y eso será clave. River, San Lorenzo, Boca y Racing en caso de que supere el Repechaje van a priorizar el trofeo continental.

También está Central que con su fútbol fue la revelación e incluso podría ingresar Huracán. El próximo torneo se dividirá en dos zonas de 15 equipos quienes disputarán 14 fechas en su zona y 2 partidos de clásico (ida y vuelta interzonal) y quienes ganen la zona se medirán en un solo encuentro para determinar al campeón.

Por ello en el grupo del Rojo podría haber solo dos grandes (River o Boca y San Lorenzo o Huracán) y es una gran chance de comenzar con paso ganador y terminar con los 13 años de sequía que aquejan al Rojo.

      Embed


Comentarios Facebook