sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
General
29 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Preocupación en el Litoral por las lluvias en Concordia

0
Comentarios


El río Paraná experimentó ayer una baja en su altura por segundo día consecutivo en el Norte de Corrientes, lo que fue en principio un dato alentador, que enfrenta la creciente más grande de los últimos 50 años.

Preocupación en el Litoral por las lluvias en Concordia
Foto:

El clima no ayuda en el Litoral, donde se está viviendo uno de las inundaciones más severas de los últimos 50 años: esta mañana comenzó a llover y el agua continúa subiendo.

El registro de Corrientes capital y de la localidad de Paso de la Patria confirmó ayer el segundo día seguido de bajante del nivel del agua del Paraná, aunque ambas ciudades se encuentran todavía en etapa de evacuación con más de siete metros, mientras que en Itatí ya descendió al nivel de alerta y en Ituzaingó sigue en baja desde el sábado con cuatro metros.

Estos datos oficiales de la Prefectura Naval Argentina son alentadores para las costas de Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos, que, sumados a Formosa por la creciente del río Paraguay, acumularon más de 25.000 personas que debieron ser evacuadas de sus hogares, en medio de las inundaciones más grandes de los últimos 50 años en las zonas afectadas.

En la costa chaqueña, donde hay más de 5.000 evacuados, el puerto de Barranqueras continuaba en etapa de evacuación, pero marcó este lunes una leve bajante del río a 7,13 metros.

En tanto, hacia el sur de Corrientes, el Paraná continúa estacionado desde la localidad de Empedrado hasta Goya, unos 200 kilómetros; el mismo registro sin creciente se observó en la costa santafesina de Reconquista.

Mientras tanto, aguas más abajo, el Paraná continuó creciendo ayer desde la localidad correntina de Esquina hasta el extremo sur de Entre Ríos y Campana, Buenos Aires, aunque la bajante en las altas cuencas indica que el nivel del río podría comenzar a descender en esta zona entre el 30 de diciembre y el 1 de enero.

El río Iguazú, el principal afluente del Paraná, también bajó ayer en las mediciones de las localidades misioneras de Puerto Iguazú y Andresito, confirmaron fuentes de la Prefectura.

"Para confirmar que el río dejará de crecer por muchos días más hay que esperar que mermen las lluvias en el sur de Brasil, que es lo que principalmente afecta al Litoral argentino con la creciente del Iguazú", dijo ayer una fuente de la Prefectura.

En la ciudad correntina de Ituzaingó, los comerciantes y emprendedores del turismo confían en que durante la primera semana de enero ya podrán habilitar las playas, mientras que Paso de la Patria espera con ansiedad la misma noticia porque son localidades que tienen importantes ingresos de veraneantes de la región.

El drama que sumó el último fin de semana la provincia de Corrientes es que desbordaron ríos internos como el Corrientes, Santa Lucía y el Batel, lo que complicó más la situación en los campos y en la localidad de Perugorría, donde hubo 400 personas evacuadas.

Equipos sanitarios de los Municipios y las Provincias del Litoral se preparan para asistir a los afectados y combatir las infecciones que pueden registrarse con el escurrimiento de las aguas.

En tanto, la ciudad entrerriana de Concordia seguía este lunes bajo el agua, preocupaba el aspecto sanitario, por las enfermedades que puedan contraer los pobladores a raíz de las inundaciones, y se estimaba que el río Uruguay recién se iría en 10 días, dependiendo de las condiciones climáticas.

Por otro lado, la Entidad Binacional Yacyretá informó este lunes que durante el domingo se produjeron lluvias de variada intensidad en las cuencas más cercanas al embalse, en las áreas comprendidas entre el Punto Trifinio y Yacyretá, la cuenca del río Iguazú y las cuencas no controladas entre el río Paranapanema e Itaipú.

Dichas precipitaciones tuvieron montos acumulados que en algunos sitios se situaron en el rango entre 50 y 100 mm, por encima de lo que indicaban diferentes fuentes de pronóstico.

Precisó que las previsiones de lluvias elaboradas por distintos centros meteorológicos de referencia durante el lunes muestran para la presente semana precipitaciones de variada intensidad para gran parte de la semana en las cuencas más cercanas al embalse de Yacyretá.

En este marco, el gobierno uruguayo prevé reunirse hoy con los intendentes de los departamentos (provincias) afectados por las inundaciones producidas en el norte y oeste del país para analizar la situación, informó ayer el vicesecretario de la Presidencia de Uruguay, Juan Andrés Roballo.

El último informe del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) cifró en cerca de 16.311 el número de personas desplazadas de sus casas por culpa de las inundaciones.

Preguntado acerca de la cuantía de las ayudas económicas que destinará el gobierno uruguayo para paliar la situación, Roballó dijo que "sería irresponsable" dar una cifra en estos momentos dado que "hasta que baje el agua no se puede saber cuáles son los daños que se generaron".

En este sentido, señaló que hoy se ha convocado a la Comisión Sectorial de Descentralización -integrada por seis Ministerios y seis delegados del Congreso de Intendentes- para estudiar las necesidades que especifiquen los regidores locales y evaluar así la dotación de las ayudas.

Comentarios Facebook