viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Automovilismo
29 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Siempre soy un tipo optimista por naturaleza”

Carlos Saavedra
0
Comentarios
Por Carlos Saavedra


Néstor Girolami ratificó que es un piloto diferente, frío y a la vez temperamental, mira el vaso siempre medio lleno y entiende, aunque no lo diga, que los cuestionamientos del pasado deben dejar de ser una carga para él.

“Siempre soy un tipo  optimista por naturaleza”
Foto:

Néstor Girolami no se perfilaba como uno de los más firmes candidatos a campeón de Super TC2000 en 2015, el "1" conseguido en 2014 en un año en el que fue un relojito, parecía que se le iba a escurrir entre las manos. Sin embargo...

El campeonato del Bebu, volvió a verse influenciado por la dura pelea interna en el equipo Peugeot, con su compañero-rival Agustín Canapino. Esa disputa tuvo su momento de mayor efervescencia en Rafaela y el Callejero de Santa Fe; en el ovalo rafaelino, la maniobra arriesgada en exceso de Canapino para sacarle la punta, derivó en la victoria luego malograda en la técnica de Mariano Werner. Y en la noche santafesina, el aparente no cumplimiento de lo pactado, llevó a Néstor a desalojarlo de la punta a Canapino. Y otra victoria perdida, a manos de Facundo Ardusso con el Fiat.

"Pasamos momento duros; en Santa Fe nos agarramos de los 'pelos' con Ulises por lo ocurrido; pero bueno, después más tranquilos conversamos y analizamos lo sucedido; a mi me dolía también que por esos malos entendidos, Peugeot pudiera perder el campeonato", recuerda el Bebu sobre una cuestión central durante el año. A San Luis llegó muy bien parado ("las pruebas aerodinámicas en Rafaela fueron fundamentales", tiró).

A los 26 años y dos títulos en STC2000, Girolami entenderá que la hora del reconocimiento mayoritario le llegó. La época de los serios cuestionamientos, luego de la muerte de Guido Falaschi en TC (Balcarce 2011) y 2013 cuando en Rafaela causó un choque múltiple en la primera chicana, pretende aunque no lo diga, que sean momentos que no sigan siendo una pesada carga.

Girolami ahora apunta a que el camino en ascenso no se detenga, tuvo las dos experiencias (Portugal y Eslovaquia) en WTCC, pretendió continuar en 2016, no le fue posible. En cambio cerró trato con el Stock Car brasileño, que derivó en su alejamiento de Peugeot en STC2000, al superponerse 3 fechas. "Me gustan los nuevos desafíos y correr afuera del país, ha sido uno de mis objetivos", dijo.

Amigos son los amigos

El enfrentamiento que mantuvieron Girolami y Canapino, dio mucha tela para cortar, se trasladó a las pistas y perjudicó a Peugeot, cuyos directivos no perdieron la calma y persistieron como Ulises Armellini (director deportivo) en que "hubiera libertad de acción, sin llegar a perjudicar a la marca".

"Los dos somos sumamente profesionales y siempre pensamos en ganar, por eso se pudieron generar diferencias; de todas formas, compartir equipo con Agustín me hizo mejorar como piloto", lanzó el Bebu. El abrazo que se dieron en el podio puntano, marcó el final de las tempestades. "¿Por qué se dio? Maduramos, entendimos; y nada mas; nunca me gustó andar enemistado con nadie, soy un tipo optimista por naturaleza y prefiero mirar las cosas desde el lado positivo", cerró.

      Embed



Comentarios Facebook