viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
General
29 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Exclusivo | Stamateas: "Necesitamos recuperar la autoestima"

Christian Nobile
0
Comentarios
Por Christian Nobile


Autor de numerosos best sellers, presenta su nuevo libro: "Nudos mentales". Éxito, liderazgo y claves para desarrollar la Inteligencia Emocional, en esta entrevista con DIARIO POPULAR

Exclusivo | Stamateas: Necesitamos recuperar la autoestima
Foto:

Bernardo Stamateas es como se muestra: cálido, amable y respetuoso. Sus años de estudio, análisis y reflexión sobre la forma en la cual los seres humanos nos relacionamos e intentamos ser feliz, le han dado a este autor, el poder de escuchar y entender. 

"Hay que aprender a disfrutar el camino" comenta quién, lejos de cualquier encasillamiento, puede estar en televisión, salir al aire en radio, o con sus libros, llegar al público masivo, sin perder de vista, sus valores y esencia.

-Sos psicólogo, sexólogo, escritor, músico, pastor...¿Cómo conviven tantas profesiones en una sola persona?

Conviven bien, todas apuntan a mejorar la calidad de vida, el objetivo es el mismo. Los lenguajes son distintos pero el punto es el mismo, lo que aspiramos todos los seres humanos, que es ser felices. Todo lo que hacemos, lo hacemos para sentirnos plenos. La cosas se fueron dando, empecé estudiando psicología, y cuando cumplí 21 años, comencé también con teología. Laburaba en un kiosco para bancarme los estudios. Di clases, luego estudié sexología... La verdad es que siempre me gustó estudiar. Creo que todo lo que ayude al ser humano a mejorar la calidad de vida, siempre es bienvenido.

-El reconocimiento y el lugar que hoy tenés, ¿te costó mucho encontrarlo?

De chico una vez me dieron un consejo: "hacé con lo que te guste a vos, no a los demás" y me acompaño ese consejo. Yo distingo "éxito" de "fama": éxito es conectar con tu propio proyecto, fama, es la mirada social. Podés tener éxito sin fama, y vas a ser feliz porque estás haciendo lo que te gusta. Un científico en un laboratorio, logra un descubrimiento y se hace famoso...lo va a disfrutar porque el ya hacia lo que le gusta. El problema es cuando el objetivo es la mirada social, ahí perdiste como en la guerra, porque entraste en una montaña rusa emocional de la mirada de los otros, y hoy la gente te quiere y tal vez mañana no. De todas formas, cuando alguien me dice: "este libro me ayudó" o me escribe –recibe más de cien mails por día- sin duda que es una caricia.

-¿Te sorprendió la repercusión que tuvo el concepto de lo "tóxico"?

El término viene desde los años ochenta, por ahí no estaba popularizado. Lo que sí sabía que de alguna forma, resumía magníficamente lo que muchos siente respecto a esa gente que te nivela para abajo y te mete culpa...yo quizás lo que hice fue encender la luz sobre el término, y se instaló.

-¿Por qué creés que tuvo tanta aceptación?

Hoy el estado número uno es el "interpersonal". Te contratan por tu capacidad, te despiden por tu carácter en todos los trabajos. Si nos sabes "inteligencia emocional" estás en el horno. ¿Qué es la IE? Es la suma de dos partes; la "intrapresonal" que es el conocimiento de uno mismo, y la "interpersonal" que es conocer al otro. Hoy el stress es afectivo, por eso ha pegado tanto el tema de la "autoayuda", "liderazgo", etc. Porque nos damos cuenta que, para sacar una buena foto, no hace falta una buena cámara sino un buen fotógrafo.

      tapa nudos mentales.jpg

-¿Cómo se hace para sobrevivir en entornos hostiles?


Esperar la frustración, como primera cuestión. Salir de tu casa sabiendo que vas a llegar tarde, que va a haber tránsito. Cuando uno espera esto, ya se prepara, sino te golpea. Los ámbitos están marcados por la competitividad, hay gente que cree que necesita aplastar al otro para triunfar y hay gente que es solidaria y entiende que nadie llega a la cima solo, sino en equipo. Uno tiene que saber que se va a encontrar con personas de todo tipo y aprender a moverse en ambos grupos. La clave es lo que pongo en el libro –nudos mentales- saber poner límites, usando el "sí" y el "no". Cuando el límite es ambiguo, uno cae en la  confusión. Todos venimos con alguna falla, pero hay gente que tiene una estructura "tóxica", que vive para complicarle la vida a los demás.

-Lograr que este tipo de personas, no te arruinen el día


Viktor Frankl, un neurólogo y psiquiatra austriaco, descubrió que la libertad más grande que tenemos, es la interna: y eso se llama "actitud". Yo puedo ser "reactivo", si me saludan, saludo...si me tratan bien, trato bien, o ser "proactivo", no importan las circunstancias, tengo un objetivo y soy libre interiormente. Esto que es fácil decirlo, sin duda, es difícil aplicarlo, pero hoy tener inteligencia emocional, es un gran valor.

-Tanto vos como Alejandra, tu mujer ocupan un lugar importante a nivel social, ya que son referentes para muchos. ¿Lo sentís como una responsabilidad que por momentos, agota?


No, para nada, lo vivimos con mucha alegría y satisfacción. Los comentarios y el cariño de la gente, que te dice que los libros lo ayudaron, quizás estaban muy bajoneados y después de la lectura, se sintieron mejor. Nos paran en la calle, nos cuentan sus historias. Es distinta la conexión que generamos quizás, con la que genera un artista, porque lo nuestro es más llano; transmitir idea y ayudar a liberar el  potencial.  Con Alejandra pudimos recorrer el país cuatro veces,  conocer más de veinticinco países del mundo. Dar conferencias desde en Estados Unidos hasta en La Matanza y ver que salvando algunas diferencias económicas, el corazón de las personas, es el mismo.

-Por último, ¿cómo ves a la sociedad de hoy?


Creo que los argentinos tenemos poca tolerancia a la frustración, somos buenos para ser autopsias. Prevenir,. No darle todo lo que nos piden a los hijos. Generar una cultura del esfuerzo. Que entiendan que lo placentero es también lo que se consigue con esfuerzo, que son parte de lo mismo. Otro elemento que necesitamos es recuperar nuestra autoestima para entablar diálogo. La persona segura de sí misma, discute, intercambiar idea, pero no agrede. A veces el pensamiento adolescente es el pensamiento del vivir hoy, todo ya, y todo tiene que estar alrededor mío., Ese pensamiento es un pensamiento basado el individualismo; la cultura mucha veces genera consumismo, individualismos y hedonismo, que es placer superficial. Estos son estadios de la persona, que emocionalmente, no suman.

      Embed

Comentarios Facebook