miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
01 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tres casos policiales que mantuvieron en vilo a los argentinos

Matías Bugallo (@bugallomatias)
0
Comentarios
Por Matías Bugallo (@bugallomatias)


La búsqueda de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci tomó aristas cinematográficas y recordó en el imaginario popular casos como "La masacre de Ramallo", "El robo del siglo" o la frustrada investigación por el paradero de la familia Pomar.

Tres casos policiales que mantuvieron en vilo a los argentinos
Foto:

Una fuga de un penal de máxima seguridad, una visita para proveerse de armas a un empresario amigo de dudosa reputación, un operativo cerrojo que no cierra y todo en las vísperas de un año que comienza.

El escape de los prófugos del "triple crimen de la efedrina" tiene todos los condimentos para convertirse en un nuevo culebrón que quedará guardado en la memoria de los argentinos.

En DIARIO POPULAR repasamos otros tres casos policiales que aunque pasen los años se siguen comentando, discutiendo y reformulando a lo largo y ancho del país.

La "masacre de Ramallo":

En la mañana del 16 de septiembre de 1999 tres ladrones ingresaron en la sucursal del Banco Nación de Villa Ramallo. La intención era realizar un robo exprés, pero una traición o un error de cálculos obligó a los malvivientes  a permanecer en el establecimiento y  tomar rehenes cuando se encontraron rodeados por efectivos policiales.

      Masacre Ramalo.jpg

Las negociaciones entre los captores y las fuerzas de seguridad se mantuvieron durante toda la tarde, mientras los móviles llegaban a la alejada localidad bonaerense y los periodistas se agolpaban tras la cinta policial.

Apenas entrada la noche los ladrones intercambiaron tres rehenes por la llave faltante para abrir la bóveda del tesoro. Para las 22.00 dentro del banco quedaban cautivos Carlos Chávez, gerente del banco, Flora Lacave, esposa de Chávez y Carlos Santillán, contador de la institución.

En la madrugada del viernes 17, mientras uno de los ladrones hablaba con el negociador del Grupo Halcón, sus dos cómplices salieron del banco en un automóvil utilizando a Chavéz, Lacave y Santillán como escudos humanos.

Los policías que rodeaban el banco abrieron fuego frente a las cámaras de televisión. El resultado fue de casi 200 disparos en pocos segundos y el asesinato de dos de los rehenes y uno de los ladrones. Flora Lacave y el delincuente Carlos Martínez fueron los sobrevivientes tras la balacera.

A su vez Martín Saldaña, el ladrón que quedó dentro del banco, fue detenido en la comisaría de la localidad. Al día siguiente sería encontrado ahorcado en la celda donde esperaba el traslado.

      Salida Ramallo.mp4

Además de la indignación generalizada, el hecho tuvo como consecuencia la renuncia del entonces ministro de Seguridad bonaerense, Osvaldo Lorenzo y la disolución del Grupo Halcón de la jurisdicción.

 
"El robo del siglo":

La historia del robo al Banco Río de Acasusso es de esos relatos que con el correr de los años va  acrecentándose al punto tal de haberse convertido en una leyenda de la historia delictiva mundial.

El 13 de enero de 2006 la coqueta zona de Acasusso en el paqueto barrio de San Isidro se convirtió en el set de filmación de la mejor película de policías y ladrones jamás contada. 

Casi treinta personas fueron tomadas de rehenes. En las inmediaciones del lugar más de 200 efectivos de las fuerzas de seguridad rodeaban el edificio con la mejor tecnología disponible para lograr que la toma de rehenes tenga un "final feliz".

      banco rio acasusso.jpg

Lo ocurrido en Ramallo estaba muy fresco en la memoria de los policías, no podían cometer otra masacre frente a las cámaras. La Policía lo sabía, los ladrones también.

Fuera de la sucursal bancaria de Acasusso el Grupo Halcón, la bonaerense y el GEOF controlaban cada uno de los pasos de los ladrones, o al menos eso creían. Dentro del banco los ladrones degustaban unas fugazettas con gaseosa que habían exigido en la primera tarde.

El clima en el interior del edificio era totalmente distendido. Cuando una rehén confesó que su teléfono móvil sonaba porque estaba recibiendo saludos por su cumpleaños los ladrones, lejos de molestarse, se juntaron y entonaron las estrofas del "Feliz cumpleaños".

Al empezar a caer la tarde, y luego de varios minutos sin respuesta de los ladrones, el Grupo Halcón irrumpió en el banco. Dentro del lugar sólo encontraron a los rehenes, tres pistolas de juguete, y un cartel que rezaba "En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata, no amores".

Los ingeniosos asaltantes habían escapado minutos antes en dos gomones por los desagües subterráneos. En un galpón no tan alejado del banco, los ladrones del "robo del siglo" descorchaban un champagne y brindaban por su botín de nada menos que 8 millones de dólares.

      Banco Rio Robo.mp4

Habían logrado el plan perfecto, de ahí en adelante los seis delincuentes abandonarían el hampa para vivir la vida soñada. El sueño se pinchó una mañana luego de que en un ataque de celos la esposa de uno de los ladrones denunciara a toda la banda.

La totalidad de las víctimas del robo fueron indemnizadas, los seis delincuentes cumplieron sus penas y ya se encuentran en libertad. Sólo un diez por ciento del botín fue recuperado, el resto jamás pudo ser encontrado.

La "extraña desaparición" de la familia Pomar:

El sábado 14 de noviembre de 2009 Fernando Pomar, su esposa Gabriela Viagrán, sus pequeñas hijas Candelaria y Pilar y su caniche toy emprendieron viaje desde su domicilio en José Marmol hasta Pergamino donde los esperaba su familia para compartir un asado.

      Familia Pomar 2.JPG

La familia Pomar jamás llegó a cenar pese a que un rato antes de la hora pactada avisaron que "ya estaban en camino". Sus parientes dieron alerta a la policía cuando las horas pasaban y la familia no arribaba a destino.

La policía inició la búsqueda teniendo como referencia las imágenes de las cámaras de seguridad del peaje de Luján en las que se veía a la familia a bordo de su Duna Weekend rojo.

      Mapa Pomar.jpg

El rastrillaje entre la zona del peaje y el domicilio familiar en Pergamino fue totalmente infructuoso. La policía no halló un dato que los ayudara en la búsqueda. Para el lunes 16 de noviembre la historia de la "familia desaparecida" ya estaba en boca de todos.

Tanto los investigadores, como los medios y como la sociedad tenían distintas hipótesis de lo ocurrido con la familia, se barajaron ocho posibilidades durante el tiempo que duró la búsqueda: radicación fuera del país, secuestro, accidente, pacto suicida, asalto, escape por deudas, drama pasional y hasta algunos comunicadores fantasearon con una abducción extraterrestre.

Durante 24 días la búsqueda se trasladó por tres provincias del país y movilizó a más de mil efectivos de seguridad que rastrillaron por tierra, agua y aire. La fiscal que llevaba adelante la causa descartó la hipótesis del accidente, sin embargo el 8 de diciembre la familia Pomar apareció muerta al borde de la Ruta 31.

Las pericias indicaron que efectivamente habían sufrido un accidente automovilístico el mismo sábado en que salieron de su domicilio en José Marmol. Nunca se conoció si una rápida identificación hubiera podido salvar la vida de alguno de los Pomar, su familia y gran parte de la sociedad así lo consideró.


      Embed


Comentarios Facebook

Anterior Siguiente