domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
02 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fuga del penal: investigación con muchas dudas y pocas certezas

0
Comentarios


Un ex comisario bonaerense, licenciado en Seguridad Pública, analizó en diez puntos los pormenores desde que los tres prófugos abandonaron el penal de máxima seguridad de General Alvear.

Fuga del penal: investigación con muchas dudas y pocas certezas
Foto:

Tres prófugos que presuntamente se pasean libremente por la provincia de Buenos Aires, balean a efectivos policiales con total impunidad, exigen dinero a familiares desprotegidos o cambian de autos cada vez que es necesario, luego de escapar de una cárcel de máxima seguridad donde ni siquiera funcionaban las cámaras internas, son algunos de los 10 puntos principales de una investigación repleta de dudas, falta de certezas y fragilidades.

1) La reunión previa: consultado por Diario Popular, el licenciado en Seguridad Pública y ex comisario bonaerense Luis Vicat, ponderó que "para esta fuga asistida es absolutamente inevitable considerar que existió complicidad de agentes y funcionarios del Servicio Penitenciario provincial, aún más cuando se sabe que la previa del escape fue una reunión de los tres internos en el sector del área de sanidad".

2) Guardia sin armas: "que un encargado de evitar las fugas en un penal no porte armas es un dato absolutamente extraño, y se suma que de acuerdo a lo trascendido fue por sus creencias religiosas, lo que aporta un detalle de características bizarras".

3) Cámaras apagadas: desde la pesquisa, trascendió que las cámaras de seguridad del penal de General Alvear no funcionaron al momento del escape. "Esto ya no es una casualidad, sino una causalidad. No estamos hablando del penal de Ituzaingó, de baja seguridad, donde los presos pasan su último tiempo detenidos y gozan de salidas transitorias. Se trata de una cárcel de máxima seguridad, donde las cámaras no pueden fallar ni un sólo minuto", señaló el experto.

4) Auto con llaves: para Vicat, "resulta inaudito que personal supuestamente capacitado de un penal no considere inapropiado que haya un auto con llaves puestas dentro del lugar, en el marco de otro punto por lo menos extraño".

5) Sin protocolo: se sabe que una decisión de fugas grupales es la separación de los componentes una vez que logran ganar la calle. El objetivo es evitar una fácil captura. No es el caso de los condenados por el triple homicidio de general Rodríguez que, según la historia oficial, se mueven en grupo. "En los protocolos de fuga se decide que cada uno vaya por su cuenta. Lo primero que hacen es separarse, porque si andan juntos es probable que caigan rápido. Acá se busca a tres, y lo adecuado sería que anden por separado. Es un punto que sólo acerca sospechas", dijo Vicat.

6) La filmación: "lo que se dio a conocer como una prueba irrefutable es, en realidad, un video borroso. Tenemos que suponer que son los mismos, pero sólo porque nos dicen eso. De hecho, las autoridades judiciales dudan muchísimo de la veracidad de la prueba. Asimismo, es dudoso que el video no sea de una cámara de seguridad, sino de alguien filmando. ¿Quién es esta persona que tomó las imágenes?", se preguntó el especialista. También cuestionó que "se haya difundido, aún más si resulta ser una pieza clave de la pesquisa".

7) El Gitano: para Vicat, "la presunta visita al ya famoso gitano que proveyó logística permite determinar, en caso que la situación sea cierta, que estas personas se están moviendo sin temor alguno, o cuidados mínimos".

8) Patrocinio en las sombras: mientras los sujetos continúan con paradero desconocido, tuvieron la chance de entablar contacto desde la clandestinidad con un abogado, que les negocia presuntas condiciones de entrega. "Supuestamente están a la buena de Dios, pero tienen tiempo de conseguir letrado. Es medio surrealista. Honestamente, si en la historia aparecen mariposas amarillas, esto ya sería el Macondo imaginado por García Márquez, porque es realismo mágico", señaló el abogado.

9) Cruce de acusaciones: "un sector dice que la fuga fue asistida como premio a las declaraciones mendaces y falsas en la previa de las elecciones, para favorecer a los candidatos que eran la oposición en ese momento. Pero el otro sector, ya encargado de la administración gubernamental, sostiene que los prófugos recibieron ayuda de los salientes funcionarios para que no sigan aportando datos. La opinión pública queda en el medio, sin certezas y testigo de este bochorno", señaló Vicat.

10) Sin protección: la ex suegra de Martín Lanatta denunció que el condenado la "visitó" para sacarle dinero y un vehículo. "Esto revela que quienes están a la buena de Dios son los testigos. Se pone claramente de manifiesto la fragilidad y la improvisación al momento del abordaje de la investigación. El miedo expresado por testigos o personas del entorno es sincero y merece atención profesional", explicó el ex comisario.

Comentarios Facebook