martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Más allá del Misterio
03 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El hombre que estuvo bajo un plato volador

Pachi La Fata
0
Comentarios
Por Pachi La Fata


Hace casi 30 años, los expertos del CEUFO precisaron que el "plato" estaba a unos 12 metros de altura.

El hombre que estuvo bajo un plato volador
Foto:

El hecho ocurrió hace 30 años, y ahora sale a la luz por el valioso relato de un testigo. "Me metí bien abajo y pude ver el ojo del plato volador". Con esta frase, un vecino de la ciudad pampeana de Toay comenzó a describir una experiencia a la que muy pocos seres humanos tuvieron acceso. El hombre decidió romper el silencio alentado por la gran cantidad de hechos similares a lo largo y ancho del país. En su testimonio, contó que además de pasar por debajo del OVNI, pudo observar -junto a decenas de vecinos- otra nave en la misma zona.

La revelación de la experiencia del testigo fue divulgada por el Centro de Estudios UFO, en el marco de un episodio que se produjo al norte de la zona periférica de la ciudad de Toay, distante unos 10 kilómetros al Sudoeste de la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa.

Los expertos del CEUFO precisaron que, de acuerdo al testimonio, "el 'plato' estaba a unos 12 metros de altura, suspendido y en silencio, según estimación de los testigos que como referencia toman la altura del mástil que es de unos 6 metros".

También agregaron que "la experiencia fue recogida por el CEUFO y sólo persigue como fin, ilustrar sobre la gran cantidad y calidad de casos que se producen en esta región".

Según se indicó, el testigo del episodio relató que "mucha gente vio cosas raras y luces malas, pero generalmente no dicen nada porque tienen miedo que los tomen por locos".

Respecto a la tremenda experiencia vivida en las primeras horas de una noche de mayo de 1984 expresó: "salía de la casa de mi hermana y ya en el patio sentí la sensación como que algo estaba mal. Me daba la sensación como que algo me tiraba para abajo o que sentía un peso sobre mí".

"Al llegar a un esquinero observé que en la canchita del barrio, sobre el mástil de la bandera, había un plato volador gigantesco. La mitad del plato ocupaba toda la calle", recordó el testigo, agregando que volvió a la casa y les dijo a todos que salieran a ver el plato volador.

En ese momento, se dio cuenta que otros vecinos ya lo estaban observando. Sus familiares salieron al patio y mientras algunos se asustaron y se escondieron dentro de la vivienda, otros quedaron en el patio y comentando con los vecinos que también miraban. "Estuve un rato y me tenía que volver a mi casa, pero el camino obligado era pasar debajo del plato volador", expresó.

"Superado el miedo, tomé coraje y comencé a caminar mientras algunos vecinos me decían que me quedara quieto porque me podían llevar. Cuando llegué debajo del costado del plato, miré con desconfianza hacia arriba y ahí le vi el ojo. En el centro se veía un círculo como si fuera el cielo pero muy iluminado y con cierta niebla. Me quedé un ratito mirando y después decidí seguir para llamarla a mi señora que también lo viera", expresó.

"Llegué a casa y salimos de inmediato con mi señora, pero en ese momento el plato comenzó como a vibrar y desapareció en dirección a la iglesia, que está en el centro del pueblo".

El hombre relató que en ese momento advirtieron con los vecinos que a unos 300 metros del lugar, sobre un tanque de agua "había otro plato volador" y luego de algunos segundos de observación "también salió a gran velocidad hacia el lado de la iglesia". Los vecinos comentaron otros episodios en que habían visto platos voladores en esa zona. "Creo que esta información les puede servir a quienes andan tanto investigando esto", dijo a los especialistas del CEUFO.

Tags

Comentarios Facebook