domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
03 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un camino largo y con el éxito de Aliado

Rubén Cetrángolo
0
Comentarios
Por Rubén Cetrángolo


Los Beatles llegaron a Spotify. Así fue como la última semana del año que acaba de terminar aportaron un cúmulo de noticias que alegraron a los fanáticos de Los Beatles.

Un camino largo y con el éxito de Aliado
Foto:

Los últimos meses de 2015 y, en especial, la última semana del año que acaba de terminar aportaron un cúmulo de noticias que alegraron a los fanáticos de Los Beatles. A más de 45 años de aquel 10 de abril de 1970, cuando Paul McCartney hizo público su alejamiento de la banda y, de hecho, la separación de la misma (con aquella nota en The Daily Mirror titulada Paul deja Los Beatles) los Fab Four jamás dejaron de ser noticia y de reinventarse cuando hizo falta. Esa usina generadora de éxitos nacida en Liverpool nunca bajó la palanca y siempre siguió produciendo acompañada de ganancias millonarias que hicieron redituable cualquiera de los productos que se lanzaron a lo largo de las más de cuatro décadas. En 1995, a 15 años del asesinato de John Lennon, los otros tres Beatles se juntaron para editar sus propios "temas piratas" bajo el pomposo título de The Beatles Anthology con un documental de ocho capítulos, un libro y tres álbumes que traían dos joyas preciosas: los temas Free as a Bird y Real Love, con Paul, George Harrison y Ringo Starr trabajando sobre dos grabaciones inconclusas de Lennon.

Años más tarde, allá por 2000, el aniversario de los 30 años de la separación del cuarteto originó otra gran idea: la edición del compilado One con las 27 canciones que alcanzaron el número 1 en los rankings del Reino Unido y de los Estados Unidos.

Seis años después y por primera vez en la historia, Apple Corps Ltd. se asoció con otra empresa, en este caso Cirque du Soleil, para la creación del espectáculo Love que dejó otra catarata de millones de dólares acompañado por la edición del CD y el DVD del show circense con música de los cuatro genios de Liverpool. Y para completarla, en 2009 se reeditó remasterizada la discografía completa con sus dos versiones, Mono y Stereo, que rápidamente movieron a los fanáticos a realizar un esfuerzo económico y hacerse de semejante producto.

Si alguien pensaba que ya no había más donde hurgar y que la mágica galera beatle se había quedado sin conejos, sobre el cierre del año dos noticias sacudieron a los fanáticos que otra vez hicieron malabares con su dinero para seguir acumulando material.

Por un lado, las compañías Universal Music y Apple Corps decidieron volver a echar mano al exitoso álbum One, pero con un agregado que es un imán para los seguidores: un DVD con los respectivos 27 videos (en los primeros años Los Beatles los llamaban mini películas, sin saber que estaban inventando lo que el mundo conocería con el término de videoclip) más una edición hiper lujosa llamada 1+ que suma un segundo DVD con otros 23 clips con tomas alternativas, rarezas y videos que ni siquiera integraron los Anthology.

Por el otro, la Nochebuena trajo otro gran regalo para el arbolito: tras largos años de espera, finalmente el catálogo completo de Los Beatles, es decir sus 13 álbumes con sus 224 canciones, llegó al streaming y desde el primer minuto del 24 de diciembre nueve plataformas de música digital (Apple Music, Google Play, Tidal, Deezer, Microsoft Groove, Slacker Radio, Napster, Amazon Prime Music y Spotify) comenzaron a ofrecer a los amantes de la música digital la obra de Fab Four con resultados asombrosos: a sólo tres días de la puesta en marcha, sólo en Spotify los fanáticos habían seleccionado canciones de Los Beatles unas 70 millones de veces.

Del combo de One, con su CD estándar, el DVD con los 27 videoclips y la edición de lujo 1+ es menester destacar el minucioso trabajo de edición de una veintena de técnicos expertos en cine y video que "curaron" cada una de las mini películas, fotograma por fotograma, para que todos podamos ver a la banda como nunca antes desde Love Me Do, grabada en agosto de 1963 hasta The Long and Winding Road, registrada el 31 de enero de 1969, en los estudios Apple, justamente un día después del famoso concierto sorpresa en la azotea, cuando volvieron a tocar en vivo tras el autoparate impuesto en 1966. El sobresaliente trabajo de restauración de los videos permite observar, por ejemplo, en aquellos que se hicieron en blanco y negro, hasta el sudor en los rostros de McCartney y Lennon, imperceptibles en las películas que podíamos llegar a ver en YouTube o en las cintas de videocasete. Una rápida lectura al completo booklet que acompaña One descubre que Los Beatles eran capaces de pasarse un día entero, como sucedió el 23 de noviembre de 1964 en los Twickenham Film Studios de Middlesex, en Londres, para grabar una decena de mini películas, todas en blanco y negro, para canciones como I Feel Fine, Ticket to Ride, Help!, Day Tripper y We Can Work it Out. Curiosamente a dicho estudio volverían algunos años después, en 1968, para grabar el video de Hey Jude.

Como extras, el DVD incorpora comentarios de Paul y de Ringo sobre las canciones Penny Lane, Hello, Goodbye, Hey Jude y Get Back, donde el bajista y cantante revela que les gustaba hacer playback (algo que el sindicato de músicos prohibía) aunque en los videos de A Hard Day's Night y de Yesterday, por citar dos, la banda canta en vivo y en Hey Jude Paul pone su voz sobre una cinta con la música.

En streaming o en formato físico, la gran fábrica Beatle no deja de generar productos y nadie podría animarse a decir que alguna vez cerrará sus puertas

      Embed


Comentarios Facebook