domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
General
06 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Bahía Blanca: más del 70 por ciento de la población está sin agua

0
Comentarios


Por la rotura de un acueducto, desde este martes al mediodía, unos 250 mil habitantes -de los 350 mil que son en total- están sin sumnistro. El intendente culpó a la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA)

Bahía Blanca: más del 70 por ciento de la población está sin agua
Foto: Gentileza LaBrujula24- Delfina González Prieto
Foto:

Una gran parte de la ciudad de Bahía Blanca permanecía sin servicio de distribución de agua desde hace más de 24 horas a causa de la rotura de un acueducto.

La emergencia se inició el fin de semana con la rotura de una de las juntas del caño principal, de 1.500 milímetros de diámetro, lo que provocó que las cañerías se desalinearan.
 
El intendente local, Héctor Gay, sostuvo que unos 250 mil de los 350 mil habitantes con los que cuenta la importante ciudad del sur bonaerense padece de baja presión o no cuenta con agua. "Estamos abasteciendo con cisternas a los hospitales y a los geriátricos, pero el resto de la población es imposible. Encima con más de 30 grados de calor", alertó.

El intendente culpó de la situación a la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) al señalar que tuvo "una vergonzosa actuación" en su cuidad en los últimos años. Según el jefe comunal, le habían dicho desde ABSA que la emergencia se iba a solucionar anoche, pero en las últimas horas el arreglo fue postergado para la noche de este miércoles, por lo que manifestó sus reservas en cuanto a las promesas de la empresa.

"Esto ya viene del fin de semana y los planes de reparación fracasaron. Se ha desabastecido toda la ciudad", indicó Gay en declaraciones al canal TN. En cuanto a la empresa ABSA, sostuvo que "ha entrado en virtual colapso por falta de inversión".

De acuerdo al sitio La Brújula 24, el problema principal para realizar las reparaciones es la estructura de acero del caño principal, instalada hace más de 40 años y situada a unos ocho metros de profundidad, cuyo gran peso impidió que las máquinas pudieran removerlo.

Fue entonces cuando los ingenieros de ABSA pusieron en marcha un "Plan B", que consiste en la construcción de una cabeza de hormigón entre los dos tramos escindidos. No obstante, mientras se realizaba la obra que demandaba la carga completa de dos camiones hormigoneros, se produjo una nueva pérdida que complicaba el plazo de las obras.


      Embed

Comentarios Facebook