viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Vida
10 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Con 5 minutos, me tomo un café

0
Comentarios


Con la permanencia de los clientes dentro de los cafés como parámetro, algunos sitios ofrecen varias alternativas dentro de un mismo ámbito. En el Time Café no cuenta el precio sino la permanencia en el lugar. ¿Podrá sumarse a nuestras costumbres argentinas?

Con 5 minutos, me tomo un café
Foto:

Europa es un continente donde suelen aparecer nuevas ideas de negocios que luego son exportadas a nuestras tierras. En este caso, existe una tendencia que se está expandiendo a lo largo y ancho del Viejo Continente y promete llegar a nuestro país dentro de poco: cafeterías que cobran según el tiempo que el consumidor tarda en tomarse su café. Es una nueva costumbre que está atrayendo muchos seguidores que no desean pagar por el costo del producto, sino por el tiempo que les toma disfrutarlo.

Estos comercios adquieren el nombre de "Time Café", tiempo de café en inglés, en los cuales cualquier persona puede entrar y consumir la cantidad de infusiones que desee, sin que eso modifique en absoluto el precio que va a pagar una vez que llegue la cuenta. El tiempo se medirá por lo que se emplee dentro del establecimiento para tomar lo requerido en las barras del lugar.

La única salvedad que se le hace a todo aquel que desee probar esta nueva experiencia, es que puede consumir todo lo que quiera menos alcohol. Las razones son los altos costos del alcohol y las posibles borracheras que podrían ocurrir en el lugar, las cuales alterarían la tranquilidad de los demás clientes.

En estos tipos de bares, se ofrecen otro tipo de servicios como la posibilidad de poder jugar a las cartas, conectarse a wifi, leer diarios y juegos de mesa para toda la familia. De esta forma, los clientes pueden sentirse más confortables y, a su vez, consumen menos bebidas durante todo el tiempo que transcurran dentro del establecimiento.

Los precios suelen rondar los 0,06 euros el minuto, al cambio sería un peso argentino, y hay topes de permanencia en el café de máximo 3 horas. En conclusión, una persona puede gastar como máximo 10,80 euros, aproximadamente 180 pesos argentinos, lo cual es un muy buen precio comparándolo con los precios locales de los cafés.

España, Inglaterra, Rusia, Italia y Suiza son algunos de los países donde se está expandiendo esta innovadora ocurrencia. Si bien algunos inversionistas sostienen que Argentina sería una buena opción para traer la modalidad de café, advierten que los costos locales podrían influir fuertemente en el precio final que el cliente argentino abonaría por el "minuto de café".

El público que suele acercarse a estos "Time Café" es mayormente joven. Sin embargo, cada vez más adultos se están sintiendo motivados de probar nuevas formas de consumir. Los nuevos servicios que se ofrecen para divertirse en familia son también una forma de atraer cada vez más gente que esté dispuesta a consumir por tiempo y no por producto.

      Embed

Te puede interesar

Comentarios Facebook