lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Vida
10 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El valor de la amistad arranca en la infancia

0
Comentarios


La amistad es un vínculo que comienza desde temprana edad, pero que dura para toda la vida. Que acompaña, que fortalece y que enseña. La amistad bien entendida y estimulada por padres y educadores será una herramienta vital para la adaptación a la sociedad de los adultos.

El valor de la amistad arranca en la infancia
Foto:

 "Tener amigos es un hecho muy importante para todos, en general, es propio de los seres humanos socializarnos y estar con otros y tener aquellas personas con las que contamos en los momentos alegres y también en los difíciles. Y la amistad es algo que uno va fomentando o desarrollando desde muy pequeño", indica la Licenciada Adriana López (MP 23.655), especialista en temprana infancia.

Tener amigos no solo sirve para compartir alegrías y diversión, "Con la amistad, con los amigos, uno aprende a comunicarse, a cooperar, a solucionar problemas, a negociar, a frustrarse, a tolerar y dejar de hacer lo que me gusta y hacer con el amigo y llegar a un punto en común. Estoy con mamá y papá y por ahí me dejan hacer un montón de cosas, pero cuando estoy con los amigos tengo que negociar. Me enseñan a competir, a perder y a ganar, a compartir los triunfos, y a medida que voy creciendo se van transformando cada vez en personas más importantes", indica López, y agrega 'muchos chicos se animan a hacer actividades especiales si van con su amigo del alma. Juntos se sienten invencibles y se complementan cuando es necesario. Es común escuchar: "¿Tenés miedo? Dale yo te acompaño."

Luego, en la adolescencia, los amigos son aquellos que acompañan incluso más que los padres, y el amigo íntimo se convierte en alguien con quien se tienen muchas cosas en común, con quien se comparten juegos, gustos, y en muchos casos es quien acompaña en los momentos de miedo o tristeza.

Sin embargo, desde la entidad terapéutica Momento Cero, especializada en temas emocionales, plantean la problemática que hoy se vive en cuanto a aquellos chicos que no logran establecer los vínculos de amistad o no consiguen desenvolverse correctamente en los ámbitos sociales.

"Hoy tenemos muchas problemáticas con los chicos en el área social, la computadora, los jueguitos, hace que muchas veces los chicos permanezcan demasiado tiempo solos haciendo actividades y no pudiendo desarrollar y aprovechar los beneficios que tiene estar con amigos", comenta López, y señala que esto es también responsabilidad de los padres, quienes deben incentivar a sus hijos a fortalecer los lazos de amistad existentes y fomentar los posibles nuevos amigos.

"Es importante que los papás logren entender la importancia que tiene esto en los chicos y traten de fomentar y ayudar a los niños que tienen dificultades a que hagan relaciones. Sobre todo hoy tenemos muchos chicos que permanecen en sus casas, que no quieren ir a los cumpleaños, o que no son invitados, o que no se quedan a dormir en la casa de otros chicos. Entonces es importante que los papás promuevan mucho la salida o la llegada, invitar chicos a casa, concretar actividades en donde puedan haber otros niños".

Para resolver este tipo de situaciones, las profesionales aconsejan incentivar a los niños a involucrarse en actividades como el deporte, o los talleres de música o arte. "El deporte es una de las actividades clásicas en donde los chicos, en general, logran hacer amigos. Además es un lugar que a los papás les facilita, porque ahí mismo en el club o el lugar donde hacen el deporte, las actividades promueven la vinculación y facilita que se concreten actividades también por fuera: "nos juntamos tal día, después del partido", y después cuando empiezan a ser un poquito más grandes empiezan a tener más autonomía, y ese mismo deporte los lleva a otras actividades, y esto es muy bueno para los chicos y para todos" señala la licenciada López, psicóloga de niños, adolescentes y adultos.

Otro problema que manifiestan los chicos en la escuela primaria, que hacen que los papás se quejen es que el niño está todo el día en la computadora, no quiere salir y no logran relacionarse adecuadamente, las terapeutas de la entidad recomiendan "Juntarnos con otros amigos con chicos, permitirles que experimenten esto de cómo me acerco a otro cuando voy a algún lugar. Porque hay muchos chicos que se quedan pegaditos al lado de mamá y papá y los papás no los estimulan, y ahí se empieza". Si conservan su actitud de encierro es más difícil que puedan desenvolverse de grandes. "En ese momento hay que empezar a emplear otras situaciones o por ahí a veces incluso algún tipo de terapia, aunque sea breve, pero para ver qué es lo que está pasando", comenta López.

      Embed

Tags

Te puede interesar

Comentarios Facebook