domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
General
09 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El nivel de sedentarismo supera el 55% en el país

0
Comentarios


Los especialistas recomiendan hacer actividad física, al menos, media hora por día.

El nivel de sedentarismo supera el 55% en el país
Foto:

El alto nivel de sedentarismo en la Argentina, que según los especialistas supera el 55 por ciento, constituye un factor de riesgo cardiovascular que se puede revertir con ejercicios y actividad física de al menos media hora de duración diaria.

Los mismos especialistas aconsejan realizar un control previo a la actividad y tener una guía o indicaciones por parte de instructores o profesores de educación física. "Si se hace alguna actividad moderada 150 minutos a la semana, que es lo mismo que 30 minutos al día, se puede reducir en 31 por ciento el riesgo de enfermar o morir", advirtió Jorge Franchella, director del Programa de Actividad Física y Deportes del Hospital de Clínicas.

El experto en Medicina del Deporte dirige además el Programa internacional "El Ejercicio es Medicina" (EIM) en Argentina, que busca capacitar a médicos de todas las especialidades para que puedan prescribir o recomendar la actividad física a sus pacientes.

Franchella explicó que el cambio inicial para salir de la inactividad física "es el más difícil de lograr porque implica un cambio de actitud" y subrayó que el sedentarismo "alcanza en el mundo al 70 por ciento de la población".

"En general la gente que va a hacer gimnasia no tiene referencia. La idea es que los médicos sepamos recomendar y los gimnasios se pongan de acuerdo en las pautas generales", acotó.

Y precisó que la actividad física "logra cambios en enfermedades como la obesidad, la diabetes, el estrés, la osteoporosis, el síndrome metabólico y otras en las que es necesario reforzar la parte muscular, además de las patologías cardiovasculares".

Por su parte, Roberto Peidró, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, aseguró que los mayores beneficios se obtienen con más tiempo e intensidad en la actividad que la simple caminata, para lo cual "es necesario saber si el corazón está en condiciones de tolerarlo y es por eso que hay que hacerse chequeos".

Al referirse a la falta de movimiento, dijo que en los tiempos de sedentarismo en el trabajo "si están 8 horas sentados, hay un factor de riesgo para el aparato cardiovascular independientemente de la actividad física que se haga".

"Las empresas se tendrían que involucrar en esto de que al menos una vez por hora durante dos o tres minutos se puedan levantar, estirar las piernas, moverse de la silla y luego continuar su tarea.

Eso se llama 'pausas activas', es importante para vencer los tiempos prolongados de sedentarismo", subrayó. Añadió que el sedentarismo es "como todos los otros factores de riesgo, presión alta, colesterol alto, diabetes, el cigarrillo, que van trabajando lentamente sobre las arterias para producir alteraciones".

El cardiólogo aseguró que las personas que son más activas tienen menos accidentes cerebrovasculares, menos ACV.

Para salir del sedentarismo, recordó técnicas clásicas como subir escaleras en vez de tomar el ascensor, bajarse del colectivo dos paradas antes para caminar, no quedarse quieto en la casa, bailar aunque sea algunos minutos, y lograr que en la conciencia de esa persona esté el hecho de decir 'esto me hace bien'.

Recomiendan tomar conciencia de chico

El sedentarismo ocurre a toda edad, aunque cuanto más tiempo de inactividad tengan, mas actúa como factor de riesgo, aseguran deportólogos , quienes destacaron la importancia de crear conciencia sobre el cambio de actitud desde la infancia y aconsejaron a jóvenes y mayores ir al gimnasio.

"Cuando el chico deja la escuela secundaria es cuando caen los niveles de actividad física, y mas las mujeres que los varones", expresó Roberto Peidró, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, y advirtió que incluso los chicos de la primaria disminuyen el nivel de actividad, por el uso de la computadora, el celular y los jueguitos electrónicos.

"Primero hay que incentivar el movimiento en las escuelas, que los recreos sean activos, no que la maestra diga 'no corras que te podes caer, quedate quieto', porque el recreo es un buen momento para correr, jugar a la pelota, y junto a esto está el tema de la alimentación, de crear kioscos saludables, que no vendan papas fritas y alfajores sino poner frutas y cosas sanas", señaló el especialista.

"Si logramos cambiar -expresó- la mentalidad desde los chicos, ellos le cambian la mentalidad a los padres; y si logramos cambiar la mentalidad con la comida y la actividad física desde chiquitos, en 20 años hay una reducción de las enfermedades cardiovasculares", dijo el médico.

Recordó en este sentido el caso de Finlandia, un país "donde los niveles de infartos eran altísimos en los años '70, y lanzaron una política de cambio alimenticio y actividad física que logró bajar un 82 por ciento la incidencia de enfermedad coronaria en 30 años, o sea que eso se puede hacer". Jorge Franchella y Javier Mazzone, del Programa de Actividad Física y Deportes del Hospital de Clínicas, elaboraron una lista de recomendaciones para que tengan en cuenta los médicos de familia y con sugerencias referidas a los alumnos, los instructores y las condiciones del gimnasio.

Comentarios Facebook