miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
12 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los duendes de la suerte: ¡Los elfos traviesos!

Liliana Chelli
0
Comentarios
Por Liliana Chelli


Desde lo más profundo del Universo, ese lugar aún desconocido para el Hombre, llegaron a la Tierra los elfos, gnomos, hadas y duendes con el solo designio de hacer el bien.

Los duendes de la suerte: ¡Los elfos traviesos!
Foto:

Muchas veces personas muy preocupadas me consultan porque en su casa ocurren cosas extrañas, como la persistente desaparición de objetos, dinero, papeles y no encuentran una explicación a ello. También dicen que hay objetos que cambian de lugar e, incluso aseguran haber visto con sus propios ojos como se movían sin motivo alguno, jarrones, cuadros y hasta sillas.

Algunas de estas personas que vienen a verme me preguntan si esas cosas están ocurriendo porque en su casa se han enquistado duendes traviesos o malignos que se divierten provocando miedo y molestias a los habitantes de la casa por el solo placer de hacerlo y nada más, porque no les provocan más perjuicio que el de la molestia o incomodidad a la familia.

Entonces, lo primero que les digo es: no hay gnomos ni duendes ni elfos ni hadas verdaderas que practiquen el mal o el daño, pero que esas cosas que están pasando en sus casas sí son producto de fuerzas malignas más o menos poderosas, muchas veces producto de "trabajos" realizados en su contra por personas que los envidian, celan o tienen una "mala vibra" hacia ustedes.

¡Pero todo tiene solución, veamos!:

Para protegerse de las fuerzas malignas que pueden entrar a una vivienda, así como para combatir el magnetismo negativo que desprenden ciertas personas que nos visitan.

Este es un procedimiento químico que ayuda a romper las rachas de la mala suerte y a mejorar el ambiente de la casa y la familia.

Comencemos por tomar un recipiente de cristal, tazón, vasija, y en un envase de vidrio vacío se vierten cuatro centímetros de vinagre de vino. Luego se echa una cucharadita de sal, al vinagre y se vuelcan en el recipiente, luego se lleva el recipiente con la poción al cuarto donde noten fenómenos raros (puede ponerse uno en cada cuarto "embrujado") ya sea debajo de un mueble o cerca de las puertas o ventanas, en un rincón, o debajo de la cama, más o menos a la altura de los pies.

Con los días el vinagre se irá evaporando y la sal cristalizándose, con los días cambiará de color e ira subiendo el nivel de la sal si el líquido está absorbiendo y destruyendo las fuerzas negativas.

Al evaporarse el vinagre y pasar a la atmósfera impide que en la misma se condensen o tomen forma las fuerzas negativas que están siendo enviadas por enemigos a la casa.

El vinagre puede cambiar de color a menudo, para adoptar extraños colores entre el azul y el violeta.

Como anteúltimo paso, cuando desaparece todo el vinagre, evaporado (el proceso puede durar unos dos meses, según el clima del lugar y la época del año), la sal se habrá cristalizado y pegado en el fondo y las paredes del recipiente, adoptando figuras y extrañas formas ( hay que observar el recipiente detenidamente hasta contra la luz, girándolo poco a poco). Se examinan las figuras, se pueden dibujar en un papel, para estudiarlas, hasta ponerles fecha. Para ver si indican que la suerte mejora y si alguien hace maleficios muy fuertes o no contra uno. Para entender el significado de las figuras y formas se hace necesario entender algo de simbología y de interpretación de sueños puesto que el lenguaje es parecido.

De todas maneras se comprende que flores, paisajes, pájaros, animales mansos o de compañía etc. son un buen augurio o presagio.

Por el contrario, un árbol seco o medio caído puede avisar de enfermedad para el sujeto o para un miembro de la familia etc. Y señala que el enemigo sigue al acecho y trabajando en especial si en la sal queda dibujado algún buitre, cuervo, halcón etc. Finalmente vuelven a ponerse nuevos recipientes con vinagre y sal para que proteja otra temporada en los mismos.

El viejo contenido se tira a la basura.

Si necesitásemos urgentemente un protector por ejemplo para esa semana en la que prevemos problemas, solo tenemos que introducir un ajo en el bolsillo, a este le quitaremos la punta de arriba que sobresale, y estaremos a cubierto de hechizos mal intencionados.

Como vemos esta fórmula puede resultar útil al momento de protegerse, y sobretodo no perder nunca la fe.

Comentarios Facebook