lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
14 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Ituzaingó: mujer agarró del cuello a ladrón y evitó entradera

0
Comentarios


Tres delincuentes sorprendieron a un policía retirado cuando llegaba a su casa en su auto. Su esposa tomó del cogote a uno y le alcanzó un arma al marido. Hubo un tiroteo, en el que murió uno de los ladrones.

Ituzaingó: mujer agarró del cuello a ladrón y evitó entradera
Foto:

Un agente retirado de la Policía Bonaerense mató a uno de los tres delincuentes que lo asaltaron con la modalidad "entradera", en la puerta de su domicilio de la localidad bonaerense de Ituzaingó, y con la ayuda de su esposa.

El policía, llamado Roberto Popp, de 57 años, fue sorprendido por los delincuentes en el momento en el que arribaba a su casa a bordo de su auto y fue su esposa la que impidió el asalto al sorprender y tomar del cuello a uno de los asaltantes, para luego alcanzarle un arma al dueño de casa.
 
El incidente, ocurrido cerca de las 23 de anoche, se produjo en una vivienda situada en Pérez Quintana y San Fernando, en el barrio San Alberto, de esa zona del oeste del Gran Buenos Aires.
 
Tras el tiroteo, aparentemente también resultó herido uno de los dos compañeros del delincuente abatido, por lo que la Policía lo buscaba intensamente en hospitales de la zona. Tras el incidente, el policía retirado fue llevado demorado a la comisaría de la zona, mientras que también se secuestró el arma utilizada para enfrentar a los ladrones.
 
Además, se incautó una carabina recortada calibre 22 que fue utilizada por los asaltantes.
 
Según relató Adriana, la esposa del ex policía a Radio América, todo se inició cuando cenaba con parte de su familia y escuchó ruidos en la puerta de la casa, por lo que salió a ver lo que sucedía con un arma perteneciente al dueño de casa.
 
En ese momento, se encontró con un delincuente que encañonaba a su esposo, por lo que no dudó en arrojarse encima del asaltante, tomarlo por el cuello y en el forcejeo logró alcanzarle el arma al esposo. "Lo agarré del cuello y lo tiré al piso, en ese momento no pensé", contó la mujer.
 
Enseguida se desencadenó el violento tiroteo que derivó en la muerte de uno de los asaltantes, un joven de 24 años, mientras el resto de la banda escapó en una moto que robaron en la zona y el el lugar del asalto dejaron abandonado un automóvil Renault Megane.
 
Adriana aseguró que no hubiera dudado en disparar el arma si hubiera tenido que hacerlo. En el caso tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Ituzaingó número 2, que depende del Departamento Judicial de Morón.

      Embed


Comentarios Facebook