viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 28° H 48.1%
16 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Encontró la vocación y deslumbra con su voz

0
Comentarios


Se convirtió en tenor tras ir a las clases de canto de los talleres municipales para superar un mal momento en el que su hijo casi pierde la vida. Mientras es ampliamente reconocido, sueña con actuar en el Colón.

Encontró la vocación y deslumbra con su voz
Foto:

La historia del vecino berazateguense Sergio Barrera es bastante particular ya que se convirtió en tenor tras acudir a clases de canto luego de que su hijo sufriera un accidente en el que casi pierde la vida. Actualmente, se encuentra nuevamente nominado a los premios Raíces 2015, galardón que también obtuvo en el 2014 y sueña con actuar en el Teatro Colón.

Barrera, quien también trabaja como comandante en un barco remolcador en el puerto de La Boca, empezó su carrera musical al participar de los talleres de canto que brinda gratuitamente la Municipalidad.

Los marineros de su tripulación ya no se asombran al escucharlo vocalizar o entonar canciones líricas, al mismo tiempo que gira el timón para adentrarse en las aguas del Río de la Plata. Al respecto, confesó que "sé que todos piensan que son dos profesiones opuestas, que no tiene nada que ver una con la otra, pero en algún punto se unen. Cuando tengo la oportunidad de ir navegando y ensayando es muy placentero porque voy viendo el paisaje y eso me da como un incentivo. Es totalmente inspirador y en mi caso logro encontrar los matices que las canciones necesitan". 

La vida de este trabajador portuario dio un giro inesperado en 2005 cuando su hijo, Juan Cruz -que en ese momento tenía un año-, cayó a la pileta de su casa y estuvo sin signos vitales durante 25 minutos.

El primer año de tratamiento de Juan Cruz fue muy difícil y Sergio recuerda cómo esto lo motivó, casi por casualidad, a iniciarse en el mundo de la música: "Fui a buscar a mi hija mayor a un taller de canto de la Municipalidad de Berazategui. Me quedé escuchando cómo cantaban. Me gustó la buena onda que había y le pregunté al profesor '¿Puedo con mi edad probar y cantar?'. Me tomó una prueba y me dijo 'Vos de acá no te vas más'. Y no paré".

El despegue 

Sergio permaneció en el taller de canto de Berazategui hasta 2009, cuando su profesor, Carlos Boedo, le aconsejó que "era momento de despegar". Entonces comenzó a estudiar y a perfeccionarse con especialistas en canto lírico. 

"Siento que nunca es tarde para comenzar a hacer lo que uno ama. Empezar una carrera como cantante lírico a los 36 años implica mucho sacrificio, pero yo le debo todo a la música. Fue el pilar que me sostuvo en momentos de profunda tristeza, gracias a Dios y a un milagro, mi hijo hoy está bien y eso me potencia cada día para seguir estudiando y superarme", menciona.

Todos los días Sergio llega al Puerto de la Boca y los marineros lo esperan para tomar mate antes de embarcarse. A media mañana empieza a vocalizar. Su voz se despliega en plena navegación y naturalmente se integra al paisaje. Sus compañeros lo admiran y algunos, cuando pueden, asisten a los conciertos que realiza su Capitán.

<CD>Barrera comenzó a cantar en hogares de ancianos y en escuelas públicas carentes, cuando descubrió su pasión por la música.

Tags

Comentarios Facebook