jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
17 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Gobierno intenta darle impulso al caso Nisman

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


Macri recibirá a las hijas del fiscal en la residencia de Olivos en lo que se interpreta como un gesto de respaldo a la búsqueda de verdad impulsada por la jueza Sandra Arroyo Salgado

El Gobierno intenta darle impulso al caso Nisman
Foto:

El gobierno nacional busca dar gestos de diferenciación con la gestión kirchnerista en el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman, de la que mañana se cumple un año. Así mientras el presidente Mauricio Macri recibirá hoy a las hijas del extinto titular de la UFI AMIA, desde distintas áreas del estado se intenta dar un nuevo impulso a las causas judiciales que investigan el atentado a la mutual judía perpetrado el 18 de julio de 1994 y la muerte del fiscal, al tiempo que en paralelo se trabaja para recabar nuevas pruebas que permitan reabrir el expediente en el que la víctima acusaba por encubrimiento a las más altas autoridades de la Nación.

Hoy por la tarde Macri recibirá a Iara y Kala Nisman en la residencia de Olivos en lo que se interpreta como un gesto de respaldo a la búsqueda de verdad impulsada por las hijas y su madre, la jueza Sandra Arroyo Salgado. Uno de los organizadores del encuentro fue el diputado del PRO y ex vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff.

"El relevo de la orden para guardar secretos que tenían los custodios de Nisman, la desclasificación de documentos, la caída del Memorandum con Irán y la jerarquización de la Unidad Especial Atentado a la AMIA (a cargo del ex senador Mario Cimadevilla) exponen un cambio de postura del estado nacional en este tema", explicó el dirigente en diálogo con este diario.

En este sentido, Wolff declaró que "antes se entorpecía el accionar de la justicia. Ahora con la puesta en marcha de la Unidad Especial se van a coordinar las tres causas: la del atentado propiamente dicho, la de la denuncia de Nisman por encubrimiento y la de su muerte'.

Los familiares del extinto funcionario judicial denunciaron que la víctima, tras su muerte, sufrió una campaña de desprestigio de parte de distintas usinas influenciadas por el anterior gobierno. Es que Nisman había denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al ex canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes por encubrir el atentado a la mutual judía al alentar el pacto con Irán.

"Al recibir a las hijas se salda una demorada deuda de decencia. Estoy convencido que este gobierno va ir hasta el hueso en la búsqueda de justicia", amplió el legislador macrista.

Wolff también se mostró optimista con el futuro del devenir judicial de la investigación del caso aun empantanado a un año de ocurrido, ya que la jueza Fabiana Palmaghini podrá tomar testimonio a los custodios y agentes que rodeaban a Nisman.

Pruebas y testimonios

En ese sentido, Wolff tampoco descartó que se pueda reabrir la denuncia judicial que la víctima pensaba defender en el Congreso antes los legisladores kirchneristas el día siguiente a que fuera hallado muerto en su departamento de Puerto Madero.

"En realidad la denuncia debe ser abierta. (El juez federal Daniel) Rafecas nunca la abrió. Ahora hay decisión política para aportar pruebas y testimonios y si aparecieran, la causa debería cobrar nuevamente vida"', enfatizó.

Por último, Wolff se mostró cercano a la postura adoptada por la ex mujer de Nisman, la jueza Arroyo Salgado, que considera que se trató de un asesinato.

"Muy raro un suicidio donde preparan la escena: no había huellas digitales, los custodios no tuvieron noticias durante 11 horas, él se preparó la comida y dio muestras de estar preparado para ir a exponer al Congreso, sus computadoras fueron revisadas antes y después de su muerte. Son indicios que muestran que no pareciera que se haya quitado la vida", concluyó.

Mañana, a las 18.30 familiares de Nisman y la dirigencia judía convocan al acto 'Velas por Nisman', en la plaza Alemania (avenida Del Libertador y Scalabrini Ortiz), para pedir justicia a un año del misterioso deceso del funcionario judicial. Como representantes del gobierno nacional, se espera la presencia del ministro de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman y la del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj.

      Embed


Comentarios Facebook