jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Marche preso: policía que estaba de licencia robó una heladería

0
Comentarios


El insólito caso ocurrió en la localidad bonaerense de Bragado y el efectivo actuó junto a dos cómplices, que terminaron detenidos gracias a las cámaras de seguridad del municipio

Marche preso: policía que estaba de licencia robó una heladería
Foto:

¿Cuál es el colmo de un policía? Aprovechar una licencia médica para salir a robar y terminar preso. Aunque parezca mentira, eso fue lo que ocurrió durante la madrugada del domingo en una heladería de la localidad bonaerense de Bragado, y por el caso terminaron detenidos tanto el efectivo como sus dos cómplices.

El local, situado en la calle Carlos Pelllegrini, entre Suárez  y Lavalle, era atendido por Agustina Merlo, de 24 años, quien en ese momento se encontraba en compañía de su mamá Olga Carboni, de 61, cuando ingresaron tres delincuentes, entre ellos el suboficial Ricardo Istel Hartfiel (26), escalafón bombero de la Federal y quien se desempeñaba en la División Prevención Conurbano Tres de Febrero.

Los tres delincuentes se llevaron el dinero de la recaudación, de unos 700 pesos y huyeron a bordo de un Fiat Tipo blanco, pero todos esos movimientos fueron captados por las cámaras de seguridad de la zona, consignó el sitio Policiales Ahora.

Minutos después, los sospechosos fueron detenidos en el Parque Lagunario de Bragado y en poder del policía federal se incautó el arma reglamentaria del uniformado, con cargador y 17 proyectiles, la credencial policial, ropa y el dinero en efectivo robado.

Asimismo, se constató que el efectivo no estaba trabajando porque había pedido licencia médica y en las próximas horas será pasado a disponibilidad para luego ser exonerado de la fuerza. Sus cómplices fueron identificados como Claudio Asenjo, de 27 años, y Andrés Domínguez, de 26. Tanto ellos como el policía federal domiciliados en el partido bonaerense de Merlo.


      Embed
banner
La heladería robada

 


"NO PODEMOS TENER CONFIANZA NI EN LA POLICÍA"

Jorge, padre de Agustina y esposo de Olga, relató: "Como mi hija le pidió que no le robara el celular, el policía le dijo que lo metiera dentro del freezer de los helados para que no hiciera ninguna llamada. Después se escaparon y los agarraron en el Parque Lagunario. Hace un rato llegué de trabajar y mi esposa está acostada pero está mejor. A mi hija no la vi, pero también se encontraba algo recuperada. Pasaron muchos nervios".

Y cerró: "Ya la asaltaron por lo menos otras tres veces. Uno siente  que no se puede tener confianza en nadie. Sabemos que los policías hacen su trabajo y hay muy pocos como este que se disfrazan de policías y son delincuentes. Mi familia y yo esperamos que queden los tres presos y antes que nada que al policía lo echen de la Federal".

      Embed

Comentarios Facebook